LUNES, 15 DE ABRIL DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Gobierno

29 ago 2022 - 9:22 p. m.

Colombia y Venezuela, a un paso de restablecer relaciones diplomáticas

Armando Benedetti fue acreditado en Caracas. Su homólogo Félix Plasencia, espera.

Encuentro Benedetti y Maduro

Encuentro Benedetti y Maduro

EL TIEMPO

POR:
Roberto Casas Lugo

Colombia y Venezuela están a un paso de formalizar el regreso de sus relaciones diplomáticas, tal y como lo había anticipado el presidente Gustavo Petro en su campaña presidencial y como se ha venido preparando desde antes de su investidura.

(Petro pidió integración eléctrica y energética de Suramérica en la CAN).

Lo que falta protocolar, podría suceder en cualquier momento de esta semana, cuando el embajador de Venezuela en Colombia, Félix Plasencia, entregue las respectivas cartas diplomáticas a la cancillería nacional en cabeza de Álvaro Leyva. Este paso ayer lo completó el embajador Benedetti en Caracas.

“Inspirados en el legado histórico de integración y hermandad que une a nuestras naciones, recibimos las copias de estilo del embajador de Colombia, Armando Benedetti, con la esperanza cimentada en volver a levantar las banderas de la solidaridad, paz y entendimiento”, escribió Carlos Faría, canciller de Venezuela, en su cuenta de Twitter.

Posteriormente, Benedetti se presentó ante Nicolás Maduro. “Hablamos sobre la urgencia de restablecer los lazos de amistad que nunca se debieron romper”, escribió el embajador en su cuenta de Twitter.

(Acreditan a Benedetti como embajador de Colombia en Caracas).


Ambos representantes diplomáticos llegaron el domingo a las respectivas capitales, donde adelantaron parte de la agenda que realizarán en la brevedad. Plasencia anunció el “rescate” de los espacios venezolanos, mientras Benedetti anticipó la reinauguración de las sedes consulares en Bogotá, Maracaibo y San Cristóbal.

“Agotada la estrategia de máxima presión, cuyo pico fue en 2019 con la asunción de Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, es de esperarse que los gobiernos de la región busquen algún tipo de relación con la dictadura de Maduro. Así pues, la jugada de Petro de restablecer relaciones va en consonancia con los tiempos políticos que vive la región”, dijo Andrés González, director de la consultora Politiks.

Por otro lado, para Alejandro Bohórquez-Keeney, el restablecimiento es un parte de tranquilidad. “Sabemos que las relaciones, como buenos estados vecinos, no suelen ser muy tranquilas; además se agravaron durante los mandatos de Uribe y de Chávez”, afirmó el docente de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado.

Aunque la llegada de los representantes diplomáticos marca un nuevo tono en las relaciones bilaterales, Ronal Rodríguez, vocero del Observatorio de Venezuela (0V) de la Universidad del Rosario, plantea que esta no pueda llegar a institucionalizarse debido a las características de los diplomáticos.

(La petición de Colombia: que Venezuela y Chile integren la CAN).


“Son personas que tienen una línea directa con su respectivos gobernantes y esto podría llegar a afectar a la relación en tanto a que no se reinstitucionaliza sino que depende de la voluntad de los jefes de Estado (...) Con Álvaro Uribe se hizo tan personalista entre presidentes que no logró fluir adecuadamente”, dijo Rodríguez.

La agenda entre ambos países ya deja sus primeros bocetos de temas a abordar: integridad fronteriza, comercio y Monómeros. En las últimas semanas, el tópico de mayor presencia mediática ha sido el del comercio, por el que escasos días se celebró en Cúcuta un encuentro empresarial. Pronósticos dicen que en caso de reabrirse de forma comercial la frontera entre Norte de Santander y Táchira, el balance sería de US$1.200 millones para finales de año.

Entre algunos sectores que se podrían beneficiar de un mayor intercambio entre ambos países están, por ejemplo, alimentos, calzados y farmacéuticos.

Por otro lado, además de la oportunidad de mejora en las condiciones de las fronteras y de su población aledaña, Rodríguez contempla dos retos que aún no han sido abordados por ninguna de las partes: migración y las negociaciones con el ELN.

Roberto Casas Lugo

Destacados

Más Portales

cerrar pauta