close
close

Infraestructura

Hidroituango: más dificultades se suman para su puesta en marcha

EPM no ha entregado la información adicional que requirió la Creg para tomar una decisión con respecto a si se ejecutan las garantías.

Hidroituango

Hidroituango entraría en funcionamiento en noviembre del 2022.

Hidroituango

POR:
Daniela Morales Soler
noviembre 24 de 2022 - 09:42 p. m.
2022-11-24

Hidroituango, la que será la mayor central de generación hidroeléctrica con 2.400 megavatios de capacidad, está a menos de una semana de la que es su fecha máxima de puesta en operación, el 30 de noviembre. Faltando 5 días para este plazo, su operación enfrenta cada vez más obstáculos para entrar a generar, por lo que los riesgos de que se ejecuten las garantías bancarias y pierda el cargo por confiabilidad se hacen cada vez mayores.

(EPM alerta que bloqueo en Hidroituango pone en riesgo infraestructura).

Para evitar que se llegue a este escenario, EPM, la empresa responsable del proyecto, deberá poner dos unidades (la 1 y 2) a funcionar para que entreguen los 600 megavatios de capacidad con que cuentan.

Una manifestación de habitantes de las zonas aledañas al proyecto impidió el paso de personal y maquinaria, según informó EPM, empresa a cargo de la obra.

“Este bloqueo pone en peligro la infraestructura y puede incrementar los riesgos para las comunidades ubicadas aguas abajo”, afirmó la compañía.

Esto se suma a otra serie de retos que enfrenta. XM, operador del mercado eléctrico, informó que si bien las dos primeras unidades cuentan con requisitos para estar en etapa de pruebas, aún requiere de otros dos para que se pueda declarar en operación comercial.

Los permisos que faltan son el certificado del agente transportador del punto de conexión, que indique que las unidades de generación cumplen con los requisito y el acuerdo expedido por el CNO, que avale el cumplimiento de las pruebas técnicas.
“Una vez se cumplan la totalidad de los requisitos técnicos establecidos en la regulación vigente, EPM podrá declarar en operación comercial las unidades 1 y 2 ante el Sistema”, comunicó XM.

(Los proyectos eléctricos detenidos en los que intervendrá Minenergía).


Sin embargo, EPM y autoridades locales han afirmado que no entrarán en la fecha pactada. Daniel Quintero, alcalde de Medellín y presidente de la Junta Directiva de la compañía pública, dijo que había una serie de requisitos como que se hagan las evacuaciones que ha pedido la Unidad de Gestión de Riesgo y del Desastre.

“No podemos iniciar la operación hasta tanto no se den las evacuaciones”, apuntó. Añadió que este es un proceso que deben adelantar los alcaldes locales de los municipios ubicados aguas abajo del proyecto.

Estos aspectos llevaron a que EPM requiriera a la Creg (Comisión de Regulación de Energía y Gas) un mayor lapso para entrar a operar antes de recibir las sanciones económicas. La Comisión de Regulación pidió que la empresa enviara información adicional para tomar una decisión al respecto; sin embargo, de acuerdo con fuentes del sector consultadas por Portafolio, hasta el momento esta no ha sido enviada.

Hasta no recibir esta respuesta, la Creg no podrá tomar una eventual decisión.
En caso de que no empiecen a funcionar las dos primeras turbinas de la central, sus efectos se darán en aspectos económicos y energéticos.

Por ejemplo, la garantía bancaria que se ejecutaría por no entregar los compromisos de energía en firme (cargo por confiabilidad) ascienden a US$170 millones. De aplicarse esta, el dinero se destinará a cubrir las restricciones, uno de los componentes de la factura que se ven afectados cuando no entra a operar un proyecto. Con esto, la factura de los consumidores podría reducirse por un tiempo.

A renglón seguido, de acuerdo con la reglamentación de la Creg, se decreta la pérdida para el generador de la asignación de la Obligación de Energía Firme y las remuneraciones asociadas. En el caso de este proyecto, esto significaría recursos por cerca de US$900 millones, según cálculos del exviceministro de Energía, Miguel Lotero.
Otra de las consecuencias que también podría darse, es un mayor costo en la energía.

De acuerdo con María Nohemi Arboleda, gerente de XM, señaló que “el riesgo que vemos es que si Ituango no entra nos veremos abocados a pagar más por la energía y ya estamos en un problema de precios”.

A esto se sumaría otro peligro: racionamiento. Para que se dé este caso, se requiere que se sumen algunos factores. “En dos años, si hay un Fenómeno del Niño, Hidroituango no entra, las renovables se siguen retrasando y la demanda crece por encima del escenario medio de la Upme, vamos a racionar”, aseveró Arboleda.

Si bien EPM ha sugerido más tiempo para empezar a operar, no ha pedido a la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme) que modifique la Fecha de Puesta en Operación, dado que es la entidad encargada de hacer este trámite, según pudo confirmar Portafolio.

Fuentes del sector explicaron que lo que persigue la compañía pública es que no se le apliquen las normas de la Creg, referentes al incumplimiento en la puesta en operación de la central eléctrica, con lo que no perderían el cargo por confiabilidad.

Por el momento, EPM no ha dado una fecha tentativa para entregar energía aunque el gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, aclaró que era un tema de corto plazo. “No tiene que ser una ampliación de plazo de varios meses, sino que fundamentalmente son unos días, unas semanas más para afinar todo”, aseguró.

Daniela Morales Soler
PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido