close
close

Infraestructura

Algunos proyectos eléctricos serían inviables por altos costos

El gremio de generadores de energía en el país, Acolgen, señaló que el dólar y la crisis energética explican esto. 

Transición energética

Transición energética en Colombia.

iStock

POR:
Daniela Morales Soler
octubre 31 de 2022 - 08:39 p. m.
2022-10-31

En medio de un escenario de altos precios de energía, el sector eléctrico ha hecho una serie de llamados al Gobierno Nacional para generar señales de solución en el largo plazo. Uno de los puntos que ha propuesto el mercado son nuevas señales de expansión que les permita a las compañías poner nueva oferta, con lo que los precios podrían disminuir.

El gobierno ha señalado que antes de promover una nueva subasta va a buscar que los proyectos atrasados de los procesos anteriores entren a funcionar. Por ejemplo, Hidroituango o la Línea Colectora, que traería al interior del país la energía producida en La Guajira. Sin embargo, la ministra de Minas y Energía, Irene Vélez, dijo que de hecho también analizaban otras herramientas diferentes a subastas.

(Lea: Hidroituango: adjudican a Schrader Camargo terminar las turbinas 3 y 4). 

Ahora otra alerta se levanta con respecto a la oferta de energía y por ende sus consecuencias en precios. Esta con respecto a proyectos que estaban en proceso, pero cuyos precios se han disparado por cuenta del alto precio del dólar.

Natalia Gutiérrez, presidente de Acolgen, dijo que “el parque solar o el parque eólico está con unos precios desbordados frente a lo que ellos le apostaron a la subasta. Hay proyectos que ya son inviables económicamente”.

Cabe recordar que en lo corrido del año, la Tasa Representativa del Mercado (TRM) ha subido $838, y en algunos momentos ha superado los $4.900.

La líder gremial señaló que muchas de estas obras se hicieron con presupuestos de dólar a $3.800 o $3.900 con lo que en alza representa más de $1.000 en algunos casos. Teniendo en cuenta que el país no produce una gran parte de los materiales requeridos para la construcción de los parques, estos dependen de la importación de una buena parte de sus componentes. 

A esto se suma que países que están enfrentando la crisisenergética (como los europeos) están acaparando una buena fracción de los componentes que se producen. Por ejemplo, paneles solares o turbinas eólicas.

Esto conlleva que naciones como Colombia se enfrenten a escasez de partes y por ende a mayores precios.

(Además: Tributaria: ajustes recomendados para aportes de minero-energéticos). 

“Estos países están poniéndose en la punta de los pedidos para poder hacer renovables como eólicas y solar para no depender del gas de Rusia. Entonces están pagando unos precios supremamente altos, no sólo para tener prioridad en la fila, sino para tener proveeduría efectiva”, señaló Gutiérrez.

Sin embargo, la líder afirma que las empresas agremiadas en Acolgen han manifestado hasta el momento un compromiso por sacar adelante las obras, incluso comprometiendo ganancias y contra sus estados de resultados.

Por esto la líder llamó a que el gobierno dé señales de expansión. De esta forma, el mercado tendría alicientes para poner nuevos megavatios en el mercado. Esto tendría como consecuencia también una disminución en los precios del servicio público.

Los proyectos que se están construyendo tienen que entrar, particularmente los de La Guajira van a representar un bajón en las tarifas”, dijo Gutiérrez. Al respecto, Camilo Marulanda, gerente de Isagen, dijo que a pesar de estos factores su compañía aún revisa nuevos proyectos, en estas condiciones. Señaló que “le pega a los retornos, pero nuestro trabajo es buscar que eso funcione”.

(Vea: Bolsa de energía sería ineficiente en su forma de establecer precios). 

Este es un factor común, explica Gutiérrez, quien dijo que las empresas entregarán incluso contra su P&G. 

Daniela Morales Soler

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido