Gobierno

Polémica por mediciones de pobreza en las zonas rurales

Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, dice que hay un error. Dane revisa.

2

La pobreza rural de Colombia fue de 42,9% en el 2020.

Cortesía de la OIM

POR:
Portafolio
mayo 19 de 2021 - 09:00 p. m.
2021-05-19

Luego de que el Dane anunciara que la pobreza pasó del 35,7% de la población en 2019 a 42,5% en 2020, el director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, dijo que algunos de los datos que había calculado el departamento estadístico estaban errados.

(Pandemia expulsó 2,5 millones de personas de la clase media). 

De acuerdo con Mejía, quien habló del tema en una columna en el diario El Tiempo, además de los datos que reveló el Dane en el que se ve un aumento de la pobreza urbana, llama la atención que existiera una reducción de ese indicador en las zonas rurales.

(Durante 2020, 3,5 millones de personas entraron a la pobreza). 

“¿Cómo es posible que el país haya logrado prácticamente eliminar la brecha de pobreza urbano-rural en el año de la peor crisis económica en el país en más de un siglo? La explicación central avanzada por el Dane se refiere al efecto de las ayudas extraordinarias desplegadas a lo largo del año a nivel local y nacional, a través de pagos adicionales en programas ya existentes y uno nuevo”, resalta Mejía en su columna.

En esa misma línea, el directivo señala que en el 2020 no solo hubo una caída del número de ocupados en el sector rural de 330.000 personas, una caída del 6,9%, sino que los ingresos laborales rurales se redujeron 5,3%, frente a los del 2019. “Con una caída de esta magnitud, queda muy difícil explicar la supuesta caída de la pobreza rural antes de las ayudas extraordinarias”, apunta.

Pese a esa explicación del Dane, el director de Fedesarrollo argumenta que pudo haber errores en las mediciones, que indican que la pobreza rural se redujo a 42,9%.

“No existe una explicación económica convincente para una reducción de la línea de pobreza rural del 5,3% en un año en el que la inflación fue de 1,6% y la inflación de hogares pobres fue de 2,3%”.

En ese sentido, Mejía explica que uno de los motivos de esa reducción de la línea de pobreza es que tal reducción proviene de la variación de los precios de la canasta básica en Inírida, Leticia, Mitú, Puerto Carreño y San José del Guaviare, en donde, de acuerdo con los cálculos del Dane, el agua se habría reducido un 81%, y la energía, un 98%. “Sin esos dos datos, completamente atípicos, la variación en la canasta básica de esas 5 ciudades fue de 2 por ciento”.

Ante lo que manifestó el director de Fedesarrollo en su columna, el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, le dijo a este diario que “creemos que lo que él llama error o sorpresa, son elementos que están soportados en criterios metodológicos”.

Sin embargo, Portafolio pudo establecer que el Comité de pobreza, que asesora al Dane en estos temas, estuvo reunido para revisar los comentarios de Mejía y hacer un pronunciamiento público al respecto.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido