Carreteras nacionales tendrán menos presupuesto en 2020

Los recursos asignados por la Nación al Invías se reducirían en $3 billones, frente al 2019, de acuerdo con el director de la entidad. 

Carreteras

Archivo Portafolio.co

POR:
Portafolio
julio 08 de 2019 - 11:04 p.m.
2019-07-08

El mantenimiento de alrededor de 11.000 kilometros que conforman la red primaria de carreteras del país, que están a cargo del Instituto Nacional de Vías (Invías), quedarían seriamente desfinanciadas el próximo año, de acuerdo con Juan Esteban Gil, director de esta entidad.

Según el funcionario, a pesar de que históricamente el presupuesto delegado a este organismo, que tiene a su cargo aproximadamente el 64% de las carreteras nacionales así como la gestión de los proyectos carreteros y fluviales que no pueden ser concesionados a empresas privadas, oscila entre los $3,5 billones y los $4 billones, en el 2020 esa cifra descendería significativamente.

(Colombia requiere 45.000 km de vías adicionales, dice el BID). 

En concreto, la reducción entre el 2019 y el 2020 sería de $3 billones, pues mientras este año el presupuesto del Invías fue de $3,7 billones, de los cuales $2,5 billones fueron aportes hechos por la Nación y $1,2 billones correspondieron a recursos propios; en el 2020 el presupuesto total de la entidad sería menor a los $2 billones, y solamente $317.000 millones serían girados por la Nación.

“Aunque esperamos que los recursos propios que hemos generado a partir de múltiples mecanismos al interior del Invías superen lo logrado para el 2019, la reducción en el presupuesto total, y en lo delegado por la Nación especialmente, es muy importante”, indicó Gil.

LAS CAUSAS 

Según explicó el mismo funcionario, esta falta de recursos públicos se deriva de dos causas: la primera es que la Nación no ha podido recaudar lo previsto para este año y, lo segundo, que el sector transporte y por consiguiente del Invías están sufriendo las consecuencias de las designaciones presupuestales que se hicieron en el pasado a los proyectos de las vías de cuarta generación (4G).

“En el país tenemos 17.000 kilómetros de vías nacionales primarias, de las cuales, el Invías está a cargo de aproximadamente 11.000 kilómetros. Sin embargo, debido a los compromisos que tienen las vigencias futuras de la ANI con las 4G, que comprometieron el presupuesto, se está agotando el marco fiscal que el Ministerio de Hacienda y el Gobierno le ponen al sector del transporte, lo que deja al Invías sin recursos suficientes”, explicó Gil.

Se calcula que con los $317.000 millones que serían a signados a la entidad en el 2020 no se alcanzaría ni siquiera a hacer el mantenimiento de la red vial a cargo del Invías, sin contar con que tampoco se podrían emprender nuevos proyectos.

Además, “aunque el presupuesto está destinado en gran parte al mantenimiento, también se está delegando a la terminación de proyectos estratégicos que están en curso y que vienen hasta de cuatro gobiernos anteriores. En total se están interviniendo 26 proyectos de este tipo”, manifestó Gil.

(Luego de las 4G, nuevas obras valdrían más de $8 billones). 


No obstante, advirtió que el Gobierno Nacional ya recibió una alerta por parte de la entidad y se espera que se pueda ampliar el marco del gasto para el próximo año.

SE CONSTRUIRÍA UN TÚNEL O VIADUCTO EN LA VÍA AL LLANO 

Pasadas tres semanas desde que se anunció el cierre indefinido de la vía Bogotá-Villavicencio, el viceministro de infraestrucutura, Manuel Felipe Gutiérrez, señaló que se está avanzando en la recuperación de este corredor y que se están determinando cuáles podrían ser las medidas definitivas para poner en funcionamiento esta carretera.

“Lo más importante ahora es lograr abrir la vía y lo estamos haciendo a través de un sobreancho, que es como un bypass con el que se rodea el derrumbe. Estamos trabajando en eso, el material se va acopiando al lado del río. Calculamos que estamos sacando hasta 5.000 metros cubicos de material diariamente, y habíamos empezado con 2.000 metros cubicos. Sin embargo, calculamos que hay 50.000 en el lugar y cuando llueve puede llegar a caer más a la vía”, explicó Gutiérrez.

No obstante, el funcionario señaló que se están adelantando estudios para definir si se hará un túnel o un viaducto para poner en funcionamiento la vía de manera definitiva y evitar nuevos episodios de emergencia a causa de los derrumbes.

Por su parte, Carlos García, vicepresidente ejecutivo de la ANI destacó que: “en la vía Bogotá - Villavicencio estamos atendiendo cerca de 60 puntos críticos que han sido priorizados, entre los que se destacan las obras de los kilómetros 46, 64 y 58, donde tenemos el cierre permanente de la vía”. Además, destacó que el presupuesto destinado por el Gobierno para atender este corredor asciende a los $235.000 millones.

Así mismo, Coviandes señaló que se instaló un radar frente a la montaña del kilómetro 58 para monitorear en tiempo real los desplazamientos de tierra.

Adriana Carolina Leal Acosta
adrlea@portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido