‘Impacto del virus chino en el crudo golpeará la economía colombiana’

Para Luis Oganes, de J.P. Morgan, el crecimiento de este año sería de solo 3%, y eso sin conocer por completo el golpe de la crisis mundial.

Luis Oganes

Luis Oganes, jefe global de investigación de mercados emergentes de J.P. Morgan.

Cortesía

POR:
Rubén López Pérez
febrero 04 de 2020 - 10:00 p.m.
2020-02-04

Tras un crecimiento de alrededor de 3,3% en 2019, las previsiones pasan por un alza de 3,5% o más este año en la economía nacional. No obstante, J.P. Morgan cree que ese dato será de 3% por el ajuste fiscal del gobierno y el choque que va a sufrir el mercado petrolero por el coronavirus, el cual afectará a Colombia.

(Vea en el mapa la propagación del Coronavirus por el mundo)

Luis Oganes, jefe global de investigación de mercados emergentes, materias primas y divisas de J.P. Morgan, habló con Portafolio.

(Lea: Aumenta el número de víctimas mortales por coronavirus)

Tras un mal 2019, ¿qué le pasa a Latinoamérica? 

No hay solo una cosa que explique el bajón de crecimiento, pero sí se puede decir que el impulso de reformas estructurales ha sido muy débil, y eso hace que el avance de la productividad sea bajo. Aunque el año pasado fue especialmente malo, la tendencia no es nueva. Además la caída de precios de commodities ha influido y eso muestra que sigue la alta dependencia.

¿El alza permite cerrar las brechas que se piden en la protesta social?

América Latina, para crecer más, debe buscar mayor diversificación, pues sigue muy expuesta a los precios. Ha habido progresos, pero debe haber más reformas, que eso es lo que hará que sea más competitiva.

Esperamos un crecimiento de 1,5%, mientras que en 2019 sería de 0,5% sin incluir Venezuela, y 0% con ella. Eso sí, el rebote se concentra en Brasil y México. En el primero sí que ha habido un esfuerzo de reformas, por lo que crecería 2%. El año pasado de México fue terrible y cayó 0,1%, y avanzaría 1,3% este año.

En el resto vemos alrededor de 3% en Colombia y Perú, y 1,1% en Chile. Realmente no podemos decir que América Latina esté entrando en un periodo de crecimiento y bonanza.

¿Ve también ese rezago de reformas en Colombia?

Las reformas son importantes. El dinamismo del año pasado se explica porque la demanda doméstica estuvo fuerte, y este año se mantendría. Creemos que Colombia crecerá 3,3% en 2019 y, para este año, esperamos un 3%, con una estimación potencial de 3,1%.

Así, reformas como la laboral y pensional son importantes para poder elevar ese dato y hacer que llegue al 4% o 5%, pues sin ellas no es posible. Un país como Colombia, donde la población sube a cerca del 2%, un alza del 3% no hace que se genere crecimiento en el PIB per cápita.

¿Por qué esperan menos crecimiento en 2020?

Esperamos que el Gobierno avance en su ajuste fiscal, que es una manera de impedir que haya un recorte de la calificación de riesgo, pero eso obviamente va en contra del crecimiento al haber menos gasto.

Por el otro, Colombia está muy expuesto al precio del petróleo, y estamos asumiendo ya lo que viene ocurriendo en el mercado por el coronavirus: hay una reducción importante de la demanda en China, pues toda la región esta en cuarentena son zonas con mucha actividad manufacturera e industrial, y eso golpea al crudo. Ese choque es muy negativo para Colombia y ya lo empezamos a reflejar.

¿Qué esperan para el precio del crudo este año?

Tenemos un promedio para el Brent en alrededor de US$64 o US$65, pero vamos a revisar a la baja este precio por la baja en crecimiento de China. Esto obviamente va a generar impactos en las previsiones de cuentas externas de países como Colombia.

¿Y en cuanto a las divisas?

El dólar se empezó a apreciar en abril de 2018 por los recortes de impuestos de Donald Trump, y ese fenómeno se mantuvo hasta septiembre de 2019. Ante esto, hay monedas emergentes con mejor desempeño, pero las bajas de tasas de la Reserva Federal han hecho que sea la divisa que más rinde para muchos.

Para el peso colombiano esto va a depender mucho de lo que pase con el petróleo, pero para final de año esperamos $3.400 por dólar, aunque eso no incorpora un choque perdurable del coronavirus, si se mantiene la crisis, se debilitará más la moneda. Realmente nos preocupa el impacto que pueda tener esta crisis en países como Colombia.

¿Cuál es el peor escenario posible del coronavirus en la economía mundial?

Hace dos semanas se hizo una revisión a la baja del crecimiento de China, y estamos revisándolo de nuevo, y esto va a impactar en revisiones de crecimiento en todo el mundo, y también en América Latina. Mucha gente compara la situación actual con la del SARS, que provocó una caída muy fuerte del PIB en un trimestre y al siguiente se recuperó también mucho. La verdad es que no sabemos si va a ser igual, y es posible que este episodio dure más.

Además, el otro problema es que hoy China está mucho más integrado que en el 2003, y de ahí los temores en el mercado: ahora los chinos tiene cuatro veces más PIB per cápita, su PIB es el 18% de la economía mundial, frente al 4,6% que lo era entonces; representa el 31% de la manufactura total (frente a 9,6% en 2003) y su población aporta el 18% del gasto mundial en turismo y ahora no viajan. El shock puede ser más grande, hay que ser realistas.

¿El coronavirus va a ser el foco de incertidumbre?
Está agregando incertidumbre, pero eso no quita que el mercado tiene que lidiar con lo que pase con el proceso electoral de Estados Unidos, así que no creo que sea capaz de desplazar esto en importancia.

¿Cómo está el riesgo país de la región?

Hoy en día el spread está en unos 300 puntos básicos frente al bono de EE. UU., y eso indica que están en su precio justo y el mayor crecimiento puede ayudar. Eso sí, hay países con problemas de pago y los índices de endeudamiento están en niveles altos, por lo que el día en que la Fed vuelva a subir tasas vamos a ver un fuerte empeoramiento.

¿Hubo fuga de capitales de América Latina?

Los emergentes de la Fed han ayudado a muchos países a bajar tasas, y eso ha hecho que lleguen muchos capitales intentando aprovechar esos menores indicadores. Creo que el Banco de la República va a bajar también, pues al no haber espacio por el lado fiscal, lo que le queda es la política monetaria, así que creo que se moverá en la segunda mitad del año.

¿América Latina es atractiva para invertir?

Al ver la proyección de los emergentes, vemos una recuperación, y América Latina explica gran parte. Eso debería ser atractivo para inversionistas que busquen países con crecimiento.

Rubén López Pérez

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido