Hasta $3 billones de las vigencias futuras serían liberados para 2020

Este fue uno de los cambios aprobados en primer debate de la ley de Presupuesto, que traería mayor inversión y menor pago de deuda.

Ley de Presupuesto

La ley de Presupuesto debe aprobarse plenamente antes del 20 de octubre próximo.

Minhacienda

POR:
Portafolio
septiembre 25 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-09-25

La aprobación en primer debate del Presupuesto General de la Nación (PGN) 2020 traería consigo la posible liberación de vigencias futuras que habían sido comprometidas años atrás.

(Lea: Aprueban monto del Presupuesto 2020)

Según el senador Richard Aguilar, este punto busca darle una “reorganización al mecanismo de vigencias, porque si esto se puede cambiar de forma efectiva, los recursos se podrán usar en infraestructura. Esta renegociación va a liberar recursos, cuyo monto aún sigue en estudio, pero podrían ser de entre $1 billón y $3 billones”.

(Lea: Los interrogantes de fondo del Presupuesto General de la Nación)

Esta es apenas una de las novedades del texto aprobado por las comisiones económicas conjuntas. Como quedó aprobado el proyecto, también se busca ‘castigar’ a las entidades que presenten bajos niveles de ejecución presupuestal.

(Lea: Aprueban en primer debate el Presupuesto General de la Nación)

Para esto, se incluyó un artículo que dice que “los saldos de cuentas corriente o de ahorros que hayan permanecido inactivas por un período mayor a un año y no superen el valor equivalente a 322 UVR (unos $11 millones) serán transferidos a la Nación”.

El proyecto del PGN también le daría vía libre para que el Gobierno Nacional utilice temporalmente los recursos del Fondo Nacional de Pensiones de las Entidades Territoriales (Fonpet) para pagar las deudas que tiene pendientes con los docentes.

A esto se suma el hecho de que el Ejecutivo tendría autorización del Congreso para emitir más títulos de deuda, con el fin de financiar los subsidios de energía y gas que quedaron aprobados en la ley del Plan de Desarrollo, que los aprobó hasta el 2022.

Como deuda pública también serían asumidos unos $230.000 millones, los cuales irían a cubrir a “las obligaciones de pago originadas en sentencias, conciliaciones judiciales debidamente ejecutoriadas y las deudas reconocidas en el proceso liquidatario del Instituto de Seguros Sociales en Liquidación”, según se lee en el proyecto.

De otro lado, el Gobierno alista un nuevo subsidio para quienes tengan u operen distritos de riego en el país, y a quienes la Nación les pagará el 50% de los costos en energía eléctrica y gas natural, a partir del primero de enero del 2020.

En este caso, agrega el proyecto, “el beneficio solo se otorgará para aquellos que no posean más de 50 hectáreas” y cuando su facturación sea individual.

DETALLES DE LA REDISTRIBUCIÓN


Estos y otros ajustes se lograron, luego de que el Congreso y el Gobierno aprobaran aumentar el rubro de inversión en $7,2 billones, quitándole asignaciones a funcionamiento y servicio de deuda.

De acuerdo con Erasmo Zuleta, representante a la Cámara y ponente de la ley, “entre $2 billones y $3 billones se reducen de funcionamiento y unos $4,5 billones se pagarán menos de deuda. Aún no se ha hecho la repartición sobre qué sectores o regiones recibirán más dineros; eso será tarea para la próxima semana, cuando comencemos las discusiones de la ponencia para segundo debate”.

Y agregó que en materia de la venta de activos “no hay nada claro, pero con lo que se hizo de pagar menos en deuda y presupuesto de funcionamiento, se podría evitar que se hagan las enajenaciones previstas”.

Estos y otros detalles quedarán afinados a partir del próximo lunes, cuando los ponentes y coordinadores construyan la ponencia para segundo y último debate del PGN. La premura, sobre todo, es por el tiempo, ya que esta debe quedar aprobada antes del 20 de octubre próximo.

Siga bajando para encontrar más contenido