Infraestructura

Recursos y regulación, cuellos de botella en infraestructura

Un Estudio de Kpmg presenta los principales retos para el avance del sector. 

Infraestructura

El estudio señala falta de planes a largo plazo.

Mintransporte

POR:
Portafolio
febrero 10 de 2021 - 09:00 p. m.
2021-02-10

En América Latina hay un déficit en infraestructura que asciende aproximadamente a 2,5% del PIB, según referencia Kpmg en su informe ‘Los cambios en infraestructura en América Latina’, a partir de la perspectiva de 81 funcionarios de alto nivel en el sector público de 15 países de la región, sobre los desafíos para el desarrollo del sector.

(Lea: Tres nuevos peajes en vías de Cundinamarca)

El documento destaca que entre los principales impedimentos para una mayor inversión en infraestructura está la falta de fondos, un punto en el que coincide el 60% de los funcionarios; la falta de un plan a largo plazo y también el hecho de que se politizan las prioridades en la ejecución de los proyectos. También se destaca la inestabilidad de las políticas públicas y la presencia de la corrupción.

(Lea: Reactivación: Con tantas vías por intervenir ¿cuáles priorizar?)

Igualmente, en lo que tiene que ver con la ejecución de recursos, la consultora presenta como los principales desafíos el hecho de que los procesos de aprobación son lentos, la poca preparación para la afluencia de fondos y restricciones regulatorias excesivas, así como controles y seguimientos adecuados y fallas en la asignación de fondos a proyectos listos para ejecutar.

(Lea: ‘En 2021 entregaremos cinco aeropuertos totalmente renovados’)

A su vez, Kpmg señala que para el 92% de los funcionarios de alto nivel que consultó el estudio, la participación del sector privado podría ayudar a ofrecer una infraestructura más eficaz. Si bien esta es la fotografía regional que entrega la consultora en materia de infraestructura, algunos de estos retos se materializan en el caso colombiano.

“A nivel Latinoamericano, Colombia está rezagada en infraestructura de transporte”, asegura Jairo Espejo, director de la Comisión de Infraestructura de la Asociación Colombiana de Ingenieros (Aciem).

“Hemos tenido una mentalidad algo cortoplacista”, admite, “se han hecho planes maestros de transporte, pero todos estos se quedan en la teoría. Falta fuerza de ejecución por dos factores, la voluntad política y de fuentes de financiación”, menciona el directivo de Aciem, quien enfatiza en que el país necesita de un marco regulatorio claro para que los empresarios sepan que sus inversiones van a tener un retorno.

Espejo comenta que Colombia tiene “un déficit probado, que se ha venido cerrando desde hace unos años cuando se creó el sistema de concesiones”, y que si bien la infraestructura ha mejorado, “aún no es suficiente”. Para el experto, el Gobierno Nacional aún debe proveer de mucha infraestructura, pero “no podemos dejar que toda esté a cargo del sector privado”.

Sin embargo, el país también viene avanzando en procesos relacionados con la contratación y la seguridad jurídica. Según José Andrés O‘Meara, director de la agencia de contratación del Estado, Colombia Compra Eficiente, “en materia de obras públicas Colombia ha tenido un gran avance a partir de la expedición de la ley que convierte en obligatorios los pliegos tipo”.

Según el funcionario, la figura ha logrado mayor eficiencia administrativa en estos procesos y “brinda mayores garantías y seguridad jurídica, porque presenta más igualdad de oportunidades para acceder al contrato, pues en promedio han aumentado 30 veces los oferentes por proceso”.

PANORAMA REGIONAL

El informe destaca que la región se esfuerza en dar una respuesta a la pandemia, y que los gobiernos se concentran en la recuperación de la economía, pero asegura que “la realización de una agenda de desarrollo depende fuertemente de las inversiones en infraestructura”, como un eslabón fundamental para recuperar los empleos en Latinoamérica.

De acuerdo con David Villalba, socio líder proyectos de infraestructura Kpmg Colombia, hay tres conclusiones en las que deben trabajar los países de la región para hacer más eficiente la inversión y la ejecución de proyectos en el sector.

“Los gobiernos deben hacer las cosas mejor para el desarrollo de la infraestructura, crear condiciones para que el dinero destinado al estímulo se utilice de manera efectiva e incrementar la inversión privada”, explica Villalba.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido