close
close

Infraestructura

El retraso de Hidroituango, cerca de acumular mil días

Así lo indica auditoría de Deloitte, contratada por XM, la cual confirma que avance real del proyecto no supera el 80%.

Hidroituango

En total son 3.200 personas las que laboran en Hidroituango.

Archivo particular

POR:
Alfonso López Suárez
mayo 23 de 2021 - 09:30 p. m.
2021-05-23

El retraso para la entrada en operación comercial de la Central Hidroeléctrica Pescadero Ituango (Hidroituango) y desarrollada por el Grupo EPM, sigue aún con el camino sin despejarse.

(Lea: Ituango iniciaría operación solo en septiembre del 2023)

La razón, la auditoría externa de la firma Deloitte, contratada por XM, administrador del Mercado de Energía Mayorista (MEM) y operador del Sistema Interconectado Nacional (SIN), indica que la obra lleva un atraso acumulado de 931 días.

(Lea: ‘Tenemos energía, aun sin Hidroituango)


Así, el peritaje técnico, desarrollado por la conocida oficina consultora, estima que el megaproyecto comenzaría a entregar energía al sistema interconectado el 10 de septiembre de 2023.

De acuerdo con un documento de trabajo de XM, bajo el rótulo de ‘Información Reservada’ en el que se explica en detalle las auditorías de cada una de las plantas que recibieron asignación en la subasta del cargo por confiabilidad en febrero del 2019, y al que tuvo acceso Portafolio, señala que el atraso de Hidroituango ya supera los 930 días.

Según el peritaje de Deloitte, entregado el pasado 31 de marzo, y con fecha de corte al 31 de diciembre de 2020, explica que los 2.400 megavatios (MW) de capacidad instalada de la megaobra (distribuidos en ocho turbinas de generación de 300 MW cada una) serían divididos por el Grupo EPM en dos grupos de 1.200 MW de capacidad efectiva neta (CEN) para su entrada en operación.

Los primeros 1.200 MW programados para el inicio del periodo de vigencia de la obligación (IPVO) de Hidroituango, según la auditoría de Deloitte, para el 10 de septiembre de 2023 (pero con fecha original de IPVO el 1 de diciembre de 2021), a la fecha de corte ya registraban un atraso de 648 días.

Por su parte, los otros 1.200 MW, que también tienen IPVO proyectado el 10 de septiembre de 2023 (pero con fecha original de IPVO el 1 de diciembre 2022), presentaban un retraso de 283 días.

Sin embargo, para los primeros 1.200 MW y cuya obligación de energía en firme (OEF) se trazó en 9.540 MW hora día, el documento resalta que para ese momento este 50% de la megaobra presentaba una “Condición de Grave e Insalvable”, pero que sin embargo, la administración del Grupo EPM puede acogerse a la Resolución CREG 194 de 2020, según recomendación de XM.

Esto le permitiría al Grupo EPM cumplir con sus OEF con una capacidad instalada menor a la CEN, si el mismo auditor declara un retraso superior a los 365 días a partir del IPVO, entre otras disposiciones.

Por su parte, para los restantes 1.200 MW y cuya OEF es de 3.124 MW hora día, la auditoría de Deloitte señala que para el momento del corte, ese otro 50% de la megaobra no está en “Condición de Grave e Insalvable”.

Pero lo que más llama la atención del peritaje técnico, de acuerdo al documento de trabajo de XM, es el relacionado con el avance real de sus obras.

Con respecto a la entrada en operación de los primeros 1.200 MW (estimado para septiembre de 2023), la auditoría estableció que el avance real de Hidroituango era del 78,49%, cuando por el contrario la administración del Grupo EPM declaró a la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) un avance del 86,01%.

De igual manera sucedió con el inicio de tarea de los segundos 1.200 MW (también estimado para septiembre de 2023), donde Deloitte concluyó que su estado real de avance era del 80,05%, mientras que el conglomerado antioqueño había declarado a la Creg un progreso del 86,21%.

Cecilia Inés Maya, gerente del Mercado de Energía de XM, explicó en un reciente foro virtual que, según la información que poseen de la megaobra, esta tendría como entregar la energía, “sin embargo existen grandes retos en temas ambientales, como son las respectivas autorizaciones de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) que demorarían aun más el inicio de su operación”.

Al indagar con voceros del Grupo EPM sobre el retaso en la megaobra, reiteraron el compromiso de que Hidroituango iniciará su operación en el 2022.

“El cronograma vigente se puede cumplir, siempre y cuando no haya más afectaciones a su desarrollo, donde se incluyeron precisamente todas las realidades actuales de la obra, los compromisos programáticos actualizados de todos los actores que intervienen en el mismo, y la mejor estimación técnica que se pudo generar con la información existente. Específicamente, están incluidas, con estimaciones prudenciales, las consideraciones relacionadas con la entrega de los resultados y el estudio por parte de la Anla para el dictamen pericial”, advirtieron sus voceros.

Alfonso López Suárez
Redacción Portafolio

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido