close
close

Economía

Industria mejora, pero está lejos de registros previos a la pandemia

Producción cayó 26,2% en mayo frente a igual mes de 2019. Empresas piden ayudas.

Empresas

en mayo las ventas reales de la industria manufacturera fueron de -25,2%.

CEET

POR:
marola@eltiempo.com
julio 15 de 2020 - 10:00 p. m.
2020-07-15

Con los datos que publicó ayer el Dane sobre el comportamiento de la producción industrial de -26,2% en mayo, se ve lejana la posibilidad de recuperación frente a los resultados de ese mismo mes de 2019, cuando aumentó 3,2% en ese indicador.

(Lea:  Bancoldex tendrá recursos por US$400 millones para respaldar créditos)

Sin embargo, se nota una mejora frente a abril de este año cuando cayó 35,8%.
Ante esto, los industriales y los expertos prenden las alarmas y dicen que estamos lejos de la reactivación y son urgentes salvavidas a los sectores y empresas más afectados por la pandemia.

(Lea: Cuarentenas disminuyeron los 'robos hormiga' en comercios del país)

De acuerdo con los datos del Dane, en mayo las ventas reales de la industria manufacturera fueron de -25,2% y el personal ocupado de -8,9%. Esos datos son un poco más alentadores que los que se vieron en abril con caídas de -35,9% y -7,8%, respectivamente.

(Lea: Regreso a cuarentena total: ¿qué tan lejos está el país?)

En cuanto al comercio minorista y de vehículos, la reducción en la variación anual fue de -26,8% en las ventas y de -3,7% en las personas empleadas en mayo.
Pese a que los datos son menos peores en mayo, los más afectados por el comportamiento en la producción manufacturera, según el Dane, fueron la fabricación de vehículos automotores (-91%), confección de prendas de vestir (-63,4), industrias básicas de hierro y acero (-50,7) e hilatura, tejeduría y acabado de productos textiles (-48,1%).

Andrés Giraldo, director del departamento de economía de la Pontificia Universidad Javeriana, llamó la atención sobre la afectación de sectores que pueden estar mayormente compuestos por mujeres. “Ellas pueden ser las más golpeadas por la caída en ventas en sectores como el de la confección de prendas o productos textiles. Eso hay que tenerlo en cuenta para tomar decisiones”.

Por su parte, la Encuesta Mensual de Servicios de mayo evidencia que sectores como el de producción de películas cinematográficas, programas de televisión y actividades relacionadas; los restaurantes, catering y bares; la publicidad; actividades administrativas y de apoyo a oficinas mostraron caídas en sus ingresos nominales, que oscilan entre el -93,1% y el 27,8%.

Llama la atención que los call center y el desarrollo de sistemas informáticos y procesamiento de datos fueron los únicos que presentaron crecimientos con 11,9% y 0,3%, respectivamente.

Para Lya Paola Sierra, investigadora del departamento de Economía de la Universidad Javeriana de Cali, la mayor caída en la producción se dio en abril, cuando las medidas de confinamiento obligatorio eran más estrictas.

“En este mes se tocó fondo”, apuntó. Sin embargo, reconoce algunas tendencias de mejora para junio. “He venido revisando los datos de consumo de energía para Colombia, una variable en tiempo real que sirve para analizar la dinámica de la producción, y esa dinámica evidencia signos de recuperación en la producción (caídas menos pronunciadas que en abril), a partir de la reactivación paulatina de los sectores. Los datos de junio muestran que esta recuperación sigue adelante pero a menor ritmo”, añadió.

Camilo Herrera, CEO de Raddar, explicó que esos comportamientos de leve recuperación en el comercio son similares a las tendencias que se están viendo en otras regiones.

“El hecho de que haya un mayor gasto en el comercio frente a abril evidencia la misma tendencia de lo que sucedió en Europa y en Estados Unidos. Pero esta recuperación está muy lejos de volver a los niveles que tenía el comercio antes del aislamiento. En ese momento podríamos hablar de una recuperación”, manifestó.

Y AHORA, ¿QUÉ SIGUE?

Como ya se ha alertado en varias ocasiones, los sectores que dependen de la afluencia de público como el de los eventos, entretenimiento, restaurantes y bares son algunos de los más golpeados por la crisis económica provocada por la pandemia por coronavirus y, según los expertos consultados, es clave que, por un lado, las empresas busquen formas de adaptarse y, por otro lado, el Gobierno les lance salvavidas.

Para el socio fundador de Raddar, “es evidente de alguna u otra manera tienen que adaptarse y encontrar mecanismos por medio de los cuales puedan tener una oferta de valor segura y confiable, y que no sea un vector de contagio a las personas. Por eso los autocines, las fiestas virtuales por plataformas compartidas y los domicilios para los restaurantes terminan siendo una gran opción. Lo que sí hay que tener en cuenta es que si la situación continúa así, será muy difícil volver a los niveles de venta antes del aislamiento”, subrayó.

Ante la situación, Bruce Mac Master, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), expresó que aunque se muestran mejoras, se necesitan medidas urgentes para salvar a las organizaciones.

“Desde hace ya varias semanas y ante la situación que se estaba observando, desde la Andi se han propuesto una serie de medidas reunidas en un decálogo alrededor del apoyo a la empresa nacional, que incluye iniciativas de corto plazo que contribuirían a evitar la pérdida de empresas”, dijo.

Sin embargo, insistió en que además de dichas medidas, es determinante facilitar las condiciones para que las empresas cuenten con una adecuada liquidez.

“Las cifras anteriores ponen de presente que la situación financiera del sector empresarial está lejos de estar resuelta. Debemos hacer todos los esfuerzos para evitar pérdidas permanentes o temporales de más empleos”, añadió.

En ese sentido, María Claudia Lacouture, directora de la Cámara de Comercio Colombo Americana, coincidió con el presidente de la Andi y manifestó que “la empresa nacional debe contar con el apoyo institucional suficiente para mantenerse a flote, continuar con la reactivación económica gradual, menos barreras, coordinación de políticas con las regiones, mas financiación, con planes a mediano y largo plazo que permitan sostener empleos y mantener el consumo”, concluyó.

FÁBRICAS DEL MUNDO IMPULSAN SU RECUPERACIÓN

En línea con Colombia, la industria de las principales economías registraron en sus últimas cifras grandes repuntes en su actividad, lo que muestra que las reaperturas han permitido una mejora gradual.

Un ejemplo es EE. UU., cuya alza mensual de su industria en junio no se había visto desde 1959. Según la Fed, el incremento fue de 5,4%, por encima de las estimaciones que esperaban un 4,3%. Solo contando las fábricas, el avance fue de 7,2%, el mayor dato desde 1946, justo después del fin de la Segunda Guerra Mundial.

En Europa, la mejora fue aún mayor. La producción de la industria en la eurozona subió 12,4% y 11,4% en la UE.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido