close
close

Economía

Inflación de dos dígitos ya golpea a hogares más pobres

Para estas familias la variación anual del IPC llegó a 10,46%, un nivel que no percibían desde 1999.

Pobreza

Para el total nacional, por cada $100 de gasto se destinan $14 a la compra de alimentos en promedio. 

Archivo particular

POR:
Laura Lucía Becerra Elejalde
abril 06 de 2022 - 09:30 p. m.
2022-04-06

Con la subida de la inflación anual en marzo a 8,53% y el encarecimiento general de muchos bienes básicos, son los hogares de menos ingresos quienes sienten en mayor medida la presión en sus bolsillos, y prueba de ello es que la inflación, revisada según el nivel de ingresos, para estas familias ya está en dos dígitos: 10,46% en el caso de las familias pobres y 10,35% en las vulnerables.

(De esta manera se comportó la inflación en marzo por ciudades). 

Así lo dio a conocer del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) en la divulgación del informe de Índice de Precios al Consumidor (IPC) para marzo que entregó en la noche del miércoles. Este indicador se ubica por encima de la inflación percibida por los hogares clasificados como clase media (8,75%) y de ingresos altos (6,72%).

Si bien la nueva clasificación de hogares en materia de ingresos está vigente desde enero de 2019, según el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, con la aplicación de “criterios de homologación hacia atrás” es posible comparar que este nivel de inflación para las familias pobres en el país no se veía desde abril de 1999.

LAS IMPLICACIONES 

Según Luis Fernando Mejía, director ejecutivo de Fedesarrollo, la inflación es un fenómeno preocupante y golpea especialmente a las personas de menores ingresos por dos razones.

“La primera tiene que ver con la limitada capacidad de ahorro que tienen los hogares más pobres. Usualmente, los ingresos se derivan del sustento diario o el trabajo del día, y por ende hay una capacidad muy limitada de ahorro, diferente a las personas de clase media y alta, que tienen la posibilidad de ahorrar en activos financieros o en finca raíz, lo que les permite protegerse contra la inflación. Pero ese no es el caso de las personas más pobres, que ven deteriorado cada día su poder adquisitivo”, indicó Mejía.

(Inflación en marzo llegó a 8,53%, la más alta desde julio de 2016). 

En segundo lugar, el director de Fedesarrollo destacó como la inflación proviene sobre todo del aumento en el precio de los alimentos, y que esto golpea especialmente a los hogares más pobres y vulnerables debido a que estos destinan una mayor proporción de sus ingresos en la compra de alimentos.

“Si bien para el total nacional, en promedio, por cada $100 de gasto alrededor de $14 se destinan a la compra de alimentos, en el caso de los hogares y vulnerables por cada $100 se destinan alrededor de $22 para ello. Por eso un aumento de precios en los alimentos golpea más a las personas más pobre”, aseguró. Para los hogares de altos ingresos, la proporción de gasto en alimentos es de $8 por cada $100 según el director de Fedesarrollo.

El vicepresidente del centro de estudios económicos de Anif, Anwar Rodríguez, destacó como, para los pobres la inflación “es 1,6 veces la de los hogares de ingresos altos, y allí, efectivamente, el impacto de los alimentos pesa mucho”.

Así mismo, según el Dane, otro de los rubros que más pesa en el cálculo de la inflación es el de alojamiento y servicios públicos. Mientras que para un hogar de ingresos altos esta ponderación es de 22,37 puntos porcentuales en el cálculo de la inflación, en los pobres es de 31,63 puntos.

UN GOLPE AL BOLSILLO

Teniendo en cuenta que los alimentos puntean en la inflación, y el peso que tienen en la canasta de consumo de estas familias, las alzas en precios de varios productos básicos vienen impactando la economía de estos hogares.

La papa, uno de los básicos de la dieta colombiana, ha subido 110% en comparación con sus precios de hace un año, la yuca 85% y los plátanos 82%, según las cifras que entró el Dane esta semana. Otros alimentos como los aceites han subido 45%, la carne de res 35% y las frutas frescas un 34%, mientras que la carne de aves se ha incrementado en 25%.

(Inflación anual en Colombia llegó a 8,53 % en marzo de 2022). 

Los productos de limpieza y mantenimiento, por otro lado, ya tienen una inflación de 19,2%, y los elementos de aseo han subido 13,1%. También algunos servicios como la electricidad han subido 14,6% en un año, el gas registra alzas de 10,13% y el cobro por el servicio de suministro de agua aumentó en 8,8% mientras que el de alcantarillado se ha incrementado a razón de 10,36%.

Además, si se tiene en cuenta que el aumento del salario mínimo que se fijo para este año fue de 10,07%, estos aumentos en la inflación ya se encuentran incluso por encima de la proporción de ese ajuste.

“Hace rato que la inflación que enfrentan los pobres, la inflación, y la inflación de alimentos, se pudo hacer comido el ajuste del salario mínimo, pero no solo porque ya casi es mayor, sino porque en general la población pobre tiene un ingreso por debajo del mínimo y es informal”, indicó Roberto Angulo, socio fundador de la firma Inclusión.

Según Angulo, este grupo poblacional realmente no fue beneficiario de ese ajuste que se dio en el salario a finales del año pasado, y aseguró que esta inflación “va a tener un efecto regresivo grandísimo”, pues en el caso de los pobres, estos ni siquiera llegaron a beneficiarse del mínimo, y aunque la población dentro de la categoría de vulnerable sí pudo percibir ese aumento, “están recibiendo una fuerza en el sentido contrario que es la inflación”.

SITUACIÓN TRIMESTRAL 

La relación que tienen las familias y nivel de ingresos con la inflación se vio también reflejada en las cifras para la variación del IPC en el mes de marzo. Mientras que a nivel general la inflación fue 1,0%, solo las familias de ingresos altos se ubicaron por debajo de este incremento, con una inflación de 0,74% en marzo. Para la clase media el alza fue de 1,03%, para las familias vulnerables 1,24% y para los hogares pobres 1,29%.

Así mismo, en lo corrido del año, las familias pobres ya tienen una inflación acumulada de 5,06%, y las que están en condición de vulnerabilidad perciben un incremento de los precios en el primer trimestre de 5,07%. Para la clase media el aumento ha sido de 4,48%, mientras que para los de ingresos altos solo ha sido de 3,56%.

LAURA LUCÍA BECERRA ELEJALDE
Twitter: @LauraB_Elejalde

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido