Odebrecht se fue a quiebra en EE. UU.

La compañía brasileña presentó el lunes en Nueva York una solicitud de protección por bancarrota.

Odebrecht

Sebastiao Moreira/EFE

POR:
Portafolio
agosto 27 de 2019 - 10:00 p.m.
2019-08-27

El grupo Odebrecht (ODB) informó ayer de que ha presentado ante un tribunal de Nueva York una petición para que se amplíe a EE. UU. la protección judicial que esta firma ya obtuvo en Brasil, en donde ese conglomerado ya se ha acogido a su ley de quiebras y está en proceso de reestructuración de su deuda.

(Lea: Estado deberá pagar $211.273 millones por las obras de la Ruta del Sol)

“Odebrecht ha pedido que se extienda a EE. UU. la protección judicial obtenida en Brasil para Odebrecht”, indica un comunicado del conglomerado brasileño, que se ha visto involucrado en un escándalo de corrupción de dimensiones internacionales.

(Lea: No hubo conciliación por deudas de Ruta del Sol 2)

La firma presentó este lunes ante el Tribunal de Bancarrotas de EE. UU. en el distrito sur en Nueva York una petición para que se amplíe a ese país la protección que tiene en Brasil durante este proceso. 

(Lea: Odebrecht cambió su nombre: vea cómo se llamará)

“La medida interpuesta ayer ante la Justicia de Nueva York no es más que una solicitud de ampliación en territorio estadounidense, de la protección conferida a la empresa por el proceso de recuperación judicial en curso en Brasil”, dijo la firma en un comunicado.

La empresa latinoamericana presentó esa petición al amparo del Capítulo 15 de la Ley de Bancarrota de Estados Unidos, que busca proteger activos en el exterior, evitando ataques de acreedores mientras se desarrolla el proceso principal de recuperación judicial en el país de origen de la empresa.

En su comunicado, la brasileña indica que “con ese objetivo se ha solicitado esa protección en nombre de Odebrecht S.A., Odebrecht Participações e Investimentos S.A., Odebrecht Finance Ltd. y ODB International Corporation”.

La misma fuente negó que su petición al amparo del Capítulo 15 de la citada ley, sea una declaración de bancarrota y señaló que “es equivocado interpretar la medida como una petición de recuperación judicial independiente en EE. UU., una iniciativa que, en la ley estadounidense es conocida como Capítulo 11”.

En junio pasado el grupo latinoamericano se declaró en bancarrota en Brasil después de verse implicado en una investigación por corrupción en la que la firma admitió haber pagado 800 millones de dólares en sobornos para conseguir contratos durante 2016.

En diciembre de ese año, el Departamento de Justicia de EE. UU. reveló que Odebrecht había pagado 788 millones de dólares en sobornos a funcionarios gubernamentales en doce países: Argentina, Brasil, Colombia, la República Dominicana, Ecuador, Guatemala, México, Mozambique, Panamá, Perú, Venezuela y Angola. “Confiamos en avanzar de forma satisfactoria en el diálogo que ya está en marcha con los acreedores y en la puesta en marcha de una propuesta de reestructuración”, dijo el presidente de Odebrecht, Luciano Guidolin.

La compañía también anunció que había presentado el lunes su plan de reorganización de la deuda en cumplimiento de la ley brasileña, y precisó que de esa manera “busca generar ingresos mediante la venta de activos estratégicos y de recuperación de los negocios del Grupo”.

Esa propuesta “confiere a los acreedores títulos de pago en base a los resultados futuros de las empresas del Grupo. De tal manera que cuanto mejores sean los resultados y el flujo de caja, mayor será el volumen de los recursos destinados a los acreedores”.
Asimismo la firma ha indicado que en la petición para reestructurar su deuda, quedan fuera de esa solicitud, compañías como: Braskem, OEC, y Vexty.

Madrid/EFE

Siga bajando para encontrar más contenido