Ingresos por ‘fracking’ ya están en las cuentas del Gobierno

El Minhacienda dice en el Marco Fiscal de 2019 que esta técnica le daría al país unos $14 billones adicionales por año.

Fracking

Según el Minhacienda, el ‘fracking’ le daría a Colombia reservas de petróleo por 7.500 millones de barriles, es decir, casi 24 años adicionales.

Rubén López/Portafolio

POR:
Portafolio
junio 16 de 2019 - 07:50 p.m.
2019-06-16

La exploración de petróleo y gas por yacimientos no convencionales (YNC) en Colombia, que no es otra cosa que el fracking, parece ser inminente con Iván Duque al frente del país.

El Gobierno Nacional plasmó el interés de llevar a cabo estas iniciativas en las dos hojas de ruta más importantes que tiene: el Plan Nacional de Desarrollo (PND) y el Marco Fiscal de Mediano Plazo (Mfmp).

En este último, el Ministerio de Hacienda es enfático al decir que el agotamiento en las reservas “implicaría importantes riesgos para la estabilidad macroeconómica del país”, por lo cual “es preciso explorar e identificar métodos de incorporación de recursos en el corto y mediano plazo”.

(Lea: Con ‘fracking’, habría reservas de gas natural para 30 años

A renglón seguido, cita al fracking como una de estas alternativas y revela que el potencial de recursos por YNC asciende a 7.500 millones de barriles de petróleo, es decir, cerca de 24 años adicionales de reservas, y a 10 trillones de pies cúbicos en materia de gas.

MARCO FISCAL

Este mecanismo le daría al país unos 600.000 barriles diarios adicionales, supliendo así la deficiencia que tiene y “representando cerca del 60% de la producción total en 2030, que podría ubicarse en niveles superiores a un millón de barriles por día”.

Para el Minhacienda, esta “es una solución en el mediano plazo para garantizar la autosuficiencia energética en materia de crudo y gas en Colombia, y puede traer consigo impactos positivos sobre la economía del país y el desarrollo sostenible de las regiones”.

(Lea: Las luces y sombras del 'fracking' en la explotación de petróleo

De acuerdo con Camilo Prieto, director del Movimiento Ambientalista Colombiano, “esta es una señal de cómo el Gobierno quiere pasar por encima de las decisiones judiciales y la evidencia científica disponible. Además, es una clara renuncia a la transición energética, porque dicen que necesitamos fracking, pero no plantean la posibilidad de que no se vaya a dar”.

En parte, en este recuadro solo se menciona la posibilidad de extraer crudo y gas vía la fracturación hidráulica, aunque enfatiza que podrá hacerse “siempre y cuando se realice de acuerdo a la normatividad vigente y se dé una ejecución responsable de la actividad, que permita anticipar y mitigar posibles externalidades negativas”, según detalla el Mfmp.

(Lea: En camino, otros dos pilotos para desarrollo de ‘fracking’

Las cifras no son despreciables. Por ingresos tributarios –pago de renta y dividendos de Ecopetrol–, en el pico de la producción se obtendrían recursos cada año por 1% del PIB, y otro 0,4% del PIB por regalías.

En plata blanca, esto quiere decir que anualmente, el Gobierno Nacional podría contar con $14 billones adicionales –lo mismo que pretendía recaudar con la ley de financiamiento–, mientras que en un horizonte a 30 años, el país recibiría $324 billones, es decir, una tercera parte de todo el PIB de Colombia.

No es gratuito que el Minhacienda considere que la técnica puede ser un salvavidas, ya que también le permitiría no recortar programas sociales, según una fuente que conoce el tema.

No obstante, que esto se describa así en el Marco Fiscal, que traza las bases de la política fiscal que busca el Gobierno, muestra, según Prieto, “una intención de desarrollar estas iniciativas, de las cuales, por ejemplo, nos hablan de reservas, pero no existe un estudio actual de a cuánto ascienden. Precisamente por eso, van a hacer los pilotos, pero hasta ahora eso es pura especulación”.

PLAN DE DESARROLLO

El experto también afirma que esta no es la primera vez que el Ejecutivo incluye en sus hojas de ruta la posibilidad de realizar el fracturamiento hidráulico.

El Plan de Desarrollo también lo incluye en sus bases, en las cuales afirma que “el reto del Gobierno es incrementar las reservas para preservar la autosuficiencia de hidrocarburos en el mediano y largo plazo (...), y existen dos grandes oportunidades: proyectos costa afuera y YNC”.

De hecho, el PND le da el mandato al Ministerio de Minas y Energía de estudiar “la viabilidad de la exploración y producción de yacimientos no convencionales” y que la Agencia Nacional de Hidrocarburos “adelantará estudios liderados por expertos independientes, para actualizar, profundizar y complementar el conocimiento técnico de la exploración y producción de estos recursos, así como los impactos ambientales y sociales asociados con el desarrollo de esta actividad”.

En su momento, la inclusión de estas líneas fue interpretada como una promoción implícita del fracking, aunque el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, lo desmintió: “La mención que se hace allí deja abierta la posibilidad de combustibles no convencionales; el país no ha tomado una decisión al respecto, hasta ahora está iniciando un proceso sobre el tema”.

No obstante, los dineros que daría la explotación de hidrocarburos por esta técnica ya estarían proyectados para cuadrar la caja del país a mediano y largo plazo. Y como dijo la persona experta, “uno no incluye en el Mfmp algo con lo que no espera contar”.

RESPUESTA EL MINHACIENDA

Al respecto, el Ministerio de Hacienda y Crédito Público le afirmó a Portafolio que el Gobierno no tiene contemplados los recursos provenientes del fracking en sus cuentas.
“En los escenarios fiscales de mediano plazo, que se detallan en los capítulos 4 y 5, no hay mención alguna a los potenciales recursos que implicarían la explotación de yacimientos no convencionales (YNC), con lo cual no están en las proyecciones de ingresos del Gobierno”.

Según la cartera, en el marco fiscal se aclara que los recursos serían adicionales “en el caso que se permitiera la explotación de dichos recursos y, además, que se deben seguir los lineamientos y hoja de ruta establecida por la Comisión Interdisciplinaria Independiente”.

Sebastián Londoño Vélez
En Twitter: @SLondonoV

Siga bajando para encontrar más contenido