Gobierno estudiará más de 200 cambios propuestos en reforma tributaria

La mayoría de proposiciones buscan generar más empleo en el país, sin eliminar exenciones a las empresas.

Congreso

Foto: César Melgarejo/CEET

POR:
Portafolio
noviembre 18 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-11-18

La construcción de la ponencia para primer debate de la reforma tributaria avanza a pasos agigantados en los salones del Ministerio de Hacienda.

(Lea: Reforma tributaria tendría 30 cambios)

Y aunque Alberto Carrasquilla, jefe de esta cartera, aseguró en su momento que la idea era mantener el mismo texto que se avaló el año pasado, pero en el Congreso se sabe cómo entra una reforma, pero no como sale.

(Lea: Por paro nacional aplazarían debate de reforma tributaria)

“De las 19 intervenciones, hemos oído puntos de quienes han expresado que votarán en contra de la ponencia y de quienes votaron a favor. Ambos han sugerido maneras, manteniendo el espíritu de aquello que votaron, para que se modifiquen algunos aspectos y creo que hay algunos capítulos que vamos consolidando”, aseguró.

(Lea: Reforma tributaria se dilata una semana más)

Y anotó que “hay algunos temas específicos como la preocupación por el empleo, en el que se han hecho propuestas concretas. Es algo que tendremos que analizar en el contexto del estudio de estas 207 proposiciones modificatorias”.

Estos cambios que han propuesto los congresistas fueron analizados desde ayer mismo por el grupo técnico del Minhacienda y, según Carrasquilla, desde hoy les presentarán a coordinadores y ponentes los ajustes que pueden ser aceptados.

PROPOSICIONES 

Desde la bancada del Partido Conservador se propuso, entre otras, condicionar algunas de las exenciones tributarias a las empresas, a que estas generen mayores empleos.

Según el senador Efraín Cepeda, “se propone mejorar el tema del empleo, sin afectar el desempeño fiscal; por ejemplo, a las megainversiones de US$324 millones, que les damos un impuesto de renta del 27% si generan 250 empleos, proponemos conceder el beneficio, pero que generen 500 puestos”.

Además, asegura que es vital eliminar el impuesto al consumo de 2% que se está pagando cuando se vende una vivienda de más de $918 millones, con el fin de impulsar el sector construcción.

De otro lado, Fernando Araujo, senador del Centro Democrático, señaló que “este es un Congreso y un Gobierno serio y si hay modificaciones, no serán cambios abruptos, sino necesarios en este examen que se le está haciendo al proyecto de ley. Eso sí, no vamos a tocar la columna vertebral, que son esos incentivos”.

En contraste con esta visión, Katherine Miranda, representante a la Cámara por la Alianza Verde, afirmó: “Cómo podemos hablar de crecimiento si tenemos una cifra desempleo de 10,2% y es el país más desigual de sur América. Esta reforma se traduce en $9 billones que le regalan a las grandes empresas y sigue atacando a la clase media”.

En general, los ajustes propuestos por gran parte de los congresistas consisten en hacer cambios a la ley para generar más empleo en el país.

En este punto se centró el debate de ayer, en el que también intervino John Jairo Cárdenas, representante a la Cámara por el Partido de la U: “Lo que está planteado en la reforma tributaria es cómo asegurar que los incentivos sí contribuyan a generar empleo, pero hay que focalizar eso con más detalle y para ello hay que hacer discusiones específicas”.

Por ahora, la pelota se mantiene en el campo del Ministerio de Hacienda, la Dian y los parlamentarios ponentes y coordinadores del proyecto, que estudiarán una por una las más de 200 proposiciones radicadas hasta ayer, fecha límite para proponer modificaciones al proyecto que fue radicado.

Lo único claro, por ahora, parece ser –como lo dijo el ministro Carrasquilla–que la reforma tributaria se votará en comisiones económicas durante la primera semana de diciembre.

RECAUDO PARA EL PRÓXIMO AÑO

Ayer, en el debate en el Congreso, el director de la Dian, José Andrés Romero, confirmó que el pronóstico de recaudo para el 2020 por cuenta de esta reforma es de $11,4 billones, aunque a eso se le deben descontar los recursos que se dejarán de percibir, porque entran en vigencias las nuevas exenciones a empresas.

“Al tener en cuenta los beneficios por descuento del IVA e ICA se descontarían $6,5 billones, es decir que vamos a tener un neto, si logramos aprobar esta ley, de $5 billones; el resto lo estamos logrando con el tema de transformación y modernización de la Dian y un mayor aumento de la gestión tributaria y de la lucha contra la evasión”, aseguró.

Y concluyó diciendo que el país tiene un recaudo de 14,2 puntos del PIB y el compromiso es crecer en 0,6 puntos del PIB”. Mañana se conocerán más detalles sobre el posible costo fiscal de los cambios propuestos en el Congreso.

Siga bajando para encontrar más contenido