Infraestructura

Digitalización, la 'receta' para cerrar brechas en infraestructura

El CAF dice que países latinos enfrentan retos en regulación, inversiones y políticas públicas en implementación de innovaciones en el sector.

Tecnología

El CAF asegura que los países deben hacer un análisis costo-beneficio en la implementación de avances tecnológicos en estas áreas sea un obstáculo en sí mismo para su desarrollo;

iStock

POR:
Portafolio
julio 22 de 2021 - 01:37 a. m.
2021-07-22

El avance en infraestructura es sinónimo de desarrollo y de allí la importancia de este sector para la reactivación de la economía regional. El Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) presentó su informe ‘Ideal’ (Infraestructura en el desarrollo de América Latina), en el que destaca el impacto que tiene la digitalización para reducir las brechas y mejorar los servicios en infraestructura, especialmente en lo referente al sector de energía eléctrica y el de transporte urbano.

En el informe, la entidad reconoce que la región enfrenta en tres desafíos para el desarrollo en infraestructura: la regulación económica, las inversiones y las políticas públicas, y que la digitalización juega un rol transversal en la solución de estos retos.

(Vea: El plan de Fedesoft para que el sector tecnológico siga creciendo).

Las soluciones tradicionales requerirían de inversiones, mecanismos institucionales y el rediseño de mercados que introduzcan los incentivos correctos para una provisión de servicios de calidad a una base amplia de usuarios con el menor costo posible”, sostiene el informe, y señala que en un contexto de cambio tecnológico, se presenta la oportunidad de evolucionar hacia sectores de infraestructura digitalizados.

Con el surgimiento de una nueva economía digital, según el CAF, “se abre la oportunidad para avanzar hacia una red eléctrica inteligente (REI)”, que incorpore datos por medio de sensores y medidores inteligentes, y cuya información puede resultar de utilidad para los consumidores, quienes pueden tomar decisiones en tiempo real sobre su consumo de electricidad, o para las empresas, de modo que puedan identificar fuentes de pérdidas.

(Vea: Hogar inteligente y operador móvil, las apuestas de la marca Kalley).

Por el lado del transporte urbano, la digitalización se manifiesta por medio de aplicaciones de viajes y plataformas que optimizan el uso de información, como Cuando Subo en Buenos Aires, TransMiSITP en Bogotá o Moovit en varias ciudades; en nuevos servicios de transporte, como los relacionados con economía colaborativa y aplicaciones como Uber, Cabify, entre otras, e incluso las de transporte de alimentos, domicilios y mercancías, y también en innovaciones en formas de pago y en la integración de los servicios de transporte.

Bus eléctrico de TransMilenio

Por el lado del transporte urbano, la digitalización se manifiesta por medio de aplicaciones de viajes y plataformas que optimizan el uso de información.

Cortesía BYD

MARCOS REGULATORIOS

Para atender las necesidades frente a la regulación, el CAF asegura que los países deben hacer un análisis costo-beneficio, pues puede que el nivel de inversión requerida para lograr avances tecnológicos en estas áreas sea un obstáculo en sí mismo para su desarrollo; también el rediseño de mercados, que contemplen nuevas funciones para los diferentes actores.

Estos puntos traerían, sin embargo, cambios sobre la determinación de las tarifas. “Por tanto, el tercer aspecto regulatorio relevante son las nuevas estructuras tarifarias”, dice la CAF.

Así mismo, la interconexión de los sectores por el uso compartido de infraestructura hará necesario que cooperen y coordinen la regulación de cada sector y la digitalización traerá consigo nuevas capacidades en las instituciones involucradas en los sectores de infraestructura, por lo que se deberá reforzar el conocimiento técnico.

(Vea: Los beneficios y desventajas del uso de la IA en la gestión pública).

LAS INVERSIONES

Para que las nuevas tecnologías se acoplen a la infraestructura de los sectores, el CAF argumenta que se requerirán inversiones que permitan adaptar las redes y los sistemas actuales, y que estas, a su vez, necesitarán de “reglas para la remuneración de nuevas inversiones en adaptaciones físicas de la red”.

La banca multinacional destaca que los avances tecnológicos en energía eléctrica y transporte urbano implican inversiones para adaptar redes y sistemas actuales. En el caso de la energía, el organismo señala que las inversiones para digitalizar una red eléctrica incluyen la adquisición de medidores inteligentes, sensores inteligentes e interruptores avanzados, nuevo software y el refuerzo de la red eléctrica tradicional (transformadores, cableado, etc.).

En el caso del transporte urbano de pasajeros, se anticipan mayores inversiones para adaptar la infraestructura tradicional a las nuevas tecnologías y que estas puedan ser aprovechadas. Algunos de estos cambios se relacionan con la adaptación de las paradas de autobuses para indicar tiempos de llegada en tiempo real, la incorporación de GPS para localizar los vehículos y enviar esa información a las paradas, o aplicaciones para teléfonos celulares que brinden esta información a los usuarios.

Inversiones

El CAF argumenta que se requerirán inversiones que permitan adaptar las tecnologías a las redes y los sistemas actuales.

iStock

POLÍTICAS PÚBLICAS

En este aspecto, el CAF argumenta que las nuevas tecnologías no solo traen consigo oportunidades de mejora, sino que pueden impulsar también efectos redistributivos, ambientales y de seguridad y allí las políticas públicas juegan un papel clave para el desarrollo de la infraestructura y su impacto en estos elementos.

El rol del Estado en este nuevo entorno se centra en innovar a través de políticas de mediano y largo plazo para el sector y su adecuación a las nuevas tecnologías, enfatizando la continuidad de las reglas para dar confianza a los actores del sector, mientras que el rol de las autoridades regulatorias y sectoriales se centra en la implementación de dichas políticas”, indica el documento.

(Vea: DataTIC, el centro para monitorear la conectividad en el país).

Algunos cambios que podrían tener un efecto redistributivo en el sector eléctrico se relacionan con que el uso de medidores inteligentes permite identificar el consumo ilegal de electricidad, la desaparición del subsidio cruzado entre consumidores de alta demanda e ingresos y los de menor demanda, y los cambios en el equipamento del hogar.

En el caso del transporte un efecto potencial de la digitalización es la reducción de los tiempos de viaje y la utilización más eficiente del sistema de transporte, y también la CAF destaca que la digitalización puede facilitar la focalización de los subsidios del transporte público y por ende las políticas relacionadas.

VISIONES SOBRE LAS GRIETAS EN LOS SERVICIOS

La CAF analizó como las brechas de infraestructura han ido variando su enfoque a lo largo de los años, y mientras que en una primera instancia, se estimaba “como el requerimiento de inversiones a nivel global, de país o región para alcanzar un nivel de infraestructura que satisficiera un determinado objetivo de cobertura o de referencia”,en años más recientes se ha reconocido la necesidad adicional de ser eficientes en la ejecución y destino de las inversiones.

En el sector de la energía eléctrica, los problemas en la región se concentran en la calidad, con índices de interrupciones que triplican los valores de Europa y duplican los de EE. UU. En el transporte público se tiene una brecha de servicio con un componente importante referido a debilidades en el acceso.

LAURA LUCÍA BECERRA ELEJALDE
Periodista Portafolio

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido