IVA plurifásico de cervezas y gaseosas, solo para los negocios grandes

Tras la presentación de la ponencia, este lo pagarían solo bares, supermercados y otros sitios que vendan más de $2.800 millones anuales.

Ley de financiamiento

El ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, tendrá que ‘venderles’ la reforma a las plenarias de Senado y Cámara, a partir del próximo lunes. 

Archivo Portafolio

POR:
Portafolio
diciembre 13 de 2018 - 09:52 p.m.
2018-12-13

Los últimos retoques al proyecto de ley de financiamiento, antes de llegar a las plenarias, terminaron este jueves y el lunes empezará el debate definitivo en busca de su aprobación.

De hecho, su ponencia para segundo debate fue radicada este jueves, de tal modo que el 17 de diciembre sea debatida oficialmente en las plenarias de Senado y Cámara, y uno o dos días después reciba la bendición en la conciliación.

(Lea el texto de la ponencia final de la ley de financiamiento). 

Si bien los cambios frente al articulado inicial son sustanciales, los últimos ajustes hechos tuvieron pocos protagonistas. Sin duda, el principal volvió a ser la extensión del impuesto a las ventas (IVA) plurifásico a las cervezas, gaseosas y bebidas azucaradas.

El acuerdo fue concreto: los pequeños tenderos que facturen menos de $2.800 millones al año (unos $233,3 millones mensuales) no serían responsables de declarar, ni pagar IVA de ninguno de los productos que vendan, siempre y cuando se acojan al nuevo régimen simplificado (Simple), en el cual quedarían tributando todos los impuestos a su cargo.

(Colombia se endeudará para financiar parte del presupuesto 2019). 


“El régimen Simple, que es voluntario, les permitirá a los tenderos que vendan menos de $2.800 millones al año, no tener que pagar por aparte renta, IVA e Impuesto de Industria y Comercio. Además, si tienen empleados y los formalizan, pueden descontar ese pago”, dijo Óscar Darío Pérez, representante a la Cámara.

Por su parte, los tenderos que facturen más de los $2.800 millones tendrían que declarar y pagar el IVA común y corriente, incluyendo en este caso el gravamen plurifásico de cervezas y gaseosas.

De otro lado, el régimen de los restaurantes cambiará, ya que aquellos que facturen al año más de $2.800 millones podrán optar si se someten al pago de IVA o de impuesto al consumo, tal y como lo explicó el senador Richard Aguilar.

NUEVOS AJUSTES

El articulado que se comenzará a discutir a partir del lunes trae otros cambios en diferentes gravámenes. Uno de ellos es el impuesto al patrimonio, que ahora tendrá una única tarifa de 1% y será solo por tres años (no cuatro, como se preveía antes), aplicable a aquellos que superen los $5.000 millones, con corte al 31 de diciembre de este año.

“Dentro de los cálculos que se tienen habría menos gente que huya del impuesto al patrimonio, además que tenemos mucha esperanza en la normalización tributaria y en la Dian, a la cual se le darán unas facultades importantes para luchar contra la evasión y la elusión”, explicó Pérez.

Por su parte, Aguilar reiteró que las cuentas por este articulado “se mantienen en que el Estado recibiría el próximo año $7,2 billones, y un ingreso adicional dependerá mucho de la gestión que haga la Dian; yo soy positivo y veo que lucha contra la evasión y modernización será positiva”.

En cualquier caso, el recaudo tributario por la ley de financiamiento estará liderado por el impuesto de renta de personas naturales –que aportará al año $1,9 billones más–, seguido del Impoconsumo de 2%, que ahora no solo será para viviendas nuevas y usadas de más de $918 millones, sino para todo tipo de inmuebles (con algunas excepciones).

En la letra menuda, no obstante, quedaron incluidos otros cambios importantes. Los beneficios de renta exenta para actividades de economía naranja serán aplicables para menos rubros (se limitó la lista), pero ahora se extenderá de 5 a 7 años. Asimismo, para aplicar a dicho beneficio, las empresas tendrán que invertir $342,7 millones en un periodo de máximo tres años y emplear al menos tres empleados.

Ahora, con estos cambios, la ley de financiamiento tiene luz verde para ser debatida en plenarias de Senado y Cámara, lo cual se dará a partir del próximo lunes, cuando inicien los tres días de sesiones ordinarias que tendría el Congreso, durante la presente vigencia. El debate estará para alquilar balcón.

DESDE EL LUNES VOTAN LA REFORMA

A la espera de que el presidente Iván Duque le dé vía libre a la sesiones extra en el Congreso, que tendrían que comenzar el próximo lunes, las plenarias de Senado y Cámara se alistan para debatir la ley de financiamiento.

La razón de que sea necesario este decreto responde a que este domingo, 16 de diciembre, termina el actual periodo legislativo, aunque el presidente del Senado, Ernesto Macías, confirmó que solo se necesitarían tres días de sesiones extraordinarias.

En este sentido, las plenarias de la cámara baja y alta tendrán que discutir punto por punto la ponencia de segundo debate, pero también darle trámite a todas las proposiciones que reciban el aval del Ministerio de Hacienda.

Si bien esto depende de dicha cartera, algunas de estas podrían la reducción de la tarifa de renta del sector turístico y un impuesto de $50 a cada botella plástica que se venda.

Además está la posibilidad de que los vehículos eléctricos queden excluidos de pagar IVA, y que todos los insumos para el desarrollo de energías renovables también queden excluidos.

En cualquier caso, de no lograr pasar dichas proposiciones aditivas o modificatorias, desde el Congreso se aseguró que de los $7 billones que faltan por financiar del Presupuesto General de la Nación del 2019, se tendrá que analizar qué programas habría que recortar o congelar.

De otro lado, se confirmó que en el articulado de la ponencia quedó incluido un artículo que asegura que a partir del 2020, todas las personas jurídicas tendrán que detallar las otras deducciones que incluyen en sus impuestos de renta, y de allí, se podrían recaudar entre $3,5 billones y $6 billones adicionales.

Siga bajando para encontrar más contenido