‘No ha llegado lo peor, el virus depende del comportamiento’

El viceministro de Salud, Luis A. Moscoso, evaluó la pandemia, la preparación que se requiere y llamó al país al autocuidado.

Luis Alexander Moscoso, viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios.

Luis Alexander Moscoso, viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios.

Archivo particular

POR:
Portafolio
junio 23 de 2020 - 11:47 p.m.
2020-06-23

El viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios, Luis Alexánder Moscoso, explicó a Portafolio qué ha ganado Colombia en 90 días de aislamiento y qué le espera.

(El coronavirus no ha evitado que la corrupción siga por Latinoamérica). 

¿Cómo va el país?

En esta pandemia que crece todos días, una persona infecta a más de una. Un porcentaje de personas a diario pierde la vida, algunas requieren cuidado intensivo, otras, cuidados hospitalarios. Es una enfermedad grave que afecta a grupos de mayor edad, a personas con factores de riesgos y otras que no tienen una relación. Esto es un tema de cuidado.

(Gobierno anuncia una nueva extensión de la cuarentena). 


Vamos en un ritmo de crecimiento leve, no acelerado, pero ese crecimiento no es el mismo en todo el país. Hay áreas con muchos casos y unas sin ninguno; otras con decrecimientos, otras con cifras estables y zonas con un número acelerado.

Tenemos ya lugares como Leticia, Tumaco y Cartagena que crecieron muy rápido. En este momento nos preocupa Barranquilla por la cantidad de casos, personas hospitalizadas y decesos.

El comportamiento tan distinto en cada lugar hace que la curva no se dé igual para todo el país. En las áreas con crecimientos lentos se dará de la misma forma, en los lugares de crecimiento moderado se dará más cerca y en los de acelerado, estamos en algunos llegando a los puntos ascendentes o intermedios porque hemos podido frenar los contagios en 90 días.

¿Qué va a pasar con la región como foco y con las reactivaciones?

Hay que fortalecer el autocuidado, este nos protege de la enfermedad y no solo cuando caminando vemos a la policía o nos sintamos obligados.

El éxito en el control de la pandemia está en que las personas interioricen y sean conscientes de la gravedad de la enfermedad, también en que tengan las medidas claras como el lavado de manos, el uso del tapabocas, el evitar salir y más si las personas tienen síntomas gripales. Solo así vamos a tener un mejor comportamiento, con un compromiso de parte de todos.

De igual forma hay que ver que hemos mejorado en la fase diagnóstica de una enfermedad nueva, con estudios de la misma forma, pasamos de un laboratorio a 67 funcionando. A diario hacemos más de 17.000 muestras y además 2.000 de serología.

Por cada caso debemos evaluar a casi 20 personas, hay que hacer un seguimiento y cerco epidemiológico, además del esfuerzo que se requiere en salud pública. No solo es preparar UCI, sino los monitores, ventiladores y otros equipos.

De igual forma ha significado un recambio en el modelo de atención y unos servicios que no se tenían como la telemedicina y la producción de elementos para la protección.

La inclusión de la enfermedad como una laboral, pagos de nóminas atrasadas y otros beneficios.

¿Qué ha pasado con los comités y la estrategia Prass?

Se evalúa el comportamiento de la enfermedad y se toman las mejores decisiones teniendo en cuenta la realidad y la opinión de diversas áreas del país.

La estrategia Prass es muy importante para Colombia, hará un mejor control y aislamiento y que permitirá mezclar la tecnología y cuidado en las cadenas de contagio.

¿Ya nos hemos enfrentado a lo más difícil?

Lo más difícil son las consecuencias finales, está asociado a organizar las capacidades, que todos los colombianos que necesiten una cama la lleguen a tener, que se les pueda atender. Esto es un tema complejo que se deriva del aumento de casos. Sabemos que por eso una cantidad de pacientes van a terminar en este tipo de unidades y que desafortunadamente no van a tener un buen resultado. Aún se puede recomponer.

El aumento de casos es el que genera el caso más difícil y por eso el reto está en minimizar la transmisión de la enfermedad. El 75% está en manos de los ciudadanos y de su cuidado.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido