Piden revisar último informe pericial de la Ruta del Sol II

“Las estimaciones no son correctas porque es matemáticamente equivocada la forma de cálculo”, sostiene el Grupo Aval. 

Ruta del sol II

Se espera que en dos meses el tribunal de arbitramento emita un concepto que dé luces sobre la liquidación del contrato.

Foto: Cortesía AN

POR:
Portafolio
junio 05 de 2019 - 10:20 p.m.
2019-06-05

Tras poco más de un año y medio desde que el contrato de concesión de la Ruta del Sol II fue reversado, y pasó a manos del Invías, aún no se ha logrado determinar cuál es el valor de la liquidación que debería pagar la Nación a los antiguos adjudicatarios, por las obras que adelantaron. 

Lo anterior, como resultado del escándalo de corrupción que se conoció en el 2016, en el que la firma Odebrecht entregó sobornos a autoridades colombianas para ganar esa licitación, y que provocó que la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) tuviera que entrar a un pleito, en un tribunal de arbitramento, para determinar la manera de finalizar ese contrato.

(Confis aprobó vigencias futuras para obras en la Ruta del Sol II). 

De acuerdo con las autoridades, el nivel de avance que había conseguido el concesionario en los 538 kilómetros de la Ruta del Sol II fue del 54%, trabajos por los que se les debe pagar al concesionario y sus acreedores.

EL NUEVO DEBATE

Esta semana fue revelado un nuevo estudio, solicitado por el Centro de Arbitraje y Conciliación de Colombia, y realizado por la firma Duff & Phelps, en el que se concluyó que el concesionario, en cabeza de Odebrecht, también tendría una deuda con la Nación. De acuerdo con el informe, el concesionario debería pagarle US$1.800 millones al Estado, por los perjuicios causados y los sobrecostos a los que se tendría que enfrentar para terminar dicha carretera, a mediano plazo.

Esa conclusión llamó la atención, teniendo en cuenta que en los estudios anteriores se hablaba exclusivamente de lo que Colombia debería pagarle al concesionario. Sin embargo, ese concepto fue refutado por las partes interesadas, y según fuentes cercanas al caso, varios de los actores involucrados, incluyendo las mismas autoridades, solicitaron formalmente la revisión del documento.

La razón detrás de esto es que la discusión en el tribunal está enfocada en determinar el costo de las obras finalizadas para poder hacer los pagos, y no en revisar los costos futuros asociados.

Además, porque consideran que hubo un error matemático que estaría alterando significativamente las cifras. “Las estimaciones no son correctas porque es matemáticamente equivocada la forma de cálculo. No se puede restar un valor en pesos constantes de una cifra que está en un valor presente, y la discrepancia sobre la atemporalidad de los flujos hace que el cálculo sea matemáticamente equivocado”, señaló el Grupo Aval.

LOS SOBRECOSTOS


Además del valor de la liquidación, que todavía no ha sido resuelta y que oscila de manera importante dependiendo del concepto del perito, el tribunal de arbitramento tiene otra determinación pendiente, relacionada con los sobrecostos.

En el 2016, antes de que se conociera lo ocurrido con Odebrecht, esta firma ya había iniciado un proceso de negociación con la ANI, para exigir el pago de unos $750.000 millones, por concepto de sobrecostos de construcción, pero estos no fueron aceptados por el Gobierno. Sin embargo, dadas las complicaciones que ha sufrido el caso desde hace varios años, y a la constante evaluación sobre la liquidación, no se tiene claridad sobre qué pasara con este aspecto o si el tribunal (que se deberá pronunciar en unos dos meses) incluirá este punto en su determinación.

Siga bajando para encontrar más contenido