Dos vías 4G que están en cero, empezarían a construirse este año

Los corredores Mulaló - Loboguerrero y Bucaramanga – Pamplona, carecían de licenciamiento ambiental, pero ya se están gestionando.

Vias

La vía Santana-Mocoa-Neiva será cedida al Grupo Ethuss y la oferta vinculada será presentada el próximo 1 de agosto

POR:
Portafolio
julio 04 de 2019 - 08:39 p.m.
2019-07-04

Las 4G Mulaló- Loboguerrero, Bucaramanga – Pamplona y Cambao - Manizales, que aún no presentan ningún avance en la construcción, estarían cerca de “destrabarse”, y las dos primeras arrancarían su construcción este mismo año, de acuerdo con el viceministro de infraestructura, Manuel Felipe Gutiérrez.

(Hay dos firmas interesadas en contratos de 4G). 

En el caso de Mulaló- Loboguerrero, que es una vía de 32,4 kilómetros con la que se busca conectar al puerto de Buenaventura con las zonas industriales del Valle del Cauca, se proyecta que las obras puedan emprenderse en el segundo semestre del 2019.

Cabe recordar que este proyecto, cuyo contrato de concesión fue firmado en el 2015, ha estado frenado porque hay cuestionamientos sobre posibles afectaciones a unas fuentes de agua que benefician a comunidades asentadas en el departamento.

No obstante, de acuerdo con Gutiérrez, las autoridades han adelantado la gestión para obtener el licenciamiento y aunque se preveía que iba a estar lista en abril pasado, la licencia podría ser expedida el próximo 12 de julio, “con eso se activan las condiciones para el acta de inicio de la construcción”, señaló el funcionario.

Por su parte, la vía Bucaramanga-Pamplona, que se extiende por 133 kilómetros y cuya inversión asciende a los $1,5 billones, empezaría su fase de construcción en agosto del 2019.

(Vías 4G: 21 de los 29 proyectos estarán ‘destrabados’ este mes). 


El problema con este proyecto había consistido en que no contaba con la licencia ambiental y que más de 1.000 personas habían presentado recursos de reposición.

No obstante, según el funcionario, el acto administrativo de la licencia ya está listo y se resolvieron las mencionadas apelaciones, por lo que en el momento en que estos procesos queden en firme, lo que se prevé suceda en agosto, se podrían emprender las trabajos.

Así mismo, la vía de iniciativa privada Cambao- Manizales, cuyo contrato también se firmó en el 2015, y que tendrá una extensión de 256 kilómetros, se empezaría a construir en el primer semestre del 2020.

En este caso, la obra tampoco ha arrancado por inviabilidad a nivel ambiental en las unidades funcionales 4 y 5. No obstante, según el Viceministro, ya se llegó a una conciliación que fue acordada con la ANI y que será llevada ante un tribunal de arbitramento para que sea avalada.

OTROS PROYECTOS QUE AVANZARÍAN 

La vía Santana-Mocoa-Neiva, que comprende intervenciones en 447 kilómetros y que hoy solo registra avances del 5,3% - a pesar de que el contrato se firmó en el 2015 – pasará a manos del Grupo Ethuss y las obras continuarían en el segundo semestre de este año.

Este proyecto que hasta la fecha está estancado, había sido concesionado al Grupo Solarte, pero por el problema reputacional que enfrentó la firma al haber estado involucrada en tres escándalos de corrupción, incluyendo lo ocurrido con la Ruta del Sol II, no pudo encontrar financiación para estas obras.

Por esa razón, como lo había señalado Portafolio en mayo pasado, las autoridades intervinieron para promover que ese contrato fuera cedido. La oferta vinculante por parte del Grupo Ethuss será presentada el próximo 1 de agosto y luego la cesión se haría oficial en septiembre.

Por su parte, la vía Popayán- Santander de Quilichao, de 77 kilómetros, que tampoco presenta avances en su construcción, podría arrancar en el primer semestre del 2020. De acuerdo con Gutiérrez, este contrato que también está a cargo del Grupo Solarte, será cedido a Old Mutual. Esta firma presentaría la oferta vinculante el próximo 15 de agosto.

Adriana Carolina Leal Acosta
adrlea@portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido