close
close

Infraestructura

Plantean otra línea para llevar gas del norte al centro del país

La inversión será de US$400 millones, se ejecutará con esquema ‘open season’, que permite lograr acuerdos entre agentes.

Gas

El tubo propuesto busca llevar el gas de los campos en el Valle Inferior del Magdalena al centro del país.

AFP

POR:
Portafolio
diciembre 03 de 2021 - 11:26 p. m.
2021-12-03

Para garantizar el abastecimiento en firme de gas natural desde el norte hacia el centro del país, la Nación ya piensa en montar una tercera línea de suministro a corto plazo.

(Vea: Barranquilla estrena cuatro puntos de servicio que suministrarán GLP).

Se trata del gasoducto Jobo-Antioquia, tubo que une el punto de acopio para provisión del combustible en el departamento de Córdoba con el punto de Sebastopol, para de ahí llevarlo al interior del territorio nacional.

(Vea: En octubre cayó producción de crudo y subió la de gas natural).

El primer interesado y promotor de la iniciativa es Promigas, empresa transportadora de gas natural, que en su cuenta de twitter plantea la propuesta “para conectar de forma estratégica los campos del Valle Inferior del Magdalena (VIM) con los mercados del interior para brindar confiabildad y abastecimiento al país”.

La razón por la cual, esta transportadora de gas natural, hace la propuesta, radica en que las reservas de gas de los campos de Ballena, Cusiana y Cupiagua están en declinación, y todos los remanentes futuros del combustible están localizados en una franja que va de Córdoba a Cesar, por lo que hay que llevar este combustible hacia el centro del país en donde está el 62% de se demanda.

(Vea: Ballena, ¿el próximo puerto regasificador en el Caribe?).

Para Promigas, entre más conexiones haya, existe más garantía y confiabilidad en el suministro de gas para atender la creciente demanda en todo el país.

Así mismo, la transportadora deja en claro que el gasoducto que proponen será una infraestuctura complementaria a otros proyectos similares (tubo Jobo-Medellín-Mariquita-Bogotá), y cuya finalidad es la misma, que es la de garantizar el abastecimiento continuo del combustible del norte al centro del país.

El montaje del gasoducto va desde Jobo hasta la terminal Transmetano de Promigas en Antioquia, y desde ese punto se conecta con Sebastopol, que es el centro de acopio del gas que llega desde el oriente de Cusiana y Cupiagua. La inversión es de US$400 millones y se desarrollará con el esquema Open Season, que permite lograr acuerdos entre agentes (producción, demanda y transporte).

(Vea: Bogotá tendría un impuesto al gas natural vehicular).

PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido