close
close

Infraestructura

¿Cuáles serían los efectos del retraso en la entrega de Hidroituango?

La empresa y el alcalde señalaron que la obra entraría  en el plazo máximo: noviembre. Si no es así, se podría perder el cargo por confiabilidad.

Hidroituango

Imagen de Hidroituango, que debía empezar a funcionar en el 2018.

Archivo EL TIEMPO

POR:
Daniela Morales Soler
octubre 10 de 2022 - 10:07 p. m.
2022-10-10

A pesar de que Empresas Públicas de Medellín (EPM) había marcado entre el 15 y 20 de octubre como la fecha en la que las turbinas 1 y 2 de Hidroituango empezarían a funcionar, ahora la empresa se movió al límite máximo que tiene para que estas unidades estén operativas: 30 de noviembre.

(EPM explica por qué hizo cambios en licitación de Hidroituango).

No es la primera vez en lo corrido del año que se anuncia una fecha que no se cumple, pues a inicios de año, el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, señaló el 26 de julio.
Esto llevó a que el sindicato de la compañía pública pidiera al gerente, Jorge Andrés Carrillo, que presente el nuevo cronograma. La empresa señaló que se encuentra en pruebas en seco y de acuerdo con los últimos reportes conocidos, estas avanzan de forma exitosa y que por lo tanto no se puede hablar de un retraso todavía.

Cabe recordar que este proyecto fue asignatario de Obligaciones de Energía en Firme y el cargo por confiabilidad asociado en 2008. La construcción, que inició en 2012, debía terminarse en 2018; sin embargo, con el derrumbe en el túnel de desviación, la obra no pudo cumplir con estas asignaciones, por lo que se le impuso una multa por parte de la Superintendencia de Servicios Públicos por $1.817 millones.

Este retraso llevó al Gobierno Nacional a lanzar dos subastas, dado que podría haber un déficit en el balance energético (es decir, que se demande más energía de la que tiene el sistema para entregar). EPM participó en este proceso y fue asignada con obligaciones por 10 años para entregar 3.124,111 de kWh-día.

(En lo corrido de 2022, la Anla ha resuelto 60 licencias ambientales).


Esta debería entregar la energía en el sistema el 1 de noviembre de este año, como plazo máximo. Esto dado que el Inicio de Periodo de Vigencia de la Operación (Ipvo) fue definida para el 1 de diciembre de 2022, fecha que está cerca de cumplirse.

Las consecuencias de que este proyecto no entre en la fecha prevista es que se ejecuten las garantías de la obra, se cobre una nueva multa y que se declare la pérdida de las asignaciones de energía en firme. Cabe recordar que este proyecto sería el mayor generador de electricidad, dado que con su capacidad de 2.400 megavatios representaría 17% de la matriz.

Esto hace que un retraso pueda generar un déficit en la matriz, especialmente en el caso de un Fenómeno del Niño, que haga que la generación hidroeléctrica (mayoritaria en el país) se caiga.

De hecho, el entonces director de la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), Christian Jaramillo, le dijo a El Colombiano, que este año tendría que entrar esta central hidroeléctrica, pues le daría un respiro a la matriz de generación.

Adicionalmente, su efecto sería abaratar los precios de la energía, por lo que de no entrar en los tiempos previstos, los efectos se verían en una nueva alza de los precios de energía.

Por su parte, en términos económicos, el no entrar a funcionar en los tiempos estipulados implica que se ejecuten las garantías.

“El auditor del proyecto podría declarar el “incumplimiento grave e insalvable”, eso significa que la CREG iniciaría una actuación administrativa que podría derivar en la ejecución de las garantías”, explicó Miguel Lotero, exviceministro de Energía, en caso de que no entre en los plazos convenidos. En el caso de la correspondiente a cargo por confiabilidad, la garantía es de US$170 millones y de las obligaciones de energía en firme ascienden a US$990 millones, es decir suman cerca de US$1.260 millones.

Para cumplir con los compromisos de generación, EPM requiere poner a funcionar dos de las 8 turbinas; sin embargo, para cumplir con las obligaciones de capacidad requiere cuatro, que de acuerdo con el plan de trabajo de la compañía, se daría en 2023.

Daniela Morales Soler
PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido