¿Fracasó la recuperación económica de Macri?

El PIB volvió a niveles de 2010 y los problemas siguen sin resolverse.

Mauricio Macri

El presidente de Argentina, Mauricio Macri.

EFE

POR:
Portafolio
septiembre 10 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-09-10

Mauricio Macri llegó a la presidencia de Argentina en diciembre de 2015 con la gran promesa de llevar a cabo la recuperación económica y de devolver la estabilidad financiera a un país históricamente acosado por crisis periódicas.

(Lea: Crisis lleva a los argentinos a buscar oportunidades en Colombia)

Sin embargo, a poco más de un mes de que se celebren las elecciones presidenciales, y con sus opciones de ganar mermadas por la turbulencia reciente, muchos han sacado sus calculadoras para definir si en estos años la economía está mejor o peor y si su promesa fracasó o tuvo éxito. Al mirar los principales indicadores económicos, las conclusiones son dispares.

(Lea: Macri 'afloja la billetera' para intentar seducir votantes)

Al hablar del PIB, el resultado no es positivo para el Presidente, pues la economía al cierre de este año, si se cumplen las previsiones del FMI, será la menor desde 2010. En 2015, este dato llegaba a US$642.464 millones, mientras que este año cerraría en US$477.743 millones, un 25,6% menos según datos del organismo.

(Lea: El derrumbe histórico de los mercados argentinos tras derrota de Macri)

Otra de las variables más comentadas es el problema argentino con la deuda. En esta ocasión, al mirar el endeudamiento público respecto al PIB, en 2015 el país contaba con un dato de 52,6%, mientras que al cierre de 2019, según el FMI, subirá hasta 75,9%. En esta diferencia gran parte de culpa la tiene el préstamo de US$57.000 millones que el organismo le entregó.

En inflación, aunque el FMI no cuenta con datos de 2015, de 2010 a 2013 el indicador se movió entre el 9% y el 11%, mientras que se prevé que al cierre de este año ascienda a 43,7%.

Por otro lado, el índice de pobreza en estos momentos alcanza el 33,6% de la población del país, frente al 29,2% de 2015, según indica un reporte de la Universidad Católica de Argentina.

En cuanto a las exportaciones del país, una de las principales críticas al gobierno anterior, sí que se ha visto una mejora, pues pasaron de suponer el 10,7% del PIB en 2017, a 14,4% al finalizar el año pasado.

Lo mismo ocurre con las reservas nacionales, incluyendo oro y dólares, pues mientras que en 2015 eran de US$25.500 millones, hoy llegan a US$66.222 millones, según indica el Banco Mundial.

Por último, cabe destacar que el desempleo en el país se ha mantenido, con un ligero ascenso de 8,5% al inicio de su mandato, al 9,9% con el que terminaría este año. El peso argentino ha pasado en este tiempo de cotizar a 12,9 cada dólar, a 55,84 al cierre de ayer.

Con todo, los expertos presentan opiniones encontradas. Alfredo Félix Blanco, economista de la Universidad de Córdoba, Argentina, apunta que “cuando asumió Macri la economía tenía una delicada situación en el sector externo, aislada de los mercados, con fuertes restricciones a la compra de moneda extranjera, la inflación venía creciendo a niveles que el gobierno ocultaba y el déficit fiscal crecía año tras año. La profundidad de algunos de esos problemas disminuyeron en la gestión actual. Eso sí, el Gobierno parece haber subestimado la complejidad del fenómeno”.

En contraposición, el economista argentino, Leandro Mora Alfonsín, asegura que “la economía está mucho peor y todas las variables se han deteriorado. Además de los compromisos de deuda que se han asumido, el sector manufacturero, por ejemplo, acumula 15 meses de caída. Solo en la industria se han perdido 140.000 puestos de trabajo y la inflación no solo no bajó, sino que duplicó su velocidad. No hay un dato que sea digno de festejarse”.

Esta misma idea la comparte Ignacio Carballo, docente e investigador en la Universidad de Buenos Aires y Universidad Católica Argentina, que señala que “con total certeza, analizar la gestión Macri en términos económicos no traerá grandes alegrías”.

Así las cosas, Blanco resalta que “obviamente los problemas se agudizan con la crisis actual. Estabilizar el mercado cambiario, que además es el problema que debe resolverse de manera más urgente, es ahora lo único a lo que puede aspirar el Gobierno de Macri”.

Siga bajando para encontrar más contenido