Gremios del sector energético cuestionan a la nueva subasta

Piden que no sea obligatoria la compra de energías renovables por parte de empresas.

Energías renovables

Gremios piden que la nueva subasta anunciada por MinMinas acoja todas las tecnologías.

EFE

POR:
Portafolio
enero 12 de 2021 - 09:00 p. m.
2021-01-12

Más se demoró el Gobierno Nacional en anunciar la inclusión de más fuentes renovables no convencionales de energía eléctrica a la matriz de generación a través de un concurso público, que el sector energético del país en salir al paso para expresar sus reservas y cuestionamientos al citado proceso.

(Las apuestas serán: oro, crudo, ‘fracking’, carbón y renovables). 

Una carta de seis páginas, con carácter confidencial, que el pasado 4 de enero hicieron llegar al despacho del ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, los gremios como Acolgen, Andeg, Asocodis, Andesco y la Cámara de Grandes Consumidores de Energía y Gas de la Andi, y a la cual tuvo acceso Portafolio, plantearon serias observaciones e inquietudes a la nueva subasta de contratos de largo plazo anunciada por el propio jefe de la cartera minero energética.

Palabras más, palabras menos, la misiva de los cinco gremios del sector energético no solo dejan entrever que con el concurso público no solo se está buscando energía a muy corto plazo y con un cronograma “apretado”, sino que además se deben sacar adelante los proyectos renovables a los que se les hizo asignación en la subasta de 2019, para analizar como se comporta el sistema.

Precisamente, con este punto, los cinco gremios abren la citada misiva subrayando que es prioritario establecer los resultados de la inclusión de los nueve proyectos renovables (seis eólicos y tres solares) a manos de siete empresas en la matriz de generación producto de la última subasta.

“Es fundamental que, antes de llamar al desarrollo de una nueva subasta de Largo Plazo, se realicen los esfuerzos necesarios para materializar los proyectos adjudicados en la última subasta, específicamente, en lo concerniente a la conexión al Sistema Interconectado Nacional (SIN)”, señala la carta.

Para los gremios es prioritario garantizar el normal desarrollo, la construcción, conexión oportuna y entrada en operación comercial de los proyectos previamente adjudicados, ya que esto no solo aporta “a la consecución de los objetivos de política pública”, sino que además afianza la inversión con miras a la nueva subasta para incluir renovables.

Más adelante, la misiva de los cinco gremios subraya que de programarse el concurso público, este debe ser abierto y para todas las tecnologías de generación en términos de eficiencia, libre competencia y planeación indicativa, ya que así se permite garantizar que la demanda perciba beneficios de menores costos variables.

“Recomendamos no hacer diferenciación por tecnologías en la subasta anunciada, y teniendo en cuenta que una mayor concurrencia de oferentes es la mejor vía para contribuir la formación de precios eficientes, se debe permitir que todos los agentes puedan participar y que sean los usuarios los que determinen sus necesidades y preferencias de contratación”, resalta la misiva.

De igual manera, los cinco gremios firmantes de la citada misiva, solicitan actualizar los estudios de flexibilidad técnica del sistema “frente a la penetración gradual de fuentes renovables en el sistema eléctrico del país”.

Sin embargo, uno de los puntos que abordan los gremios en la carta, y a la que mayor relevancia otorgan, tiene que ver con la obligatoriedad para la compra de energía eléctrica que provenga de fuentes renovables no convencionales, lo cual atenta contra la libre competencia en el mercado eléctrico.

“Una subasta de contratación a largo plazo que tenga como premisa la participación obligatoria de los usuarios no regulados, afectaría la eficiencia en la toma de decisiones de estos agentes”
, y a reglón seguido la misiva recalca que “una participación obligada en una subasta de contratos originaría una sobrecontratación para este tipo de usuarios”.

CAE DEMANDA DE ENERGÍA 

Producto de las medidas tomadas por el Gobierno para evitar la propagación del Covid-19, la demanda de energía en Colombia se contrajo 2,60% durante 2020. Así lo informó XM, operador del Sistema Interconectado Nacional (SIN) y administrador del Mercado de Energía Mayorista (MEM), al subrayar que desde 2016, año en el que Colombia pasaba por un fenómeno de ‘El Niño’, no se presentaba una caída de este indicador. Por regiones, Chocó fue el área con mayor crecimiento en demanda de energía con el 5,20%; seguida de Guaviare con 5,09%. La región central fue la de mayor decrecimiento con 2,05%; seguida de Caribe, que presentó una caída de 0,73 %; y THC (Tolima, Huila, Caquetá) de 0,27%.

Alfonso López Suárez

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido