close
close

Gobierno

Presentan modelo de actividades de desarrollo ‘verde’ en Colombia

La Corporación Financiera Internacional, el Ministerio de Hacienda y la Superfinanciera han venido trabajando en la llamada taxonomía verde.

Medio ambiente

La Taxonomía Verde facilita además la identificación de proyectos con objetivos ambientales. 

Archivo EL TIEMPO

POR:
Portafolio
marzo 17 de 2022 - 10:57 a. m.
2022-03-17

La Corporación Financiera Internacional (IFC), miembro del Grupo Banco Mundial, presentó los resultados de la Taxonomía Verde Colombia cuya primera fase avanza bajo el liderazgo del Ministerio de Hacienda y Crédito Público y la Superintendencia Financiera.

(Duque se compromete a que 30 % del área marina colombiana se proteja). 

La definición de este sistema de clasificación de actividades económicas y activos busca contribuir al logro de los objetivos y compromisos ambientales del país. La Taxonomía Verde facilita además la identificación de proyectos con objetivos ambientales, desarrolla los mercados de capitales verdes e impulsa la movilización efectiva de recursos privados y públicos hacia inversiones que permitan cumplir con los compromisos del país priorizados en el Plan Nacional de Desarrollo, el Convenio Marco de Diversidad Biológica y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, entre otros.

La Taxonomía Verde Colombia incorpora definiciones orientadas a apoyar a diversos actores públicos y privados, tales como emisores de bonos, inversionistas, instituciones financieras, entidades públicas, entre otros, en la identificación de inversiones que puedan ser consideradas como verdes o sostenibles.

La iniciativa contó con el apoyo del Climate Bonds Initiative, organización internacional que trabaja para movilizar capital global hacia acciones climáticas, y de la Red de Banca y Finanzas Sostenibles (SBFN), que es una plataforma única de reguladores y asociaciones bancarias interesadas en promover prácticas de banca sostenible bajo la coordinación de la IFC.

(El 2022 inicia con un llamado de emergencia por el cambio climático). 

Al respecto, Makhtar Diop, Director Gerente y Vicepresidente Ejecutivo de la IFC, afirmó: “El cambio climático es el desafío crucial de nuestro tiempo, y el mundo debe aumentar rápidamente la financiación para inversiones sostenibles. Las pautas que brindan claridad a los inversionistas, como la Taxonomía Verde de Colombia, son un componente crucial de ese esfuerzo”.

“En IFC, creemos que las finanzas verdes, basadas en estándares verificables, son clave para impulsar el cambio. Estamos orgullosos de trabajar con Colombia en el establecimiento de estándares ambientales sólidos que son un ejemplo para la región”, agregó Diop.

En la construcción de la primera fase de la taxonomía verde también participaron entidades como el Ministerio de Ambiente y el Departamento Nacional de Planeación (DNP) con el fin de cumplir las estrategias y las políticas trazadas por Colombia en materia de sostenibilidad.

“Hoy presentamos el resultado de un trabajo importante de articulación entre los diferentes participantes en el desarrollo de la primera fase de la Taxonomía verde de Colombia. Esta taxonomía es, sin duda, un ejemplo de nuestro compromiso con las finanzas verdes y el instrumento para que la industria aproveche una oportunidad sin precedentes para redefinir la forma en la que las finanzas persiguen objetivos más amplios y metas más ambiciosas en la construcción de una sociedad más verde e inclusiva”, destacó el Superintendente Financiero de Colombia, Jorge Castaño Gutiérrez.

Cabe señalar que uno de los compromisos fundamentales del Acuerdo de París -tratado internacional sobre el cambio climático firmado por Colombia en 2015- es precisamente la elaboración de una taxonomía verde para 2030.

Como resultado del compromiso de aumentar los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) del 20% al 51% para 2030, que es uno de los objetivos más ambiciosos de América Latina y el Caribe, Colombia es hoy una nación líder en el contexto de los mercados emergentes.

Se espera que la meta del 51% detone un cambio mayúsculo que afectará a todas las industrias de la economía colombiana a lo largo de la década.

PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido