Gobierno

Los retos de Duque para su último año en la Casa de Nariño

Culminar vacunación masiva, impulsar programas de empleo y matrícula cero, y garantizar recursos con la tributaria, los temas que marcarán la agenda.

Iván Duque

Iván Duque, presidente de Colombia 2018 - 2022.

Agencias

POR:
Portafolio
agosto 05 de 2021 - 09:30 p. m.
2021-08-05

El gobierno de Iván Duque comienza este sábado la cuenta regresiva de su último año de gestión. La mitad de la agenda del Presidente, que llegó a la Casa de Nariño el 7 de agosto 2018, se ha visto marcada por la pandemia y la crisis, por lo que en lo que resta de su Gobierno sus principales retos están enmarcados en lograr no solo la recuperación de la economía, sino también en que se estabilice la situación de salud pública en aras de una reactivación sostenible.

(El presidente Iván Duque ya está totalmente vacunado). 

Hace dos semanas y media, en su discurso de instalación del Congreso, el primer mandatario se refirió a los puntos clave de su agenda: la vacunación masiva, la recuperación del empleo y la matrícula cero, entre otros puntos económicos.

El primero de estos se ha convertido en la columna vertebral de la gestión del Ministerio de Salud y en la estrategia transversal necesaria para impulsar la economía. En este momento en el país se han aplicado 29,01 millones de dosis y se tienen 12,7 millones de esquemas completos, y la carrera por alcanzar la inmunidad de rebaño, con 35,7 millones de personas, se ha venido acelerando.

(Duque mantiene estimación de crecimiento del PIB en 5% para 2021). 


En materia de empleo, según el Dane, el país tiene aún un largo camino para volver recuperar cerca de 2 millones de trabajos. Por lo que la continuidad del Programa de Apoyo al Empleo Formal (Paef), para el cual se buscan recursos hasta diciembre de 2021 con la reforma tributaria, así como las ayudas y programas sociales, también se han convertido en elementos cruciales para este Gobierno.

El último de esos puntos, es la promesa del primer mandatario en torno a la educación superior, también relacionado con la economía y el empleo y donde se busca que la formación pública universitaria, técnica y tecnológica sea gratuita para estratos 1, 2 y 3 con la creación de Matrícula Cero, dentro de la Estrategia Generación E, una propuesta que beneficiaría a 650.000 jóvenes. La financiación de este programa también está ligada a la nueva tributaria.

Para el decano de economía de la Universidad del Rosario, Carlos Sepúlveda, en el primer lugar de la agenda del último año del Gobierno “está el trámite de la reforma tributaria, y ligado a eso los compromisos que tiene el Gobierno en cuanto a ajustes fiscales, y sobre eficiencia del gasto. Estos dos puntos llevan a un parte de tranquilidad de garantizar recursos para los programas sociales de manera que se reduzca un poco el costo que hemos visto en el último año en materia de pobreza y de pobreza extrema”.

El experto también sostiene que aunque parecería no ser económico, “impulsar la vacunación implica seguir con un esquema de portafolio de compra de dosis para obtener refuerzos en caso de que se necesiten”.

(Duque ha enfrentado una protesta masiva por cada año en el poder). 


Julián Arévalo, decano de Economía de la Universidad Externado, coincide también en que el Gobierno tiene como tarea “garantizar los recursos para programas sociales, pues hay preocupaciones por las personas que se han visto afectadas por la pandemia, y hay presiones en torno a si se puede mantener”.

Arévalo opina también que otra preocupación está en la calificación de riesgo, pero que “hay que tener presente que no se puede lograr recuperar el grado de inversión a punta de sacrificar subsidios”, y enfatiza en que “por ende, está la necesidad de sacar adelante una reforma tributaria”. También, sumado a esto, reforzar la confianza en la campaña de vacunación.

LAS CARTERAS 

Para cumplir con buena parte de esta agenda política y social, el Gobierno tiene primero una tarea clave: garantizar los recursos. De allí que el Ministerio de Hacienda resuma en tres puntos su agenda para el último año de esta administración: la estabilización de las finanzas, el impulso al crecimiento económico y eficiencia del gasto público.

Para estabilizar las finanzas, resulta fundamental el tránsito del proyecto de Inversión Social, o la iniciativa de reforma tributaria 2.0, que busca recaudar $15,2 billones y que financiaría varios de los programas sociales. Con esto también se busca estabilizar la economía para una meta de crecimiento sobre el 6%.

Desde el MinTrabajo, el foco principal está en el fomento al empleo joven con 600.000 subsidios, que se pueda aportar el 10% de un salario mínimo para nuevos empleos, iniciativa incluida en el proyecto de reforma, y el Paef. Mientras que por el lado de MinEducación, más allá de la matrícula cero, las otras prioridades están en el programa de Generación E, el de infraestructura educativa y el retorno a la presencialidad.

En el caso del Ministerio TIC, la tarea está en conectar a 70 % del país para el cierre del Gobierno, completar la formación de 100.000 programadores con la Misión TIC 2022, de los cuales ya se graduaron 2.600 estudiantes, y la entrega de 340.821 SIM a estudiantes de instituciones oficiales y emprendedoras.

Por el lado de la cartera de Minas, se tiene la tercera subasta de energías renovables, que será en octubre; la Ronda Petrolera Colombia 2021, que es la cuarta etapa del Proceso Permanente de Asignación de Áreas en la que se ofrecerán 32 bloques para el desarrollo de crudo y gas, y el reto de la entrada de operación de la primera unidad de Hidroituango y del proyecto de Gramalote.

El Ministerio de Transporte, en el último año, se concentrará en la entrega de nuevos proyectos 4G y en las obras del plan de reactivación.

LO QUE QUEDA POR FUERA 

Si bien la agenda del actual Gobierno se ha visto altamente afectada por la coyuntura de la crisis, hay otras discusiones que venía trabajando el país y que quedan “pendientes” por la priorización de otras agendas, como es el caso de la reforma a la salud, que se presentó en la legislatura pasada y se hundió en el Congreso, o la reforma pensional y laboral.

Incluso, si se intentaran tramitar estas iniciativas legislativas, contra el reloj, el capital político del Gobierno podría no ser suficiente. “Los partidos puede que traten de desmarcarse de un gobierno bastante lejos de ser óptimo y de propuestas que no consideren populares, muchos en el Congreso están en este momento ya enfocados es en hacer campaña”, indicó Arévalo.

Laura Lucía Becerra Elejalde
Twitter: @LauraB_Elejalde

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido