‘Hay que aumentar la entrega de títulos mineros’

El presidente de la ACM, Juan Camilo Nariño, afirmó que este es uno de los retos para que en el 2020 el país diversifique y aumente la producción.

Juan Camilo Nariño, presidente ACM

“El Estado debe impulsar aún más la exploración”, Juan Camilo Nariño, presidente ACM.

Cortesía ACM

POR:
Portafolio
febrero 08 de 2019 - 08:30 p.m.
2019-02-08

En diálogo con Portafolio, Juan Camilo Nariño, nuevo presidente de la Asociación Colombiana de Minería (ACM) dejó en claro que el mayor reto para la operación extractiva del país esta en incentivar la entrega de títulos mineros para desarrollo.

El dirigente gremial afirmó que es necesaria una articulación entre el sector minero público y privado para hacer pedagogía en cuanto a exploración, así como en la necesidad de que el Legislativo le de forma a la ley de concurrencia y coordinación, como lo estableció la Corte Constitucional, para fomentar la operación. El 2019 será un año para que la actividad minera se prepare para crecer como sector a futuro.

(Lea: Nueva norma para elevar la inversión minera en programas sociales)

¿Cuáles son los retos del sector minero colombiano para el 2019?

Los retos son tres. Primero, hacer valer la jurisprudencia de la Corte Constitucional con respecto a los acuerdos de los concejos municipales y las consultas populares. La Constitución es clara en señalar que el subsuelo es de la Nación, y que los entes territoriales no pueden prohibir su producción. Segundo, avanzar en la instrucción que dictó este alto tribunal, y es la de tramitar en el Legislativo de una ley que desarrolle la política de la concurrencia y coordinación. Y tercero, diversificar la exportación de minerales que se producen en el territorio nacional, esto es clave para el futuro del desarrollo minero del país.

En esta tarea, ¿cuál será el papel de la ACM?

Hay que soportar y apoyar jurídicamente, amparado en la Constitución Nacional, los proyectos mineros que actualmente están en desarrollo y que le darán al sector una diversificación y crecimiento del PIB importante. Los entes territoriales no deben pasarse por encima de la sentencia de la Corte Constitucional. No pueden vetar el acceso de la Nación para hacer uso del subsuelo.

(Lea: El negocio de los títulos mineros

¿Cómo se debe dinamizar la operación para que aumenten los volúmenes de producción?

Es otro reto a tener en cuenta. Un claro ejemplo de como la operación debe dinamizarse, es la que se realizó en Cerro Matoso. Gracias a sus inversiones para expandir la operación, la producción de níquel creció de manera significativa. Esto jalonó el crecimiento del sector minero nacional. Esto mismo debe suceder en carbón, y en oro cuando entren en operación los nuevos proyectos. El Estado debe prestar toda la vigilancia y celeridad para que los proyectos crezcan. Esto generará un crecimiento sostenido en la industria y en las regiones productoras a mediano plazo.

Y, ¿la exploración?

Hay que fomentarla al máximo. El Estado debe impulsar aún más la exploración. Este país no se debe seguir dando el lujo de no ampliar la entrega de concesiones para el desarrollo de títulos mineros. El sustento del sector minero a futuro está en el aumento del número de concesiones entregadas.

¿Cómo debe tenderse ese nuevo puente para la relación con las comunidades?

La exploración hay que explicársela muy bien a las comunidades. La exploración no tiene los impactos de una operación, y no necesariamente termina en la producción. Esta el conocimiento geológico, técnico y científico de la conformación del territorio, que es valioso para construir vías. Eso es en el fondo lo que se tiene cuando se quiere ampliar en exploración. Se debe explicar con certeza como es un proceso de exploración minera. Los impactos son muy limitados, y eso se establece en la licencia ambiental.

¿La operación aurífera tiene el camino despejado para aumentar la producción a partir del 2020?

Hay que apoyar los proyectos existentes como es el caso de Buriticá, cuya operación es moderna, nueva y que en el país poco se conoce. Además, la empresa que desarrolla el proyecto, Continental Gold desarrolla un efectivo y eficaz trabajo social. Otro proyecto es el de Gramalote de Anglo Gold Ashanti. La operación de ambos proyectos se desarrollan de forma ambientalmente sostenible.

Otro mineral que está en el radar es el cobre, ¿cómo se debe fortalecer la operación?

Entra en la política de diversificación minera. En el 2019 vienen licenciamientos para el desarrollo de la operación cuprífera. A este metal, junto con el oro se le debe dar prioridad.

La formalización sigue siendo el dolor de cabeza para las compañías con títulos mineros...

Hay que ofrecer garantías con la formalización. Y el Estado debe facilitarle a las compañías para que este proceso de buenos resultados. Hay que darle un futuro a la formalidad.

¿Cómo resolver el tema de la operación minera en los páramos?

En una cartografía 1:25.000 se puede determinar con precisión en qué cotas comienza verdaderamente un páramo. También establece con claridad las actividades económicas que se realizan, así como las reservas de flora y fauna. Los páramos hay que mantenerlos. El Estado debe hacer presencia en estos lugares para delimitar con herramientas técnicas las verdaderas fronteras.

¿Se brinda la seguridad jurídica a la inversión para el desarrollo de la operación minera en Colombia?

Se brindaría más seguridad jurídica con una ley de concurrencia y concordancia. Así se despejan las dudas sobre el responsable en la producción del subsuelo. También se debe avanzar en la reforma al sistema de regalías para equilibrar el debate público local. En una fase de exploración no se deberían hacer aportes de regalías, y estas deben comenzar en la fase de construcción. Además, se debe incrementar el nivel de beneficios en aquellas zonas donde se aportan mayores recursos al Sistema General de Regalías (SGR). Esto otorgaría a las empresas la garantía que necesitan para abrir y desarrollar la operación.

Siga bajando para encontrar más contenido