El Gobierno da señales de cambio sobre más impuestos

Mientras que al inicio de la pandemia dijeron que una reforma tributaria no era prioridad, hoy ya están dando algunas pistas.

Mercado

El ministerio de Hacienda planteó que todos los productos de la canasta familiar estén gravados con IVA.

Juan Pablo Rueda

POR:
Portafolio
noviembre 23 de 2020 - 09:55 p. m.
2020-11-23

A un poco más de un mes de terminar uno de los años más desafiantes para la economía, el nuevo discurso del Gobierno apunta a que, pese haber descartado esa posibilidad en medio de la crisis, se acerca una reforma tributaria que incluiría más impuestos, como el IVA a toda la canasta familiar o un mayor gravamen de renta a las personas.

(En el 2021 habrá que hablar de impuestos: Minhacienda). 

“En medio de una pandemia que golpea a toda la sociedad, es absurdo hablar de impuestos. Si se grava a las empresas más, se afecta la recuperación laboral. Si se presiona a las personas naturales cuando están golpeadas, se afecta la demanda agregada y, por ende, se afecta el crecimiento”, consideró el presidente, Iván Duque, en una entrevista con Portafolio a finales de mayo de este año.

Sin embargo, una de las pistas más recientes sobre lo que llevaría una reforma tributaria la dio el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, quien en un debate del proyecto para reformar la Ley del Turismo, afirmó que el país necesita de más gasto público para la reactivación, y “si la inversión no tiene los recursos para hacerla, no lo vamos a poder hacer, y no podemos seguir acudiendo a emergencias a buscar más créditos, porque no tenemos la capacidad y tienen que ver las posibilidades de nuestro sistema fiscal”.

('Lo peor que nos podría pasar como país es una segunda ola de covid'). 


En ese sentido, el funcionario del Gobierno planteó que “en la canasta familiar tenemos una cantidad de productos gravados con el IVA del 19 por ciento, que es el IVA que deberíamos tener como general hablando de la canasta básica de alimentos”.

Cabe apuntar que esa propuesta es similar a la que había intentado incluir el Ejecutivo con la Ley de Financiamiento, y que finalmente fue tumbada en el Congreso hace dos años.

La otra señal que dio el Gobierno es la de revisar el impuesto de renta a las personas. En una reciente entrevista con este diario, Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda, aseguró que “cinco de los seis puntos del PIB que se recaudan anualmente por renta lo pagan las empresas, y solo uno corresponde a las personas. Además, tenemos muchas exenciones. En 2019 estas representaron el 8,7% del PIB. El grueso de ellas son al régimen de IVA y otras a personas naturales. Este es un segundo elemento para considerar”.

De acuerdo con Carrasquilla, el país tiene que empezar a discutir todo lo relacionado con exenciones tributarias con urgencia, teniendo en cuenta el aumento de deuda, de gasto público y la caída del recaudo por cuenta de la pandemia.

Y aunque el Gobierno no ha querido hacer mucho énfasis en los componentes de la reforma tributaria, pues está esperando el primer informe de la Comisión de Expertos de Beneficios Tributarios para febrero del próximo año, con lo que empezará a jugar las cartas de una reforma tributaria, que incluiría la reducción de exenciones.

De hecho, en una entrevista en agosto con El Tiempo, Carrasquilla manifestó que “nuestro estatuto fue concebido para un país distinto; más rural, más pobre, sin información detallada sobre las transacciones económicas. Más allá de esta, el grueso de las exenciones tributarias en Colombia provienen de las múltiples complejidades que tiene nuestro IVA, por supuesto. No creo que buena parte de esas medidas tengan un claro efecto sobre la equidad ni sobre el crecimiento, como lo han mostrado otras comisiones de expertos, pero demos pausa a esta discusión hasta no contar con este nuevo y valioso aporte”.

En esa línea, en la presentación de dicha comisión, José Andrés Romero, director de la Dian, puso sobre la mesa que los beneficios tributarios de 2019 ascendieron a $92,4 billones, que representan 8,7% del PIB, de los cuales $74,9 billones provienen de los beneficios del IVA. Y a ese escenario se le suma que el país ha recogido menos tributos de los planteados, por los que se tuvo que recalcular la meta del año, que ya se va cumpliendo en un poco más del 100%, y asciende a $121,5 billones a octubre, frente a los $123 billones del mismo mes del año pasado.

LO QUE SE VIENE 

Uno de los motivos que han acelerado el cambio del discurso del Gobierno sobre incluir más impuestos tiene que ver con que la recuperación económica no ha sido tan rápida como se esperaba, lo que ha deteriorado las expectativas para el otro año.

De hecho, recientemente anunció que para el cierre de año, el PIB tendría una contracción de 6,8% y una expansión de 5% para 2021 (frente una caída de 5,5% y un crecimiento de 6,6%, respectivamente de lo que se tenía como proyección).

Además, anunciaron que el déficit fiscal sería de 8,9% del PIB para 2020 y 7,6% para 2021 (frente al 8,2% y 5,1%, respectivamente).

Por eso, varios centros de pensamiento, economistas e incluso las calificadoras de riesgo han salido a llamar la atención sobre la necesidad de reformas estructurales, que le den un impulso a la economía y logre estar a niveles previos a la pandemia.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido