close
close

Gobierno

Situación fiscal, PIB y desigualdad, los retos de Ocampo

El nombramiento como minHacienda fue recibido con buenos ojos, pero deberá tramitar pronto una tributaria, afianzar la confianza y atajar la pobreza.

Gustavo Petro y José Antonio Ocampo

Gustavo Petro y José Antonio Ocampo

Twitter Gustavo Petro

POR:
LAURA LUCÍA BECERRA ELEJALDE
junio 30 de 2022 - 08:23 p. m.
2022-06-30

Tras varios días de especulación el presidente electo, Gustavo Petro Urrego, finalmente disipó los rumores y nombró a José Antonio Ocampo como el próximo ministro de Hacienda y Crédito Público.

En la madrugada de ayer lo confirmó con un breve mensaje a través de su cuenta de Twitter: “José Antonio Ocampo será nuestro ministro de hacienda. Construir una economía productiva y una economía para la vida”, trinó el futuro mandatario.

(Lea: Quién es José Antonio Ocampo, ministro de Hacienda del gobierno Petro). 

Este nombramiento era uno de los más esperados por el mercado y la ciudadanía, y recibió comentarios positivos de varios sectores y figuras del ámbito político económico nacional e internacional. Y es que Ocampo podría llamarse un veterano para la tarea, pues ya fue ministro de Hacienda (1996-1997), también estuvo al frente de Planeación Nacional (1994-1996), fue ministro de Agricultura (1993-1994) y además estuvo en la junta del Emisor entre 2017 y 2019.

El economista, graduado también como sociólogo de la U. de Notre Dame, cuenta con un doctorado en Economía en la U. de Yale y ha participado en reconocidos ámbitos académicos y organismos internacionales por varias décadas.

Ocampo, quien encabeza también el empalme del gobierno para el sector Hacienda, deberá ahora también encaminar la economía para que siga en su senda de crecimiento, manejar una situación fiscal compleja, y tramitar ante el Congreso la nueva tributaria, sin dejar de lado la atención de temas sociales como la pobreza, la equidad, en medio de un entorno retante con una alta inflación.

El director del centro de estudios económicos Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía fue una de las figuras que felicitó a Ocampo, y destacó esta como una “muy merecida designación”. Mejía reconoció que Ocampo es “un brillante economista con la experticia requerida para enfrentar los enormes retos que tiene el país en materia fiscal, en desigualdad y en crecimiento”.

Para Beethoven Herrera, profesor emérito de la U. Nacional y U. Externado, una de las primeras tareas que tendrá Ocampo como el nuevo ministro será tramitar una reforma tributaria en el segundo semestre. “Este gobierno va a trabajar en un lapso de 100 días para presentar una reforma tributaria antes de diciembre. Esta armonía y la avalancha de apoyos que está llegando puede no durar mucho, hay que pasar la reforma lo antes posible”, dice.

Herrera destacó además que Ocampo, “en temas de planeación, desarrollo, manejo de moneda y agrarios tiene suficientes insumos para armar un plan de desarrollo creíble y confiable”, y aseguró que “lo que Ocampo aporta es confianza”, y que por ello “debe modular algunas propuestas que no se dan de un día para otro”.

Otros temas que menciona como claves es el manejo de la transición energética y las necesidades fiscales relacionadas o el control de la inflación, más allá de la política del banco central.

De otra parte, el decano de economía de la U. del Rosario, Carlos Sepúlveda, sostiene que “el primer reto es lograr una tranquilidad de los mercados y habilitar un dialogo político alrededor de una reforma tributaria que dinamice la actividad económica y que permita continuar con esta recuperación que hemos venido enfrentando”, esto, asegura, debe ir acompañado de una recuperación más activa de empleo de calidad y una disminución en los indicadores de pobreza.

Tras ello, asegura, también estas otros problemas de carácter estructural como la desigualdad en diferentes niveles sociales, desde ingreso, género, y acceso a servicios como salud, educación e internet.

Así mismo, César Tamayo, decano de Escuela de Finanzas, Economía, y Gobierno de la U. Eafit, dice que Ocampo “tiene en frente un acto de malabarismo muy retador: debe lograr una reforma tributaria que al mismo tiempo ayude a ordenar un poco las golpeadas finanzas públicas; contribuya a reducir la inequidad; y no lesione la inversión privada y la generación de empleo de calidad que son la única forma fe reducir de forma duradera la pobreza”.

(Además: Reacciones al nombramiento de Ocampo como ministro de Hacienda). 


El presidente de la Andi, Bruce Mac Master, calificó como “una muy buena señal”, el nombramiento, y dijo que la nueva cartera de Hacienda tendrá la labor de construir confianza hacia los mercados, los empresarios y hacia la sociedad.

LAURA LUCÍA BECERRA ELEJALDE

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido