Duque y gremios le dan aire a la ley de financiamiento

El mandatario insistió en la necesidad de que el sector privado apoye la iniciativa y respondió uno a uno los planteamientos hechos por los miembros. 

Consejo Gremial y Duque

El presidente Iván Duque escuchó uno a uno a los 22 miembros del Consejo Gremial, quienes le plantearon sus posiciones en torno al proyecto de ley de financiamiento.

Archivo particular

POR:
Portafolio
noviembre 07 de 2018 - 11:13 p.m.
2018-11-07

Ninguno de los productos del menú que el presidente Iván Duque les ofreció este miércoles como almuerzo a los 22 integrantes del Consejo Gremial, tiene IVA: una entrada de palmitos, el plato fuerte compuesto por arroz, carne de cerdo y ensalada y un mousse de maracuyá complementado con café. El encuentro duró casi tres horas.

(Lea: “Hay que centrarnos en lo que nos une y no en lo que nos divide”). 

La reunión, que fue convocada por el mandatario para buscar el apoyo del sector privado al proyecto de ley de financiamiento, que plantea entre otras cosas, extender el IVA a los productos de la canasta familiar, inició con una contundente intervención del Presidente de la República, quien afirmó que el proyecto de ley de financiamiento respondía a lo planteado en su campaña, que consistía en tener un sistema más equitativo y con menos impuestos para las empresas.

Aunque el mandatario fue vehemente en su solicitud de apoyo, la reunión se realizó en un ambiente de diplomacia, pese a que varios sectores han expresado su desacuerdo con algunos de los artículos del texto radicado la semana pasada en el Congreso.

Duque llegó al Salón Bolívar hacia las 12:15 del mediodía, donde lo esperaban los dirigentes gremiales citados a las 11:30 de la mañana. También asistieron a la reunión los ministros de Hacienda, Comercio Exterior, Agricultura, Transporte, Vivienda, el Secretario General y algunos funcionarios del despacho, entre ellos el director de la Dian, quienes actuaron como observadores, con excepción de Alberto Carrasquilla.

En concepto de los empresarios, en el recinto estuvieron todos los protagonistas del debate del sector económico privado y el Gobierno.

El mandatario tomó la palabra y en un tono firme que poco a poco transformó en diplomático, explicó sus razones acerca de la importancia del proyecto, las cuales calificó de reflexiones. Insistió en la urgencia de buscar recursos para financiar el presupuesto del 2019, y cuestionó que si no se toca la canasta básica ¿de dónde van a salir la plata para atender las necesidades fiscales?

Luego le cedió el turno al ministro Carrasquilla, quien complementó el tema con la misma presentación que les hizo hace una semana a los medios de comunicación. Posteriormente, Jorge Humberto Botero, presidente del Consejo Gremial leyó un guión en el que le dio a entender al Presidente que en esa organización hay diferentes visiones sobre la reforma planteada, aunque existe consenso en que esta busca bajarles los impuestos a las empresas.

(Duque y el Consejo Gremial analizarán la ley de financiamiento). 


Una vez terminado este protocolo, cada uno de los 22 dirigentes gremiales expuso sus opiniones y/o preocupaciones sobre el tema.

Entonces quedó en evidencia que aunque en el sector privado algunos apoyan la reforma porque salen bien librados, hay otros que tienen reservas frente a asuntos sensibles. Por ejemplo, hubo casi unanimidad sobre los reparos a la extensión del Impuesto al Valor Agregado, por cuanto, según ellos, tendrá efectos negativos para la mayoría de los sectores. Los más preocupados con el tema son transportadores, constructores, agricultores, comerciantes y exportadores. En realidad, cada quien habló de la fiesta según como le vaya en ella.

Quedó claro que los sectores que están cómodos con la reforma son los productores de plásticos, la Andi, Confecámaras, Cotelco y Asobancaria.

Portafolio conoció que a algunos dirigentes les llamó la atención el hecho de que los demás ministros no intervinieran, lo que da la impresión de que no se les ha dará mucho juego en el debate.

El punto álgido fue el IVA a la canasta familiar, hasta el punto de que varios de los dirigentes insistieron en que ese tema ha sido rechazado por los propios miembros de la bancada del Centro Democrático, en el Congreso de la República. Sin embargo, Duque no respondió específicamente lo planteado por los empresarios al respecto.

Al final, el mandatario, varios de sus ministros y funcionarios y los miembros del Consejo Gremial acordaron crear mesas de trabajo para buscar un consenso frente al proyecto.

Sin embargo, entre los dirigentes gremiales quedó claro que el Gobierno no se comprometió a ceder sobre los temas críticos, sino a escuchar, pero nada garantiza que esos cambios sean incluidos en la ponencia, que ya tiene coordinadores ponentes.

Dirigentes gremiales consultados por Portafolio insisten en que el Gobierno debe pensar en la enajenación de activos, profundizar el recorte del gasto, luchar contra la evasión y no reducir el IVA del 19% al 17%, antes que pensar en gravar los productos básicos.

Finalmente, los empresarios consultados por este diario afirmaron que la reunión transcurrió en buenos términos, aunque quedó la sensación de que estos encuentros con el Gobierno son positivos, pero debieron haberse dado antes.

Por su parte, el presidente Duque calificó la reunión de positiva, “en la que se habló de la urgente necesidad que tiene Colombia de enfrentar la informalidad laboral, de generar empleos de manera permanente y que esos empleos se constituyan en un eje fundamental de equidad”.

De acuerdo con el Presidente Duque, “la prioridad del Gobierno es abrir más oportunidades a las familias vulnerables, expandir la clase media y avanzar hacia la transformación de Colombia como sociedad”.

Siga bajando para encontrar más contenido