close
close

Impuestos

Una tributaria a la medida de la emergencia sanitaria

La reforma aprobada toca especialmente a las empresas, que devengarán más impuestos en pro de la sostenibilidad fiscal y programas sociales.

Declaración de renta

Las fechas de vencimiento para la declaración de Renta dependen de los últimos dos dígitos del NIT o cédula.

Archivo particular

POR:
Portafolio
septiembre 27 de 2021 - 09:51 p. m.
2021-09-27

La emergencia sanitaria trajo consigo una amplia crisis económica en el país, la peor en las últimas décadas, e incluso, según varios expertos, la más profunda de nuestra historia moderna.

(Lea: Impacto de la tributaria se sentirá más en las empresas)

De allí que el Gobierno Nacional se viera en la obligación de tramitar otra reforma de corte tributario para sanear las finanzas, mantener la financiación de varios programas sociales e impulsar nuevamente el crecimiento.

(Lea: En 50 años en Colombia van casi 30 reformas tributarias)

Los aumentos de impuestos suelen ser impopulares. Por esta razón la iniciativa que impulsó a principios de año el Gobierno, mucho más ambiciosa, fue retirada tras el estallido social que se generó en mayo, para dar paso a la Ley de Inversión Social, una tributaria con una meta de recaudo de $15,2 billones entre sus fuentes permanentes.

Entre este plan de consecución de recursos se apostó a la solidaridad del empresariado y se retiraron varios de los beneficios adquiridos con la reformas de 2018 y 2019.

De allí que las principales fuentes, alrededor de $10,6 billones, provienen de la nueva tarifa de renta a las empresas, con la que se buscan $6,7 billones, y la aplicación del descuento del Impuesto de Industria y Comercio (ICA) a solo el 50%, cuando antes estaba en 100%, lo cual dejaría al estado otros $3,9 adicionales.

En el primer punto, el cambio está en que se elevó el impuesto de renta a 35%, lo que representa un incremento de 4 puntos frente a la tarifa de 31% que se tenía para 2021, y que venía de un proceso de desmonte gradual. Además, para el sector financiero se introdujo una sobretasa de 3 puntos, para una tarifa corporativa de 38%.

Además de esto, también se esperan $1,9 billones como resultado de mayor austeridad en el gasto público y $2,7 billones producto de mayores esfuerzos y estrategias para la lucha contra la evasión de impuestos.

Pero la reforma no solo apunta a más impuestos para las empresas, también establece facilidades para las mismas, como es el caso de la ampliación del régimen Simple, al elevar el umbral de 80.000 UVT a 100.000 UVT (aproximadamente $3.600 millones a precios de 2021), con el fin de cobijar a más pequeños empresarios con este sistema de pago.

Además, se introdujeron apoyos puntuales para los pequeños establecimientos gastronómicos, y para los bares, los cuales no serán responsables del Impuesto Nacional al Consumo (Impoconsumo) y tampoco deberán pagar IVA durante esa vigencia.

Las empresas también están sujetas a un incentivo para la creación de nuevos empleos, con el que se otorga un subsidio de 25% de un salario mínimo legal mensual vigente por cada trabajador adicional entre 18 y 28 años.

También se amplió la vigencia del Programa de Apoyo al Empleo Formal (Paef) y con esta ley se extendió hasta diciembre de 2022, mientras que se creó un auxilio de hasta 20% por cada trabajador para las empresas que por el paro hayan visto afectados sus ingresos hasta en 20% durante mayo y junio.

Con estos cambios, la reforma busca no solo impulsar la recuperación empresarial y fomentar el empleo, sino también ayudar a los más vulnerables. A través del programa de Ingreso Solidario, la renta básica de emergencia por $160.000, se estima que 4.1 millones de hogares se verán cobijados por la medida.

Otro programa social es Matrícula Cero, con el cual 700.000 jóvenes de estratos 1, 2 y 3 pertenecientes a familias vulnerables se beneficiarán del programa de gratuidad en educación superior.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido