Gobierno

Por contrabando de cigarrillo, el país dejó de recibir $1 billón

Según cálculos, entre 2017 y 2020 los departamentos de Colombia dejaron de percibir este valor por la venta ilegal de este producto.

Cigarrillos

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
agosto 03 de 2021 - 07:54 p. m.
2021-08-03

En algunas zonas del país se consume más cigarrillo de contrabando que legal. Esta es una de las conclusiones del estudio Finanzas Territoriales y Contrabando: el caso de los cigarrillos en Colombia, realizado por Fedesarrollo.

(Licores y juegos de azar aportaron $1,4 billones a sistema de salud). 

Según este informe, hoy uno de cada tres cigarrillos que se consumen en Colombia es de contrabando, mientras que en 2016 se calculaba que uno de cada 10 cigarrillos lo era.

Este fenómeno tiene una incidencia directa en varios departamentos del país pues este delito se constituye en problema para las rentas departamentales y para el aumento de la corrupción, el financiamiento de bandas criminales y la delincuencia común, concluye el análisis.

(Cigarrillos ilegales quitaron a regiones $1,8 billones en cuatro años). 


“Se dejaron de recibir más de un 1 billón y medio de pesos entre 2017 y 2020 por el contrabando de cigarrillos. De haberse recaudado, habría recursos para reducir el endeudamiento del país y financiar las políticas de inversión social”, señala.

La mayor preocupación se genera en los departamentos de la Costa Caribe. Se advierte que allí el promedio del consumo de cigarrillos ilegales sobrepasó la mitad del mercado con un registro del 67%, lo que significa 14 p.p. más que en 2019 y más de 30 p.p. por encima de la media del país.

Y muestra que en Córdoba alcanzó el 61% del mercado, mientras que en La Guajira es casi el 100% de los cigarrillos. Más exactamente el año pasado se ubicó en 97%, después de que en 2019 era del 89%.

Dice el estudio que también inquieta lo que pasa en Norte de Santander, Santander y Arauca, donde el consumo de cigarrillos de contrabando se situó en 49%, 15 puntos por encima del crecimiento anual porcentual.

Antioquia está en 45% del mercado el consumo de producto ilegal, 12 p.p. más que en 2019, mientras que llama la atención Valle del Cauca debido a que por su peso en el consumo de cigarrillos puede impactar el indicador de ilegalidad, con un crecimiento de 5 p.p. del 13% al 18% en 2020, explica Invamer.

La principal dificultad que tiene la industria legal de cigarrillos en Colombia es competir con los productos ilegales de contrabando que, al no pagar impuestos, son una opción más accesible en precio para los consumidores, concluye.

Para Invamer, a pesar de los esfuerzos por combatir la ilegalidad a través de la reforma a los impuestos y campañas enfocadas a destacar los beneficios que los mismos conllevan a la salud, recreación y deporte, aún no se presenta una intención fuerte de pagar más por una cajetilla legal, ya que el precio juega un papel predominante en la decisión de compra para los fumadores.

El estudio agrega que “el 84% de los fumadores adultos adquiere marcas ilegales porque son más baratas. La diferencia entre los precios de las marcas ilegales frente a las legales es hasta un 43% por debajo, lo que las hace más atractivas para el consumidor. Hoy, una cajetilla legal de cigarrillos tiene un precio promedio de $6.483 pesos, mientras una ilegal sólo llega a $3.740”.

PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido