Gobierno

¿Qué tan viable es emitir más billetes para salir de la crisis?

Hay quienes aseguran que imprimir más papel moneda es una solución para financiar la crisis. Otros dicen que esto aumentaría la inflación.

Billetes

Uno de los reparos que tiene esta idea es que se produciría una presión inflacionaria en caso de que se emita más dinero. 

Banco de la República

POR:
Portafolio
julio 02 de 2021 - 04:25 p. m.
2021-07-02

En los últimos días se ha reavivado una discusión de vieja data: si el dinero sirve para dinamizar la economía, ¿por qué no se imprimen más billetes para financiar la crisis y reducir la pobreza?

La polémica se encendió luego de que, a través de sus redes sociales, el senador Gustavo Petro insistiera en su idea de que el Banco de la República emita dinero para financiar el gasto del Gobierno, provocado por la pandemia del covid-19.

(¿A quién le sirve la emisión monetaria?).

Entre las propuestas del senador está que el Banco de la República emita dinero para que le preste al Gobierno con una tasa de interés cero y que este, a su vez, se distribuya a los más pobres.

Petro sustenta su idea en que el año pasado el Banco de la República emitió $31 billones, de los cuales entregó $2,8 billones como préstamo al Gobierno del presidente Iván Duque, y que el resto se lo entregó en crédito a la banca privada para que, a su vez, esta se lo prestara al Gobierno.

Según el senador, si el dinero que emite el Banco Central se distribuyera con su propuesta, esto podría ayudar a financiar la crisis por la que atraviesa el país y reducir los gastos y el endeudamiento con la banca privada.

(Lea también: ‘Casa de papel’ y emisión privada de dinero). 

Sin embargo, el exministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, calificó esta idea como populista y equivocada, y señaló que “decir que en la Jiménez con Séptima, una maquinita de dinero resuelve los problemas de todos, es mala pedagogía. Es un mensaje del tipo de soluciones facilistas, populistas y equivocadas que el señor Petro implantaría si él tuviera éxito político”.

Pero, ¿qué tan viable es esta propuesta?, ¿qué consecuencias tendría?, ¿más dinero en circulación es sinónimo de riqueza para un país?

Para el senador Iván Marulanda, quien también hizo parte del equipo económico que diseñó la Constitución Política de 1991, “este instrumento se puede tener en cuenta para una única ocasión y funciona para momentos de crisis social y económica que tiene el país en este momento”.

Según Marulanda, ya hay un artículo de la Constitución que determina que el Banco de la República puede otorgar ese crédito siempre y cuando la decisión de los integrantes del Banrep sea unánime.

Y agregó que "aunque en condiciones normales un crédito como este podría hacer una presión inflacionaria, este es un momento en el que la economía necesita reactivar la demanda interna. Y si se piensa en una iniciativa como la renta básica podemos dinamizar la economía que está pasando por una de sus peores crisis".

Precisamente uno de los reparos que tiene esta idea es que se produciría una presión inflacionaria en caso de que se emita más dinero. Y hay ejemplos como en los casos de Venezuela y Argentina.

Para el economista Jorge Restrepo, “emitir, incluso si lo aprueba por unanimidad la Junta Directiva del Banco de la República, como lo requiere la Constitución del 91, aumentaría el costo del crédito público y privado y descuadernaría la economía, algo que no es necesario pues hay suficiente crédito barato”.

En un blog y desde su propia opinión, Jorge Toro, asesor de la Gerencia General del Banco de la República, advirtió que aunque esta iniciativa, a primera vista, parece fácil y de bajo costo, lo cierto es que, basado en la interpretación del mandato constitucional que permite este tipo de créditos, el país no atraviesa por esas condiciones extraordinarias para acudir a esta figura.

“Respecto a la interpretación del mandato constitucional, la posibilidad de que el Banco de la República otorgue un crédito directo al Gobierno fue ampliamente discutida por los constituyentes de 1991. La decisión final fue dejarla abierta pero sujeta a una condición: la unanimidad de los miembros de la Junta Directiva. Esa condición fue la manera de expresar que el mecanismo puede utilizarse sólo en condiciones absolutamente extraordinarias en las cuales no exista una mejor opción. Esa no es claramente la situación actual, en la que el gobierno ha tenido éxito en obtener los recursos de financiamiento necesarios. De hecho, el año pasado el Gobierno nacional optó por prefinanciar parte de las necesidades de 2021 aprovechando la ventana de mercado que permitía condiciones financieras adecuadas”, explicó Toro.

Agregó que en cuanto a la experiencia internacional, ningún país avanzado utiliza el crédito directo del banco central como mecanismo de financiación del Gobierno. “Cuando algunos de estos países utilizaron la expansión cuantitativa en el pasado, las autoridades monetarias efectuaron compras de bonos públicos en el mercado secundario y fueron muy cuidadosas en comunicar que la intención de esta política no era la de financiar al gobierno, sino la de combatir la caída de la inflación y dar apoyo a la actividad económica”.

Finalmente manifestó en su escrito que el Gobierno Nacional ha construido reputación y credibilidad sobre su deuda luego de muchos años de cumplimiento y prudencia fiscal. “Muchos inversionistas institucionales del resto del mundo, incluyendo fondos de pensiones, bancos de inversión y fondos mutuos, adquieren bonos emitidos por el gobierno colombiano y contribuyen por esa vía a cubrir las necesidades de financiamiento que no alcanzan a ser sufragadas por ingresos corrientes provenientes de la tributación”.

LAS CONSECUENCIAS DE EMITIR MÁS BILLETES

En varias ocasiones el Banco de la República ha señalado cuáles son las consecuencias que tiene para la economía emitir más billetes.

Según explica, “la riqueza de una economía no depende de la cantidad de dinero que hay en ella sino de su nivel de producción. Esto significa que por más que aumente la cantidad de dinero que circula, una economía no es más rica si no aumenta su producción en sectores como la agricultura y la industria”.

Además, agrega que cuando aumenta la cantidad de dinero sin que haya un crecimiento en la producción de un país se genera inflación, ya que más dinero tratando de comprar la misma cantidad de bienes y servicios, provoca que quienes venden cobren más y se genere un aumento de precios. Por eso el Banco de la República controla la cantidad de dinero que emite para evitar desastres en la economía de Colombia.

Javier Acosta 
PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido