close
close

Economía

Hay consenso sobre otra alza de tasa del Banco de la República

La mayoría de analistas dicen que el Emisor hará otro ajuste de 25 puntos básicos en su instrumento de política monetaria.

Banco de la República

Leonardo Villar (der.), gerente general del Banrep, y José Manuel Restrepo, ministro de Hacienda.

Banco de la República

POR:
Portafolio
octubre 28 de 2021 - 11:00 p. m.
2021-10-28

La Junta Directiva del Banco de la República se reúne hoy para decidir un posible nuevo aumento de su tasa indicativa, y tiene una batería de indicadores y argumentos de orden interno y externo, dentro de los cuales la inflación y el crecimiento económico ocupan los primeros lugares.

En la reunión de septiembre se decidió, tras un año de haber dejado en un mínimo histórico de 1,75% la tasa de intervención, subirla en 25 puntos hasta el 2%.

​(Banco de la República prolongaría alza de tasas de interés por un año). 

Dicha tasa continúa siendo expansiva, como la entidad lo decidió el año pasado para ayudar a enfrentar los efectos sobre la economía que ha representado la lucha contra el avance del coronavirus.

El temor a que las presiones inflacionarias se hagan más intensas y generen unas expectativas que lleven a mayores ajustes de precios y tarifas de cara al 2022 y la buena dinámica económica, son claves en la decisión de hoy.

Carolina Monzón, gerente de Investigaciones Económicas para el Banco Itaú Colombia considera que tras el inicio del proceso de normalización de la política monetaria en septiembre, con el aumento de la tasa hasta el 2%, para hoy espera que el directorio del banco central acelere el paso y suba 50 puntos básicos su tasa de intervención.

(¿Cómo afecta a la gente del común la subida de tasas del Banrep?). 

“Las expectativas de inflación y la recuperación en curso de la actividad económica se señalaron como factores claves a vigilar en los próximos meses. En este sentido el Banco Central mejoró las perspectivas sobre el crecimiento de actividad del 7,5% al 8,6% este año y al 3,9% en 2022 (+0,8 puntos porcentuales)”.

La analista dice que la recuperación de la actividad avanza más rápido de lo previsto, con una sólida demanda interna que respalda un fuerte incremento del déficit de cuenta corriente.

“La minoría del directorio teme quedarse detrás de la curva. Las expectativas de inflación y la recuperación económica en curso se señalaron como factores clave a vigilar en los próximos meses, y en ambos casos se han observado incrementos en las previsiones”.

En general, con la reapertura económica consolidándose, la inflación al alza y los grandes déficits gemelos, “esperamos que el Emisor acelere el ritmo de subidas de tipos. Esperamos que las tasas de interés terminen el año en el 3,0% y en el 4,75% el próximo año (en torno al tipo neutral nominal estimado).

MÁS INFLACIÓN 

Dice que la reapertura económica, el traslado de la devaluación a los precios y las restricciones de la oferta global deberían generar una aceleración de la inflación para fin de año al 5,2%.

Pero es que con el aumento de los precios de las materias primas y un contexto sanitario controlado, acentuarían la posibilidad de un ciclo de retiro del estímulo monetario a mayor ritmo, dice la analista.

Juan David Ballén, director de análisis y estrategia de Casa de Bolsa asegura que la expectativa es que hoy se suban 25 puntos básicos y advierte que la Junta Directiva va a estar dividida entre 25 y 50 puntos. El principal motivo es la inflación que “no creo que aún haya tocado máximos y hay muchos motivos a nivel internacional que la presionan al alza”.

(¿Qué política monetaria seguirá el Banco de la República?). 

Además plantea un escenario de inflación con menor crecimiento en 2022, aunque recuerda que de todas maneras la tasa está en terreno expansivo, incentivando el crecimiento de la economía pues seguirá siendo negativa, por debajo de la inflación tanto en la vigente como la esperada.

TRADICIONAL ORTODOXIA 

El académico del Laboratorio Financiero de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, Édgar Jiménez, asegura que la tradicional ortodoxia del Junta Directiva del Banco de la República se va a volver a imponer, con un aumento de la tasa indicativa de 25 puntos básicos.

Asegura que si bien es cierto que hay inflación importante, esta es explicada por rubros de alta volatilidad como alimentos, pero cuando se la analiza sin ellos el panorama no es tan complicado y por eso resultaría razonable aumentar solo 25 puntos, con lo que la tasa seguirá siendo expansiva en beneficio de la economía aunque tal vez quitando un poco el pie del acelerador.

José Ignacio López, director de Investigaciones Económicas de Corficolombiana dice que espera un aumento de “25 básicos pero no descartamos uno de 50 básicos” y asegura que a la inflación todavía le falta por subir pues la presión sobre los precios sigue. Pero considera que con las cifras de crecimiento de agosto es probable que se de el balance de argumentos para seguir subiendo a un ritmo de 25 puntos.

De acuerdo con Camilo Pérez, jefe de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá el Banco de la República hoy debería aumentar en una magnitud mayor la tasa, en 50 puntos, pues la inflación ha sorprendido al alza y se mantendrá por encima de la proyección del banco central y esto ha tenido un efecto sobre las expectatitvas y si sigue por fuera del rango nueve meses golpeará la expectativas.

PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido