Economía

Inicia el regreso a clases bajo el modelo de alternancia

El Ministerio de Educación responde las principales dudas de los padres sobre el retorno a clases de los niños y jóvenes. 

Colegios

De detectarse un caso positivo de covid-19 se debe considerar el cierre de la institución por 24 horas para desinfectar las instalaciones.

Mauricio Moreno

POR:
Portafolio
febrero 07 de 2021 - 11:47 a. m.
2021-02-07

El anuncio del regreso a la presencialidad en Bogotá a partir de mañana en colegios privados y desde el 15 de febrero en públicos se suma a la larga lista de regiones que ya iniciaron procesos de alternancia.

(¿Qué dice MinSalud sobre el regreso a clases presenciales en Bogotá?). 

A la fecha, las clases presenciales ya se llevan a cabo en 21 de las 96 Entidades Territoriales Certificadas (regiones que cuentan con su propia secretaría de Educación): Antioquia, Atlántico, Caldas, Quindío, Santander, Valle del Cauca, Envigado, Pitalito, Cartagena, Manizales, Medellín, Rionegro, Sabaneta, Barranquilla, Cartago, Cali, Girón, Itagüí, Montería, Palmira y Pereira. A partir de mañana no solo regresará Bogotá, sino también La Guajira, Riohacha, Maicao, Tumaco, Meta y Uribia.

Ante esto, la ministra de Educación, María Victoria Angulo, destacó la importancia de este proceso: “La reactivación del sistema educativo en alternancia es una de las grandes prioridades del Gobierno en este año. Este no debe ser un debate entre salud y educación, tenemos que armonizar el proceso de cuidado con el tema académico y emocional de los niños y jóvenes”.

(Los cierres de los colegios le saldrían caros a la economía). 


Pero la alternancia no ha ido al ritmo esperado. El Ministerio de Educación destinó 400.000 millones de pesos para la adecuación de las instalaciones educativas en el país, dinero que fue dado a las secretarías de Educación entre julio y noviembre del año pasado. EL TIEMPO conoció que a cierre de 2020, de esos recursos apenas 64.584 millones de pesos fueron ejecutados por las secretarías, lo que equivale a una ejecución del 16,1 por ciento.

Y mientras este proceso surte efecto, no cesa la polémica respecto a si esta reapertura gradual tendrá impacto en el desarrollo de la pandemia. Lo que sí parece estar claro son las afectaciones del cierre de los colegios en el proceso de aprendizaje de los niños.

Así lo explica el experto en educación Francisco Cajiao: “No volver a clases está generando serios problemas de aprendizaje. El atraso en primaria, en cualquier estrato social, es enorme. Quienes tienen acceso a conectividad creen que con las tecnologías están educando a sus hijos, y esto no es cierto. El caso de quienes no tienen acceso a la tecnología es más dramático. Están en una desventaja inmensa”.

A esto se suma una deserción en 2020 del 2,2 por ciento, según las últimas cifras de Mineducación, lo que equivale a unos 260.000 menores que dejaron de estudiar en la pandemia.

Un reciente informe del Laboratorio de Economía de la Educación de la Universidad Javeriana señala que “el 98 por ciento de los municipios de Colombia concentran solamente el 25 por ciento de los casos de covid-19. Reabrir lo antes posible en estos municipios beneficiaría al 56 por ciento de los estudiantes”.

Por su parte, la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), el sector que más se ha opuesto a la implementación de la alternancia, insiste en que es demasiado pronto para volver a la presencialidad.

“El pico de la pandemia no ha reducido lo suficiente. Entendemos la necesidad de volver, y que hay colegios con los protocolos, pero los niveles de ocupación de camas UCI y la red hospitalaria no permiten el retorno a las aulas”, aseguró Nelson Alarcón, expresidente de Fecode y ejecutivo de esta organización.

Pese a ello, el magisterio ya no le cierra del todo las puertas a la presencialidad: “Pedimos que se cumplan unos criterios mínimos, y que donde se cumplan, inmediatamente volveremos”, dice Alarcón.

Por su parte, Carlos Ballesteros, presidente de la Confederación Nacional de Padres de Familia, se muestra escéptico respecto al retorno: “Los colegios no están listos. No hay los insumos que garanticen la bioseguridad de estos espacios ni las garantías para la salud nuestra y de nuestros hijos”.

A esta discusión se suman los interrogantes de padres de familia, cuidadores, estudiantes y docentes respecto a la manera en que se llevará a cabo el retorno mediante alternancia.

