Gobierno

El plan de Duque para el agro, una solución parcial: gremios

Hay consenso de líderes en que la iniciativa más importante para el sector es el proyecto de inversión en vías terciarias.

Agro

Unos 140.000 pequeños productores se beneficiarían con el proyecto de ley de alivios radicado en el Congreso.

Archivo

POR:
Portafolio
julio 27 de 2020 - 10:00 p. m.
2020-07-27

El sector agropecuario sigue sin encontrar solución a los problemas históricos que lo aquejan, y que afectan a la totalidad de cadena agroalimenticia (producción primaria, agroindustria, distribución y consumo final).

(Lea: ‘La transformación digital permitirá que la economía se restablezca’)

Los gremios agrícolas y pecuarios coinciden en que los dos proyectos de ley del sector que anunció el presidente Iván Duque en la instalación de las sesiones ordinarias del Congreso el pasado 20 de julio, son apenas pequeños pasos en la solución de las necesidades coyunturales del campo, pero no rompen los cuellos de botella que impiden el desarrollo rural y el aumento de competitividad del sector.

(Lea: Presentan proyecto de ley de alivios financieros para el sector agro)

Las iniciativas anunciadas por Duque tienen que ver con los siguientes temas: 1- Por medio del cual se adoptan medidas para aliviar las obligaciones financieras y no financieras de pequeños y medianos productores del agro, y ampliar la cobertura de deudores del Fondo de Solidaridad Agropecuario (Fonsa).

(Lea: Planes para la reactivación se quedan cortos: expertos)

2- Una Ley estatutaria que crea la especialidad agraria y que busca resolver conflictos relativos a predios rurales, cuando las partes del conflicto sean públicas o privadas. El proyecto de inversión en vías terciarias también tiene un impacto en el campo, en la medida en que mejora el canal para la salida de las cosechas a los centros de consumo.

De acuerdo con los dirigentes gremiales consultados por Portafolio, atender los problemas de morosidad de 140.000 pequeños productores es importante, pero constituye una solución a un problema específico y temporal, que ayudará a que muchos productores mal calificados frente a los bancos y al comercio, vuelvan a tener acceso a la financiación, pero esa no puede ser considerada la salida a la reactivación del campo, a la generación de empleo y a su formalización.

Jorge Enrique Bedoya, presidente de la SAC, afirma que desde el inicio del Gobierno, “el gremio ha considerado que en la acción legislativa se deberían incluir la ley de tierras seguridad jurídica de la propiedad rural, la creación de un régimen laboral para el campo y, desde el Presupuesto General de la Nación, el apoyo al tema de vías terciarias y el impulso a programas de emprendimiento de mujer rural. Salvo el tema de vías, de lo demás no encontramos nada en los anuncios del Presidente”.

Por su parte, el presidente de Fedegan, José Félix Lafaurie, sostiene que el Gobierno trata algunos temas en forma muy general. “El sector está necesitando bienes públicos y mejores instrumentos de crédito. Hay muchos temas planteados, y nosotros queremos agregar otros tales como la aprobación de garantías móviles para los créditos y la asistencia técnica para el pequeño y mediano productor. El campo requiere de un gran replanteamiento”.

Henry Vanegas, gerente de la Federación Nacional de Cultivadores de Cereales (Fenalce), dice que ven bien la decisión de Gobierno de presentar un proyecto de ley que permita que los pequeños productores vuelvan a ser sujetos de crédito. “Es un primer paso porque eso propicia las condiciones para que los pequeños productores sigan siendo viables y puedan seguir cultivando alimentos para el resto de la población”.

Sin embargo, sostiene que es necesario hacer cambios en los sistemas de garantías del crédito agrícola. “Los cerealistas hemos planteado que la garantía no puede seguir siendo por activos sino por ingresos y que el proyecto productivo, los contratos de proveeduría y seguros de cosecha sirvan de garantía para el apalancamiento financiero. En maquinaria agrícola que el mismo bien que se adquiere pueda ser garantía prendaria como en vehículos. Se hace necesario reclasificar los tipos o categorías de productores, con base en lo que económicamente tienen capacidades y su nivel de endeudamiento”.

Entre tanto, el gerente de la Federación Nacional de Arroceros (Fedearroz) Rafael Hernández, sostiene que los problemas de morosidad de los pequeños productores es importante, pero lo que realmente necesita el campo es acabar con las dificultades estructurales. “Por ejemplo, hay que resolver los líos de comercialización de las cosechas, especialmente de los pequeños productores, que pierden su competitividad cuando les toca entregar su producción a intermediarios”.

Hernández coincide en señalar que el proyecto para aumentar la inversión en vías terciarias es clave para el campo. “Hoy en día, sacar una cosecha de algunos sitios vale más que el mismo producto”. El gerente de Fedearroz asegura que el agro no podrá competir si el Gobierno no define una política de infraestructura de riego. “Hemos pedido que se permita hacer con Alianzas Público Privadas, pero nunca hemos encontrado respuesta”.

El dirigente gremial dice que es hora de pensar en soluciones de fondo. “Hace más de 60 años no se construye un solo distrito de riego a gran escala en el país. Así no es posible ser competitivos. Es necesaria la inversión pública”.

En su opinión, si el país quiere recuperar el empleo, es necesario impulsar el agro y la construcción. “Es clave un plan de inversión especial para la agricultura y la ganadería. Está demostrado que el campo colombiano está en capacidad de atender el consumo interno, pero hay que generar las condiciones para que lo sigamos haciendo”.

En conclusión, los productores sienten que los anuncios el plan de reactivación del campo y del empleo rural del presidente Duque, se queda corto, pero incluye un componente clave, como es la recuperación de las vías terciarias.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido