GM dejará de producir la marca Holden en Australia

La marca tenía 150 años de historia, pero ya no resultaba sostenible para la estrategia de General Motors y prefirieron cerrar.

Holden

En Australia y Nueva Zelanda hay 1,6 millones de carros.

EFE

POR:
AFP
febrero 17 de 2020 - 08:00 p.m.
2020-02-17

El fabricante de automóviles estadounidense General Motors anunció este lunes el final de la marca australiana Holden con la liquidación en los próximos meses de las actividades de ingeniería, diseño y ventas.

(Lea: ‘Vamos hacia los autos eléctricos y autónomos’)

Creada hace más de 150 años, Holden lanzó el primer coche fabricado en serie en Australia y se convirtió en una marca emblemática para el país durante décadas.

(Lea: Chevrolet quiere venderle a Brasil desde Colombia)

En 2017 esta filial de General Motors (GM) anunció la deslocalización de su producción, poniendo fin a la fabricación de automóviles en el país. El vicepresidente de operaciones internacionales de GM, Julian Blissett, afirmó que unas 600 personas perderán el empleo en los próximos meses después de que la marca desaparezca en Australia y Nueva Zelanda.

“Fue una decisión muy difícil para nosotros y no la hemos tomado a la ligera”, afirmó. Según Blissett, GM constató que no podía hacer la “inversión significativa” necesaria para que Holden fuese competitivo y rentable a largo plazo.

“Con la fusión en el ámbito internacional de la industria automotriz, nos resulta cada vez más difícil apoyar una marca y una empresa que solo está presente en dos mercados”, explicó.

General Motors precisó que continuará, durante al menos diez años, brindando servicio posventa, mantenimiento y recambio de piezas a los propietarios de coches Holden.
Con 1,6 millones de coches Holden en circulación, se espera que unas 200 personas mantengan sus empleos. “He dicho con frecuencia que haremos lo correcto, aun cuando sea difícil, y este es uno de esos momentos”, dijo Mary Barra, presidenta y directora ejecutiva de GM.

“Estamos reestructurando nuestras operaciones internacionales, concentrándonos en mercados donde tenemos las estrategias correctas para lograr rendimientos robustos, y dando prioridad a inversiones internacionales que impulsarán el crecimiento en el futuro de la movilidad, especialmente en las áreas de vehículos eléctricos (EV) y vehículos autónomos (AV)”.

“Aunque estas acciones apoyan nuestra estrategia internacional, entendemos que tienen un impacto en las personas que han contribuido tanto a nuestra empresa. Apoyaremos a nuestra gente, a nuestros clientes y a nuestros socios para garantizar una transición ordenada y respetuosa en los mercados afectados”.

El presidente de GM, Mark Reuss, dijo que la empresa exploró una serie de opciones para continuar las operaciones de Holden, pero ninguna pudo superar los desafíos de las inversiones necesarias para el fragmentado mercado de los vehículos con el volante a la derecha, la economía para apoyar el crecimiento de la marca, y la entrega de un rendimiento apropiado de la inversión.


“Después de considerar muchas opciones posibles -y de poner a un lado nuestros deseos personales de acomodar las personas y el mercado- llegamos a la conclusión de que no podíamos priorizar una inversión adicional sobre todas las demás consideraciones que tenemos en un sector mundial que cambia rápidamente. Sí creemos que tenemos una oportunidad de hacer crecer de una manera rentable el negocio de vehículos especiales y planeamos trabajar con nuestro socio para hacerlo”, dijo.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido