Gobierno no debería bajar el IVA del 19%, dicen expertos

La idea del director de la Dian de llevar al 17% el tributo, no encontró eco entre los analistas, que la califican de ‘sacada del sombrero’.

Billetes

ARCHIVO CEET

POR:
Portafolio
octubre 29 de 2018 - 09:51 p.m.
2018-10-29

La reducción gradual del impuesto al valor agregado (IVA) del 19% al 17%, que se incluirá en la nueva reforma tributaria que se presentará este martes en el Congreso, prendió las alertas fiscales del país.

La razón principal tiene que ver con que el director de la Dian, José Andrés Romero, confirmó que el próximo año se cobraría un IVA de 18%, en tanto que en el 2020 se reduciría nuevamente, llegando al 17%. 

(IVA bajaría hasta el 17 por ciento en el 2022). 

Sumado a lo anterior, este impuesto se aplicaría a la mayor parte de los productos que se comercializan en el país, incluida casi toda la canasta familiar, dejando unas pocas excepciones entre las que estarían las transacciones de salud y servicios públicos.

Y, con el fin de compensar el impacto que esta decisión traería sobre los hogares menos favorecidos, el Gobierno Nacional efectivamente le daría vía libre a que se les devuelva este impuesto a los hogares más pobres de Colombia, tal y como se venía anunciando.

(Las cuatro claves de la ley de financiamiento). 


De acuerdo con Romero, este reintegro “se hará por un sistema parecido al Sisbén y tendrán en cuenta los rangos de ingresos y consumos y el nivel de IVA que tendría que estar pagando cada persona (...) En total, serían unas tres millones de familias a las que se les devolvería el IVA”. Esto beneficiaría aproximadamente a entre 9 y 11 millones de colombianos.

BALDADO DE AGUA FRÍA

Precisamente esta maraña de iniciativas fue la que cayó como un baldado de agua fría en el sector macroeconómico del país, sobre todo por el esfuerzo político y reputacional que trajo consigo el aumento del IVA al 19%, aprobado en la reforma tributaria de hace dos años.

Guillermo Perry, exministro de Hacienda, aseguró: “Me parece sorprendente que con la situación fiscal tan estrecha que se tiene y que se tendrá los próximos años, el Gobierno esté proponiendo esto, que nadie se lo está pidiendo; ellos habían dicho que iban a buscar, por un lado, el recaudo necesario para cumplir la Regla Fiscal, y por el otro, aliviar un poco la carga de las empresas para mejorar la competitividad; esto tenía lógica, pero con esto del IVA me da la impresión que están dando palos de ciego”.

Y agregó que “es probable que en el Congreso les dijeran que no le pasaban al Gobierno la ampliación de la base de productos, si esta no incluía bajar la tarifa, pero creo que no tiene ningún sentido hacerlo y me parece lamentable que el Gobierno, que dijo que iba a presentar una reforma estructural, plantee algo que no se le ve un propósito claro y que cuesta mucho”.

A la alerta fiscal de esta propuesta se suma el hecho de que el próximo año se terminan la sobretasa al Imporrenta de las empresas y el Imporriqueza, por lo cual, añadió Perry, “es incomprensible esta iniciativa y contradice todo lo que se había dicho antes. Esto parece sacado del sombrero y da la impresión de que el presidente Duque está otra vez en campaña”.

‘SACADO DEL SOMBRERO’


En buena parte coincidió el presidente del centro de estudios Anif, Sergio Clavijo, quien afirmó hace unos días que la rebaja en los puntos de este tributo le haría un gran daño a la economía nacional. “Sería un gran error bajar el IVA; creo que la administración Santos hizo un gran esfuerzo político y técnico en subir este impuesto al 19%, eso es correcto, y lo que habría que hacer ahora es generalizar la tarifa del 19%”.

Además, le salió al paso a la idea de gravar toda la canasta familiar, iniciativa que también presentó ayer el director de la Dian, para lo cual indicó: “Nosotros no somos de esa opinión y creemos que ese 30% que hoy está exento debería seguir así, porque de lo contrario sería comprarse un problema en el Congreso que no rinde mucho, y hay que focalizar esos esfuerzos en otros frentes”.

Sobre esto último, afirmó, por ejemplo, que está de acuerdo con la devolución de este gravamen, pero no por la vía de darle una especie de cédula a las personas, que los identifique como tal, sino que le parece bien, si se hace con giros en bloque, a través, por ejemplo de Familias en Acción.

De hecho, el Exministro también está de acuerdo con esta parte de la iniciativa, ya que, en su concepto, si se reducen las exenciones y exclusiones del impuesto a las ventas, su impacto lo tendrían que asumir las personas que tienen mayor solvencia económica. De cualquier forma, el pulso ahora se vendrá en el Congreso, que tendrá la contrarreloj de aprobar en menos de dos meses una nueva reforma fiscal.

OTROS PUNTOS DE LA REFORMA 

Como abrebocas a la radicación de la reforma tributaria, que se dará mañana, el director de la Dian confirmó que, además del IVA, la ley incluirá la reducción al Imporrenta de las empresas y la eliminación de la renta presuntiva.

Con lo revelado por Romero se confirmó lo dicho desde inicios del Gobierno Duque y es que las grandes ganadoras en esta materia serán las empresas. “La tasa efectiva desincentiva las empresas, sobre todo aquellas que están empezando, y en la ley queremos reactivar la economía, por lo cual vamos a poner la renta empresarial en 33% para el otro año y la seguiremos bajando al 30%”, afirmó Romero.

De esta forma, cada año de aquí al 2022 se reducirá en un punto dicha tarifa, llevando a que la tasa efectiva de tributación empresarial pase del 69% actual a un 45%, e incluso a 40% en algunos sectores, “que es tasa más competitiva y esperamos incentive a que se hagan negocios”.

Además, se incluirá que las firmas puedan descontar en sus declaraciones el 50% tanto del impuesto de industria y comercio (ICA) como del 4x1.000, sumado a que la reforma eliminaría la renta presuntiva.

El articulado también prevé aumentos en el impuesto de renta para personas naturales, cuyos ingresos sean mayores a $50 millones mensuales, quienes también serían gravadas con impuesto a la riqueza.

En cuanto a dividendos, dijo Romero, “se creará un impuesto a las sociedades que los reciba y cuyo objeto sea justamente canalizar dichos recursos, que no estaban siendo objeto de tributación”.

Por último, el funcionario confirmó que el monotributo será reemplazado por un régimen simple de tributación.

Siga bajando para encontrar más contenido