MINISTERIO DE EDUCACIÓN RESPONDE A LAS INQUIETUDES  


EL TIEMPO trasladó esas preguntas al Ministerio de Educación.

¿Puedo negarme a llevar a mi hijo?

Quedó explícito que el consentimiento de los padres es fundamental. No es un tema de obligar a nadie. Los padres son los que mejor conocen la información en materia de salud de su hijo y su familiar, por lo que la decisión recae en ellos”, aseguró la ministra Angulo, y señaló que los colegios deben garantizar la prestación del servicio a quienes no regresen a las aulas.

¿Qué pasa si hay un contagio en un colegio?

Si se detecta un caso positivo de covid-19 en un miembro de la comunidad educativa, se debe aislar a esa persona y realizar un cerco epidemiológico a todos con quien estuvo en contacto. Se debe considerar el cierre de la institución por 24 horas para desinfectar las instalaciones.

¿Qué pasa con personal mayor de 60 años o con comorbilidades?

Se debe priorizar el trabajo en casa de personal administrativo y docente mayor de 60 años o que presenten comorbilidades. En caso de asistir de manera presencial, se debe minimizar al máximo el contacto con otros.

¿Qué pasará con los niños dentro del colegio?

Los menores deben tener puesto todo el tiempo su tapabocas. Se les debe orientar para abstenerse de tocarse el rostro y compartir materiales y alimentos. Siempre deberán compartir con el mismo grupo, con el fin de poder controlar la cadena de contagio si hay un caso positivo.

¿Cuáles son los protocolos en el transporte escolar?

El transporte escolar tiene sus propios protocolos, como el distanciamiento de un metro, alternando el uso de sillas en zigzag, privilegiar que los niños más pequeños se ubiquen en puestos de adelante, ventilación, etc.

¿Cuál debe ser el distanciamiento físico?

El distanciamiento físico debe ser de al menos un metro en el interior de las aulas y de dos metros en otras áreas comunes como baños y pasillos. El aforo máximo dependerá de la capacidad para cumplir con esta medida.

¿Qué otras medidas se deben aplicar?

Hay varios puntos como la desinfección de los espacios, horarios escalonados de ingreso y salida de las instituciones, horarios de lavado de manos, toma de temperatura, ventilación cruzada en las aulas, entre otros. Todo esto está publicado en la resolución 1721 de 2020.

¿Cómo denunciar el incumplimiento de estas medidas?

Cualquier falta podrá comunicarse por los canales de comunicación dispuestos por la respectiva Secretaría de Educación.

SALUD MENTAL, PERJUDICADA POR EL CIERRE DE SALONES 


Las posibles afectaciones en el desarrollo psicológico y socioemocional de los niños a causa de la falta de acceso a los salones de clase es una creciente preocupación en el sector.

Así lo cree el terapeuta infantil Ricardo Casañas: “Hablamos de una etapa del desarrollo en la que el contacto con el otro es vital para desarrollar habilidades sociales. A esto sumamos que el encierro ha generado problemas de ansiedad y depresión infantil de manera alarmante. Vemos estudios como uno realizado en Francia, donde se encontró que 1 de cada 5 niños y adolescentes padeció de estrés postraumático a causa del encierro.

Sin embargo, algunos expertos afirman que, si bien la afectación ha sido significativa, el retorno a las aulas podría contrarrestar en cierta medida los problemas psicológicos.

“A todos nos hace falta la presencialidad, sin importar la edad; a los niños también. Las habilidades socioemocionales han sufrido, su desarrollo ha sido más lento, pero no es algo que no se pueda recuperar y potenciar con la presencialidad”,
señaló Paula Andrea Senior, profesora de psicología de la Universidad EAN.

UNIVERSIDADES TAMBIÉN TENDRÁN ALTERNANCIA

La reactivación de la presencialidad también se dará en la educación superior. Al igual que los colegios, las universidades deberán ser autorizadas por las secretarías de Educación para operar.

Nada más en Bogotá hay al menos 70 instituciones con el visto bueno para aplicar la alternancia. La mayoría de los centros educativos anunció que dará prioridad a laboratorios prácticos como en 2020, con la adición de algunas clases en sitio y manteniendo el componente remoto para el resto del programa académico.

El sector privado ha sido el más afectado por la pandemia. Según la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún), en 2020 hubo una disminución del 17 por ciento de la población estudiantil total y una reducción del 20 por ciento en el número de estudiantes nuevos.

REDACCIÓN EDUCACIÓN
En Twitter: @EducacionET

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido