Con cuatro líneas reforzarán la transmisión en la costa Caribe

Otra de las redes claves será San Antonio – Alcaraván - Banadía, que buscan garantizar energía desde el centro hacia el oriente de Colombia.

‘Se están cumpliendo planes de inversión en electricidad'

Archivo Portafolio

POR:
Portafolio
noviembre 05 de 2018 - 08:10 p.m.
2018-11-05

Cuatro líneas de transmisión de energía, que serán claves a la hora de garantizar el suministro en varias regiones del país, están en proceso para ser adjudicadas por la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) antes de finalizar el presente año.

Se trata de los proyectos Bolívar - Tolú Viejo - Chinú, San Juan, Sabanalarga - Bolívar y Flores - Tebsa y subestación El Río, las cuales hacen parte de los planes de expansión de energía de la citada entidad.

(‘Más del 70 % de la inversión será en transmisión de energía’). 

Las iniciativas –que buscan, además, reforzar el Sistema de Transmisión Nacional (STN)– tendrán su ubicación preferiblemente en la zona norte del país.

“Estas convocatorias corresponden a desarrollo para garantizar el suministro de energía en la Costa Caribe”, señaló Ricardo Ramírez, director de la Upme, al precisar que los proyectos serán adjudicados antes del 31 de diciembre del 2018.

El funcionario precisó que el desarrollo de estas iniciativas se concentrará en los departamentos de Atlántico, Bolívar, Cesar y Córdoba, pero que el beneficio será para toda la región del Caribe colombiano.

Ramírez ha reiterado que el crecimiento de la demanda en los últimos años, la necesidad de conectar generadores y reducir el costo de desarrollo energético y evitar racionamientos por problemas de confiabilidad, fueron las principales razones para desarrollar estos proyectos de transmisión.

Las líneas de transmisión, que harán parte del STN para cada uno de los proyectos, están por encima de los 220 kilovoltios de capacidad, en tanto que en algunos se contará con subestaciones, cuyo aforo no supera los 500 kilovatios. 

(Nuevos proyectos para transmisión de energía eléctrica). 


Para la Upme, estos proyectos serán claves para fortalecer el Sistema Interconectado Nacional (SIN), porque hacen parte de siete iniciativas, las cuales ayudarán a cerrar anillos de transmisión del STN.

Además, se constituyen en líneas alternas para atender la demanda con confiabilidad. De hecho, según el funcionario, “cubren el sistema si llega a fallar alguno de los nodos”.

Y reiteró que así se atenderá de manera eficaz la demanda en la región norte, que crece a tasas más aceleradas, incluso mayores a las del resto del país.

Otra de las líneas relevantes es San Antonio - Alcaraván - Banadía, que busca garantizar el abastecimiento de energía desde el centro del país, a través de Boyacá, hacia el departamento de Arauca.

“Esta línea es una de las consideradas por la Upme ‘con prioridad’, ya que resuelve las restricciones de suministro en esta región y se tiene proyectada la apertura de su convocatoria en el primer semestre del 2019”, recalcó Ramírez.

Siga bajando para encontrar más contenido