Construcción, con más de 2.000 proyectos estancados

Más de 1,5 millones de trabajadores del rubro pararon sus actividades laborales en medio de la cuarentena nacional.

Construcción

El gremio constructor enfrenta incertidumbres debido a condiciones como el desempleo y la baja demanda.

iStock

POR:
Portafolio
abril 02 de 2020 - 09:55 p.m.
2020-04-02

La afectación del sector de la construcción, que cuenta con 1,5 millones de trabajadores en el territorio nacional, es inminente ante la emergencia sanitaria y económica actual.

(Lista línea de transmisión desde central Hidroituango). 

Según Sandra Forero, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), son 2.000 los proyectos del rubro edificador que han cesado actividades debido a emergencia. 

En lo referente a los proyectos de construcción de espacios no residenciales, el área paralizda ya supera los 7,8 millones de metros cuadrados.

La coyuntura, explica Forero, tiene importantes repercusiones en las empresas constructoras, en los contratistas y en los diferentes gremios teniendo en cuenta que hay 1,7 millones de empleos indirectos en este rubro.

Así las cosas, Forero plantea que la sostenibilidad económica, el empleo y la salud de los empleadores son una prioridad para este gremio.

Teniendo en cuenta que las iniciaciones son la etapa de los proyectos que más incentiva el empleo, donde se demandan $40 billones en insumos, es clave ver cómo se han afectado los comportamientos de compra y venta del sector.

Por ejemplo, para Pablo Echeverri, presidente de Constructora Capital, es un gran impacto que se va a ver reflejado en el nivel de compras del semestre y que ha obligado a la compañía desarrolladora a modificar sus patrones de venta a través de canales virtuales que permitan el conocimiento de los proyectos.

Mencionó además que el mes de abril se avizora como un periodo de más dificultades teniendo en cuenta que dicho negocio es de ciclos largos. A pesar de esto, el ejecutivo afirmó que esperan retomar actividades en sus proyectos en el mes de mayo.

La crisis podría traer consecuencias como la prorrogación de licencias -lo que conllevaría un gasto adicional-, ampliación del calendario tributario para pequeñas y medianas empresas, y los sobrecostos que demandarían los impactos en cada etapa de la cadena de valor.

Viendo este panorama, los contratistas también se han visto directamente afectados. Así lo afirmó la empresa G Ingenieros, una pyme que a la fecha tiene vigentes tres contratos con el Distrito que fueron suspendidos por la cuarentena.

Una fuente consultada de esta firma, quien pidió no revelar su identidad, dijo que no se pueden suspender los pagos de nómina durante estos días, de modo que la empresa podría asumirlos. Sin embargo, el problema radica en que si la medida de confinamiento continúa después de terminado el plazo del actual, no habría suficiente flujo de caja para cancelar las obligaciones. Además, antes del estado de emergencia, iban a comenzar varias obras importantes.

Ante este punto, tanto Forero como la fuente de G Ingenieros, apuntaron que el Gobierno ha adelantado la propuesta de un posible crédito blando a través de Bancóldex para así dar un alivio a las empresas que no cuentan con más capital.

Este punto refuerza la incertidumbre que se afirma desde Camacol, ya que no es posible afirmar en qué momento se harán las reaperturas de las obras en proceso.

Por su parte, Andrés Cardona, vicepresidente de transacciones de la Inmobiliaria CBRE, afirmó a Portafolio que el corto plazo no es alentador ya que la tasa de desempleo generado es un factor que va a desincentivar la compra de vivienda y que obliga a que el Gobierno y el sistema financiero pongan a disposición paquetes que brinden soporte y alivio. De lo contrario, se podrían evidenciar ventas masivas por parte de los desarrolladores, más conocidas como remates.

A pesar de las medidas como la capitalización del Fondo Nacional de Garantías, el aporte del sector al crecimiento es aún es incierto según la dirigente del gremio, lo que ha obligado a que las firmas tengan en cuenta el modelo.

“Los intereses del endeudamiento del constructor no cesan, las escrituraciones se dilatan y los procesos ante autoridades estatales se ralentizan”, complementó Iaron Korn, CEO de A. Korn Arquitectos.

Además, según un estudio de la compañía Habi.co, las ventas de hogares se redujeron en enero y febrero un 90%, mostrando un panorama similar al de China.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido