close
close

Infraestructura

Generando al máximo, el agua de los embalses alcanzaría para 2 meses

Expertos explican por qué los precios del servicio están altos y cómo se prepara el sistema para el fenómeno de El Niño.

Embalses

Embalses en Colombia.

CAR

POR:
Daniela Morales Soler
febrero 02 de 2023 - 10:32 p. m.
2023-02-02

En días pasados se ha retomado el debate con respecto a los precios de la energía y el nivel de los embalses. Esto llevó a que el presidente Gustavo Petro señalara que retomará algunas de las funciones de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (Creg) para “controlar” los precios de la electricidad.

De hecho, el pasado 27 de enero dijo por medio de su cuenta de Twitter que no entendía cuál era el soporte técnico “para que las generadoras hidroeléctricas con embalses llenos pongan a $900 el kilovatio”.

(Vea: Este sería el decreto con el que Petro asume regulación de servicios).

Al respecto, una serie de voces expertas han replicado explicando este comportamiento. Una de ellas la economista y profesora de la Universidad de los Andes, María del Pilar López, que señaló que el mercado debe prever choques de oferta negativos, es decir, un fenómeno de El Niño, por ejemplo. Con base en eso se toman decisiones en el presente, como guardar agua, para que en una eventual sequía, el sistema tenga reservas.

Esto también fue explicado por Natalia Gutiérrez, presidente de Acolgen, como las baterías del sistema. Si bien algunos embalses tienen una capacidad máxima de almacenamiento por un año, la mayoría de ellos están en capacidad de guardar menos de tres meses. El total de capacidad de almacenaje es de 18.197 gigavatios hora (GWh), 23% de la demanda anual. Esto es cercano a 3 meses.

(Vea: La inversión de MPC para apoyar la transición energética en el país).

El análisis de la situación con corte al 30 de enero, muestra que había embalsados 13.085 GWh de acuerdo con fuentes expertas del sector consultadas por Portafolio. Esto quiere decir que habría 59 días almacenados en el sistema. En un caso de sequía el país se encontraría con pocas reservas de agua. Cabe recordar que cerca entre 60% y 80% de la energía se produce con centrales hidráulicas.

Ahora bien, Gutiérrez apuntó que la relación de este fenómeno con los precios del servicio público está dada por la necesidad de la moderación en el uso del agua para guardarla. De esta forma, las centrales generadoras ofertan el kilovatio un poco más alto, con la intención de embalsar.

Si las empresas quieren vender su producto pues deben ofertar precios bajos, pero si no quieren, deberán ofrecer precios altos para que alguien más los reemplace. ¿Por qué querrían ser reemplazados? ¡Para poder ahorrar agua!”, dijo.

Al respecto, Daniel Medina, presidente de la Asociación Colombiana de Ingenieros (Aciem), comentó que esta metodología se usa para evitar salir despachados y tener que desembalsar.

De esta forma el sistema se blinda de que llegado un momento de sequía y en caso extremo un fenómeno de El Niño no haya suficiente agua para generar y evitar desatender la demanda e incluso en un caso extremo llegar al racionamiento.

Uno de los datos que ya se observa en los embalses del país es la baja en el volumen útil diario, cuyo valor ha venido cayendo en los últimos meses. En octubre, estos se encontraban a 86,8% de volumen; sin embargo al 30 de enero de 2023, este iba en 71,92%.

(Vea: Revive el ‘fantasma’ de un apagón en Bogotá: GEB advierte riesgos).

De esta forma, en tres meses la caída en este indicador fue de 14,9 puntos porcentuales, según los datos de XM.

Teniendo en cuenta estos factores (nivel de embalses, caudales promedio, estimaciones de clima y demás) cada compañía analiza cómo hace el manejo del embalse para mantener su operación de forma controlada.

Carlos Solano, líder de asuntos regulatorios de Celsia,
explicó que esto se hace con el fin de que las empresas estén en capacidad de cumplir sus obligaciones de energía en firme y no se queden sin el recurso hídrico para atenderlas.

Los datos de XM muestran que si bien ha habido picos de precios en la bolsa, entre 2021 y 2022, 65% del tiempo, el precio del kilovatio ha estado por debajo de $100. Así, el precio ha subido en ciertos periodos, pero en general mantiene niveles bajos.

(Vea: ¿Bogotá está en riesgo de desabastecimiento de energía? Upme responde).

Embalse

Vista aérea de embalse.

Archivo EL TIEMPO

Precio de la energía subió

Durante el último mes del año 2022, el promedio del kilovatio vendido en el país fue de $779,1, un aumento de 0,84% frente a los $772,7 que se habían registrado en la facturación de noviembre, según datos de la Superservicios.

(Vea: Las obras eléctricas retrasadas que generan alertas de apagón).

Esto, teniendo en cuenta el precio de la unidad para el estrato 4, cuyo valor no es subsidiado ni tiene un valor adicional para subsidiar a otros estratos. De esta forma, la variación anual de la inflación en este servicio público fue de 22,4% según los datos
del Dane.

DANIELA MORALES SOLER
Periodista Portafolio

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido