En once semanas quedaría evacuada casa de máquinas

Los técnicos operan seis motobombas que drenan 1,6 m3/s de agua. Al mismo tiempo se inyecta aire para oxigenar el líquido que se vierte al río Cauca.

Hidroituango

Al día de hoy se trabaja con seis motobombas que drenan 1,6 m3/s de las aguas que están a interior de la casa de máquinas.

POR:
Portafolio
marzo 07 de 2019 - 11:20 p.m.
2019-03-07

La evacuación total de las aguas del río Cauca que quedaron en la casa de máquinas de la Central Hidroeléctrica de Ituango (Hidroituango), es un proceso lento, meticuloso y que requiere de mucho cuidado. Prácticamente, de manejarlo con pinzas.

La tarea, que puede durar más de tres meses, se debe a que no solo el líquido tiene que ser sacado del lugar, sino además todo lo que trajo consigo las aguas del Cauca, como piedras, troncos, cadáveres de animales, incluso hasta basura.

(Así quedó el túnel de la casa de máquinas de Hidroituango). 

En el proceso de evacuación, los técnicos de EPM también tienen en cuenta que las aguas del citado río son mucho más corrosivas que las del río Magdalena, ya que se debe tener en cuenta que la mayoría de complejos industriales del Valle del Cauca, Eje Cafetero y Antioquia vierten sus desechos o residuos (ácidos y químicos) a su cauce.

A lo anterior se suma, que el nivel de sedimentación de las aguas del Cauca es alta ya que posee una concentración elevada de arena y tierra, lo que demorará aún más la evacuación en su parte final.

“La desinundación puede durar mínimo dos meses. Ya sin agua en el lugar, los técnicos entrarán a hacer un diagnóstico de cómo quedó la infraestructura de la caverna”, indicó Jorge Londoño de la Cuesta, gerente general de EPM.

EVACUACIÓN DE LAS AGUAS 

Desde el pasado 6 de febrero, día en que se cerraron las compuertas 1 y 2 de los túneles de captación por donde entraron las aguas del río Cauca a casa de máquinas por espacio de 10 meses, comenzó el trabajo de desinundación.

“Se deben alistar un gran número de motobombas para evacuar el agua que inunda la casa de máquinas. Y simultáneamente y cuando se vaya disminuyendo el nivel de la inundación al interior del lugar, debe entrar aire para que vaya secando la caverna y evitar así degradación interna”, explicó Jorge Londoño de la Cuesta días antes del cierre de las compuertas.

En diálogo con Portafolio, el ingeniero Juan Carlos Gallejo, director de Obras de Hidroituango, explicó que desde ese momento se inició el proceso de aireación y drenaje del agua al interior de la casa de máquinas.

El técnico recalcó que se trabaja con seis motobombas que drenan 1,6 m3/s de agua. Paralelo a esta labor, se reparan las galerías y el túnel de acceso para extraer los residuos estancados en los recintos.

Precisó que en la medida en que avance el drenaje del agua desde la casa de máquinas y cuando se puedan tener asegurados los ingresos para evitar accidentes, se inspeccionará y se evaluará la estructura y su estado.

(Hidroituango: Se acerca el diagnóstico de casa de máquinas). 


“Dada la condición de inundación que se presentó en el complejo, las aguas también se filtraron en los muros y suelos donde está alojada la casa de máquinas. Al evacuar las aguas, se podría evidenciar que el líquido afectó los revestimientos. Por esta razón, el proceso debe ser lento para que las aguas infiltradas puedan ir drenando hacia el exterior de las paredes y suelos”, indicó Gallego.

REMOCIÓN DE ESCOMBROS Y MATERIALES 

Debido a que desde la cuenca alta del río Cauca, las aguas transportaron desde el 3 de mayo del año pasado (cuando se tomó la decisión de inundar casa de máquinas), una gran cantidad de materiales pétridos, lodos, materia orgánica, troncos, arbustos y cadáveres de animales, entre otros, estos prácticamente quedaron estancados en el lugar.

“Una vez termine la evacuación del agua de esta infraestructura, los técnicos ingresarán para remover palmo a palmo, y con mucho cuidado y precisión cada uno de estos elementos”, resaltó Londoño de la Cuesta.

Al mismo tiempo que se evacúa el agua de la casa de máquinas, se están realizando procesos para incorporar aire para no solo oxigenar el agua que extraen la motobombas y vierten al río Cauca, sino además para purificar el ambiente. La inyección se realiza a través de orificios localizados en la parte superior de la infraestructura.

El ingeniero Gallego resaltó que se debe que tener en cuenta que la parte final del bombeo del agua no es sencillo ya que todos los elementos que trae el cauce desde la cuenca alta del río Cauca se encuentran ubicados en el fondo de la infraestructura. “A medida que se va drenando el lugar, el nivel del agua va descendiendo, y la eficiencia de las bombas va decreciendo, ahí es el momento de trasladar las máquinas a otro sector para continuar con la evacuación”, añadió el ingeniero de EPM.

Enfatizó que en este proceso de bombeo y traslado de equipos se invierte una buena cantidad de tiempo, lo que lleva a que la tarea de evacuación tarde más de lo previsto. “Es una evacuación técnica que requiere mucha precisión”, dijo.

Recalcó además, que una vez evacuada más del 50% del agua de la casa de máquinas, las motobombas deben operar a media marcha debido a la sedimentación por los lodos.

MATERIALES EN EL FONDO DE LA ESTRUCTURA 

El director de Obras de Hidroituango recalcó que faltan semanas para evacuar la totalidad del agua de la casa de máquinas, el directivo recordó que el 3 de mayo del año anterior se tomó la decisión de inundar esa parte del proyecto (la casa de máquinas).

Y explicó que extraer el líquido será un tema delicado: “El proceso se tornará más lento. Con el descenso en el nivel de las aguas comenzaremos a encontrar, además de lo elementos que trajeron las aguas del río Cauca, escombros de la propia obra civil de la casa de máquinas. Dependiendo de las magnitudes, tocará retirarlos con maquinaria, como retroexcavadoras”, señaló Gallego.

Los técnicos de EPM calculan que hasta la segunda o tercera semana de mayo, con el lugar limpio de escombros y elementos ajenos, se comenzaría el proceso de diagnóstico a la casa de Máquinas.

TÚNELES DE DESVIACIÓN

Ya se tiene una compuerta ensamblada y la otra en proceso final de ensamblaje.

Una vez posicionadas las dos compuertas y totalmente operativas, el túnel auxiliar de desviación quedará debidamente pretaponado y se comenzará a construir el tapón definitivo de 22 metros de largo.

En el túnel de desviación derecho (el cual se destaponó naturalmente el 12 de mayo de 2018, causando la creciente súbita que afectó el corregimiento de Puerto Valdivia) se realizan actividades para la consolidación de un pretapón, con inyecciones de lechadas de concreto y otros materiales que se hacen desde el túnel de descarga intermedia.

Siga bajando para encontrar más contenido