Siete vías 4G pendientes para ser reactivadas

Dos contratos serían cedidos, dos más están en tribunales y otros no han conseguido aprobaciones. Hoy 17 proyectos tienen los recursos.

Obras

Actualmente hay 22 proyectos en obras y 17 tienen cierre financiero.

POR:
Portafolio
septiembre 02 de 2019 - 10:10 p.m.
2019-09-02

Aún hay pendientes de reactivación siete proyectos de vías de cuarta generación (4G), del paquete de 29 carreteras que al concluirse sumarán alrededor de 8.000 kilómetros de carreteras, que en gran parte serán dobles calzadas.

(Ocho vías 4G, con avance superior a lo convenido). 


A la fecha, 17 de esos proyectos cuentan con cierre financiero, es decir que tienen asegurados los recursos para adelantar las intervenciones, dos de los cuales se lograron este año. Estos casos fueron Pasto- Rumichaca, al sur del país, y Mar 2, en Antioquia.

LAS QUE SE CEDERÍAN 

La vía Santana -Mocoa- Neiva es uno de los proyectos más atrasados del grupo de las 4G. De acuerdo con el Ministerio de Transporte, la carretera tiene un nivel de avance del 5,2%, pero debería estar en el 96%, próxima a ser entregada.

Esta situación se derivó de la desfinanciación que sufrió el proyecto como consecuencia del problema reputacional que tiene la concesión que está a cargo: el Grupo Solarte.
Cabe recordar que esta firma fue salpicada por el escándalo de corrupción del de la Ruta del Sol II, así como por lo ocurrido con el proyecto Tunjuelo - Canoas y la descontaminación del Río Bogotá en el 2009.

Así, en vista de que la empresa no cuenta con el músculo financiero para sacar adelante las intervenciones y que no pudo acceder a los préstamos necesarios, las autoridades, junto a la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), se encargaron de buscar la manera de ceder el contrato a otra compañía.

De acuerdo con el viceministro de Infraestructura, Manuel Felipe Gutiérrez, la empresa que se encargaría de continuar con la carretera es el Grupo Ethuss, del empresario antioqueño William Vélez. Y, aunque se esperaba que ese trato se consolidara en agosto pasado, la oferta sigue en pie y quedaría en firme pronto, dijo el funcionario.

“Ellos ya habían presentado la oferta vinculante hace unos meses y la semana pasada presentaron el plan remedial. Si esto se aprueba, entraríamos a los tramites de cesión del contrato y el nuevo concesionario podría empezar a trabajar. Esperamos lograrlo relativamente rápido”, señaló Gutiérrez.

Por esa misma línea se espera que se pueda ceder el contrato de la vía que va de Santander de Quilichao a Popayán, en el Cauca.

(Predios para vías 4G han costado $530 mil millones). 


Esta carretera aún no ha arrancado y también fue adjudicada al Grupo Solarte, y a pesar de que ya se conocía que la firma Colombia Infrastructure Partners, antes Old Mutual, iba a ser a encargarse de la carretera, el proceso sufrió un tropiezo.

En junio pasado se conoció una decisión de la Corte Constitucional, en la que ordena la suspensión de la ampliación de la vía al considerar que se había desconocido la existencia de comunidades indígeneas en la zona y por tanto, se debe surtir el proceso de la consulta previa.

“El Ministerio del Interior está en los tramites correspondientes y esta semana haría una visita a la zona, que tuvo que ser reprogramada hace unas semanas por el asesinato de dos líderes indígenas”, explicó el Viceministro.

Y agregó que “el fondo de capital que está interesado en comprar el proyecto ha sido claro en señalar que esa cesión depende de la claridad jurídica que haya”.

Cabe señalar que la carretera Bucaramanga -Pamplona, que está a cargo de la misma concesión y que había sido candidata de cesión, empezó obras hace dos semanas.

LAS MÁS ENREDADAS 

Aunque se esperaba que la vía Mulalo- Loboguerrero, que busca conectar al puerto de Buenaventura con las zonas industriales del Valle del Cauca empezara a construirse en el segundo semestre del año, las obras aún se encuentran en ceros.

De acuerdo con el Viceministro, la licencia ambiental que se estaba gestionando solo se consiguió parcialmente, y por esa razón, la concesionaria decidió que no emprendería las intervenciones todavía.

“El argumento de la firma es que este es un proyecto completamente nuevo, que empieza de cero, y si se hace una parte de la vía, se conectaría nada con nada, entonces requieren garantizar el proyecto completo con la licencia completa. Por eso esta semana tendremos una reunión con la ANI, la Anla, el concesionario y el Observatorio de Infraestructura del Valle, para tratar de buscar una solución conjunta”, señaló el viceministro, Manuel Felipe Gutiérrez.

Por otro lado, el futuro de la Malla Vial del Meta, se encuentra a la espera de un fallo por parte del tribunal de arbitramento en el que se encuentra el caso. Eso sucedería en febrero del 2020.

En cuanto a la construcción de la carretera Cambao- Manizales, que también se encuentra en medio de las discusiones de un tribunal, la solución se podría dar antes.

De acuerdo con el funcionario, se presentó una propuesta de conciliación cuyo concepto por parte de la Procuraduría está pendiente, que de ser aprobado, se llevaría al tribunal.

En este caso el conflicto se dio entre la concesión y el Parque de los Nevados, por las posibles afectaciones ambientales que se podrían dar al ejecutar las obras de las unidades cuatro y cinco del proyecto.

En este caso, lo que se planteó es que a la altura del Parque de los Nevados la carretera no se amplíe a los nueve metros que se planeaba inicialmente, sino que el alcance sea de seis metros, para hacer viable la concesión.

En cuanto a la Autopista al Río Magdalena, que tiene un nivel de avance del 8,75%, pero que debería llevar más del 60%, el problema es a nivel interno.

En este caso, las obras se paralizaron por decisión de la concesionaria, que es subsidiaria de la multinacional Aleatica S.A., la cual consideró que la constructora encargada de la obra (OHL), no había cumplido con sus obligaciones, por lo que en abril pasado les terminaron el contrato.

Actualmente la firma estaría evaluando qué constructora podría retomar las obras y la manera de reestructurar el cronograma, que deberá ser aprobado por la ANI y las autoridades competentes.

En cuanto a la ampliación del tercer carril entre Bogotá y Girardot, Gutiérrez señaló que el avance es del 3% y que se encuentran a la espera de un concepto de la Superintendencia de Industria y Comercio.

Así, aunque hay dos carreteras con avances de más del 90%, el nivel de progreso promedio de las 4G es de apenas el 30%.

Adriana Carolina Leal Acosta
adrlea@portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido