'Si se cae la Ley de Financiamiento aumentaría el recaudo tributario'

Así lo asegura Luis Carlos Reyes, director del Observatorio Fiscal de la universidad Javeriana.

Billetes

Si la Ley se cae quiere decir que el recaudo tributario aumentaría en comparación de lo que va a haber si se mantiene la Ley.

Carlos Ortega/CEET

POR:
Portafolio
octubre 16 de 2019 - 03:51 p.m.
2019-10-16

Luis Carlos Reyes, director del Observatorio Fiscal de la universidad Javeriana y profesor de economía de la misma institución, asegura que si la Corte Constitucional declara inexequible la Ley de Financiamiento aprobada en diciembre pasado, en realidad beneficiará a las finanzas del país, pues se recuperará el recaudo que se ha perdido con la misma.

Lea: (Día D para el futuro de la Ley de Financiamiento)

El Gobierno y los gremios aseguran que se afectarán gravemente las cuentas fiscales del país si la Corte Constitucional declara inexequible la Ley de Financiamiento. ¿Qué opinan ustedes?

Pensamos que esas opiniones son exageradas. Si bien es cierto que si se cae manda una señal de inestabilidad en el marco tributario a los inversionistas extranjeros, infortunadamente en Colombia esa es la norma y no la exención. Aquí se hacen reformas tributarias cada año y medio o dos años, así que el que se caiga algo que se aprobó hace un año, es algo que se podía esperar. 

De hecho, la prensa internacional se preguntaba en su momento cómo iba a ser sostenible una reforma que en efecto reducía el recaudo tributario a partir del 2020.

¿Qué pasa entonces? Que esta ley de financiamiento que se vendió como algo para financiar un hueco fiscal, en realidad lo que termina es creando un hueco fiscal permanente, por lo que si se cae, según las mismas estimaciones que el mismo ministerio de Hacienda dio a conocer en el momento que se pasó la ley, esta ley iba a reducir el recaudo tributario en alrededor de un billón de pesos anuales en Colombia.

Lea: (Para la Procuraduría, la Ley de Financiamiento es constitucional)

Eso quiere decir que es una ley de desfinaciamiento, cómo la denominó en su momento Anif...

Sí. Si la Ley se cae quiere decir que el recaudo tributario aumentaría en comparación de lo que va a haber si se mantiene la Ley. Según las proyecciones del Minhacienda, sin Ley de Financiamiento hay más recaudo tributario que con Ley de Financiamiento.

Esto porque el recorte de impuestos a las empresas era tan grande que no era compensado con los otros aumentos en los impuestos que hubo.  

Lo que sucede es que esta ley está apoyada por parte del lobby del sector industrial para mantener una serie de beneficios tributarios que les representan billones de pesos en ganancias.

El ministerio de Hacienda asegura que el PIB del país caería hasta en un 0,8%, ¿ustedes tienen los mismos cálculos?

En general las proyecciones de Hacienda son bien hechas, pero según las mismas proyecciones del ministerio, a partir del 2024 el crecimiento económico es el mismo con o sin Ley de Financiamiento.

Los principales problemas tributarios que tenemos en el país son precisamente la inestabilidad jurídica que no se va a causar porque se caiga la Ley de Financiamiento sino porque viene desde hace muchos años. En parte porque no se ha hecho una reforma estructural amplia, sino que se impone desde Hacienda y con aplanadora en el congreso.

Creo que vamos a seguir con esa inestabilidad jurídica que nos mantiene con ese menor crecimiento económico que tenemos, hasta que no tengamos una reforma con un consenso social bastante amplio.

¿Cómo sería esa reforma estructural que necesita el país?

Tiene que seguir lo que dice la Constitución. Primero, que el sistema tributario tiene que ser progresivo, es decir que las personas acaudaladas tienen que pagar más impuestos que los pobres.

Equitativa: Eso significa que a todo el mundo se le trate de la misma manera. Aquí tenemos una serie de más de 200 exenciones tributarias que benefician a grupos específicos que hay que analizar y determinar si contribuyen al bien común.

Eficiente: Quiere decir que sea favorable al crecimiento económico, a la inversión y que sea estable.

Pero esta ultima ley que pasó reduciendo el recaudo tributario del país estaba diseñada para no ser estable.

¿Afectará también el crecimiento y el empleo como dicen el Gobierno y los gremios?

Se vende la idea de que un recorte de impuestos a las empresas es fundamental para el crecimiento económico del país pero ese es un punto muy debatible y no está demostrado.

Y lo del empleo tiene que ver con el impuesto que se rebaje. Para la reforma del 2012 se hicieron estudios académicos muy rigurosos que bajarle impuestos a la nómina como salud, ICBF y Sena, y compensar subiendo los impuestos a la renta de las empresas era lo adecuado, y con eso se redujo la informalidad, aumentó el empleo y los salarios de los trabajadores.

¿Se afectará el crecimiento en lo que queda del gobierno de Iván Duque?

Esos son los cálculos del ministerio de Hacienda y con sus modelos macroeconómicos que tienen, me parecen creíbles. Hacer pronósticos de crecimiento económico es muy difícil y delicado porque está sujeto a mucha incertidumbre. Los modelos son juiciosos y responsables, pero no es verdad revelada.


Pedro Miguel Vargas
Editor Portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido