LUNES, 15 DE ABRIL DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Infraestructura

30 ene 2023 - 9:33 p. m.

'El dólar baja, pero algunos insumos de construcción no lo hacen'

Según Luis Aurelio Díaz, presidente de Oikos, tienen la lupa en verticales como hotelería. Sus ‘minibodegas’ operarán en Ecuador y Perú durante 2023.

Luis Aurelio Díaz

Luis Aurelio Díaz, presidente Oikos.

Archivo particular

POR:
Paula Galeano Balaguera

En el año 2022, pese a las dificultades, las constructoras lograron salir a flote e, incluso, han podido registrar ventas históricas.

En entrevista con Portafolio, Luis Aurelio Díaz, presidente del Grupo Empresarial Oikos, contó en detalle cómo está operando la compañía que creció 23%. Además pronostica una baja en las tasas de interés a partir del 2024, por lo cual califica el 2023 como el mejor año para comprar.

(Vea: Avanza plan de acción para la conexión de la vía Panamericana).

¿Cómo cerraron el año 2022?

Sin duda alguna, cumplimos todas las metas, además también para el sector se presentaron cifras record. Las ventas fueron excelentes, los subsidios fueron claros hasta el gobierno que terminó, las tasas venían siendo muy competitivas lo que permitió que la dinámica realmente se diera.

¿Cuánto fue el crecimiento?

Fue a doble dígito. Logramos crecer 23%. Esperamos este año cifras similares, sino logramos ese 23%, al menos llegar a un crecimiento de 17%.

¿Qué planes tienen para este año?

Con las ‘minibodegas’, arrancamos en Ecuador operaciones en el mes de junio y queremos entrar a Perú, esperamos comenzar a final de año. Además queremos llegar a otros países de la región que no han tenido ningún desarrollo en este tema. Creemos que ahí existe un espacio en el mercado.

(Vea: Venta de vivienda nueva en Colombia caería fuertemente).

¿Cómo les ha ido con esa vertical, tienen la lupa en otras?

Sí. Incluso tenemos otras por ahí. Estamos analizando el segmento de hotelería, que también ha sido muy interesante aquí en Colombia, pero por el momento estamos apostándole a crecer de manera muy agresiva con las minibodegas.

Sobre el panorama, ¿cómo ven las tasas de interés para el crédito constructor?

Las tasas inciden en los cierres financieros, donde definitivamente el proyecto debe ser abortado porque no cumple la meta de recursos o porque tiene ventas que son más lentas.

Obviamente a las constructoras les preocupa coger créditos a largo plazo con unas tasas que les cierran la capacidad de pago que tienen con el banco.

Y sobre el crédito a compradores...

Mientras que el comprador no tenga la tranquilidad y la confianza en que esas tasas van a ser competitivas, va a haber un freno en la economía. Hoy estamos viendo tanto en Colombia como a nivel mundial, que a medida de que la inflación va cediendo y el Banco de la República va reduciendo tasas, se ven beneficios para los compradores.

Yo espero que en unos 12 a 16 meses veamos unas tasas muy competitivas, por eso hoy es un excelente momento para comprar. Adquirir hoy con gran valorización, pero el crédito lo pide después de 12 meses.

Trabajadores de la construcción

Trabajadores de la construcción

Istock

Sin embargo, Camacol no descarta una subida en las tasas...

Yo creo que ya a nivel se vio la subida, el aumento de tasas se ha venido regulando y ya la inflación en Colombia empezó a ceder.

Con la subida de 0,75 puntos del Emisor, espero que veamos una inflación sobre los 10 puntos y en el primer semestre sea sobre un 9% u 8%.

(Vea: Holcim inaugura planta de productos químicos para sector constructor).

¿Qué insumos son los que más ven subiendo?

En especial los importados, no solamente les pega la inflación de los países fuera, sino también el dólar, entonces tiene un doble impacto. Sobresale el hierro.
Sin embargo, el salario mínimo impactó mucho al sector.

Con el dólar corrigiéndose, esperamos tener un primer semestre el cual esos costos se regulen.

¿Realmente se regulan?

A uno le aterra que el dólar sube y todo sube, pero el dólar baja y todo se queda igual y todo queda subiendo.

El mensaje es que si los productores y toda la cadena de abastecimiento no entienden que si no regulan sus precios, entraremos en una coyuntura mucho más compleja. No estamos todos poniendo nuestro grano de arena para que esto pueda normalizarse.

(Vea: El primer bosque de hospitality en el mundo).

¿Qué otras preocupaciones hay?

Sobre el tema Mi Casa Ya, si el Gobierno no diera ese subsidio, las ventas, por ejemplo, de 200.000 unidades podrían llegar a 90.000. Esa es la importancia de ese subsidio.

Hay muchas inquietudes. Si bien han manifestado que quieren mantenerlo, el tema operativo interior de sacar resoluciones y demás ha estado impactado. Estamos viendo un cambio de Gobierno con ajustes muy fuertes, pero aunque hay muchas ganas de hacer, la ‘máquina’ no está con los contratos, con el personal requerido y eso nos preocupa.

Esperamos próximamente no solo un Gobierno que propone, sino que tiene la operatividad para que sucedan estas cosas.

(Vea: Así será la ampliación del aeropuerto El Dorado, de Bogotá).

PAULA GALEANO BALAGUERA
Periodista Portafolio

Destacados

Más Portales

cerrar pauta