‘La automatización industrial es clave para la reactivación’

Pandemia aceleró el proceso global, dicen Gustavo Zecharies, vicepresidente de Rockwell para Latinoamérica, y Andrés Villazón, director en Colombia.

Collage

Andrés Villazón, director de Rockwell en Colombia / Gustavo Zecharies, vicepresidente para Latinoamérica.

Cortesía

POR:
Portafolio
enero 12 de 2021 - 09:00 p. m.
2021-01-12

La transformación digital de la industria colombiana no solo continúa en marcha, sino que la pandemia confirmó lo que ya se sabía: que esta no es una opción, sino un proceso irreversible.

(Lea: Fedesarrollo propone hacer cuatro reformas en un solo proyecto)

Los empresarios tienen claro que en el 2020, con la emergencia generada por el coronavirus, el mundo se enfrentó a la obligación de hacer las tareas más breves para sobrevivir, mientras se aprendía sobre resiliencia, agilidad y sostenibilidad.

(Lea: Las tendencias de crecimiento retornarán en 4 o 5 años: Andi)

Es más, la posibilidad de avanzar rápidamente en la reactivación de la economía en el 2021, dependerá del nivel de automatización y transformación digital del sector productivo.

Y cómo está Colombia en este tema? Gustavo Zecharies, vicepresidente de la compañía estadounidense Rockwell para América Latina, y Andrés Villazón, su director en Colombia, aseguran que en el país existe un amplio sector manufacturero que ha tenido un desarrollo importante de automatización, pero existen muchos retos en productividad y eficiencia, lo que indica que hay camino por recorrer.

“Hay algunos sectores que han avanzado considerablemente, lo que les ha permitido crecer desde el punto de vista de sus objetivos de negocio. El alcance todavía es pequeño, lo que significa que hay un gran potencial para la implementación de la tecnología y la digitalización”, señala el director de la compañía para Colombia.

“Poco a poco, los industriales locales han empezado a tomar conciencia sobre la necesidad de iniciar procesos de transformación digital, porque necesitan mejorar su competitividad en el entorno global”, dice Zecharies.

Por su parte, Villazón sostiene que una de las barreras a nivel local radica en que todavía hay un rezago considerable en la conexión del objetivo del negocio con la capacidad que la tecnología tiene de lograr esos resultados. Sin embargo, las expectativas de automatización para el 2021 son positivas.

Las cifras indican que en el país, lo sectores líderes en transformación digital son los de alimentos y bebidas, petróleo y minería, que tienen proceso bastante digitalizados.

“La industria colombiana tiene conciencia colectiva sobre la transformación digital, y afortunadamente ya se está hablando de objetivos de negocio. Estamos en un proceso evolutivo”, afirma el director de Rockwell Colombia.

De acuerdo con los ejecutivos de esa compañía, la experiencia indica que el proceso de transformación tiene obstáculos comunes en todo el mundo, debido a que las empresas, por lo general, han diseñado planes a corto plazo que priman sobre la infraestructura y las inversiones que se requieren para ser sostenibles.

Sin embargo, todas las empresas están pensando en mejorar la productividad y su competitividad, y eso hace que quienes trabajan en las áreas de ingeniería ahora tengan que pensar más en proyectos de largo plazo.

“Si no se invierte en transformación digital, las empresas entran en obsolescencia lo que las hace imposible sobrevivir y competir. Siempre será necesario trabajar más en inversiones visionarias para pasar por encima de los obstáculos que se registran en los diferentes procesos. Toda evolución es instructiva y requiere de inversión de capital e intelectual”.

Los expertos explican que si una compañía tenía antes un producto, hoy posiblemente deba ofrecer una veintena, y eso requiere tener todo a punto e integrado: distribución, logística, entrega, y productos innovadores.

Pinzón asegura que uno de los obstáculos más comunes en Colombia es que el objetivo de la empresa no está claro desde el punto de vista del camino que se debe recorrer, y eso implica apoyarse en la tecnología.

Sobre el planteamiento de algunos empresarios, especialmente los pequeños, en el sentido de que implementar la transformación digital es demasiado costoso, Zecharies y Pinzón sostienen que la realidad es que la automatización no solo involucra tecnología, sino personas y procesos.

AVANCE ACELERADO

“Solo en 2020, en medio de la pandemia, el mundo aceleró cinco años en innovación, porque la conectividad se digitalizó de manera significativa. Esto ha mejorado la productividad debido a que cambiamos el chip, y seguramente, en el futuro combinaremos la normalidad asumida en la pandemia con las costumbres anteriores.

Hoy estamos conectados digitalmente sin transportarnos. Hay muchas innovaciones que se han llevado a cabo rápidamente y que se tenían previstas para varios años más adelante”, dicen los ejecutivos Zecharies y Pinzón.

Opinan que muchos empresarios lamentan hoy no haber avanzado en un mayor nivel de digitalización, para haber aprovechado mejor la realidad generada durante la pandemia.

“Ahora hay muchas personas trabajando desde sus casas, lo que para muchas empresas eso no era una opción a corto o incluso a mediano plazo, pero se convirtió en una realidad debido a la pandemia”, dice el vicepresidente de Rockwell para América Latina.

“La industria entendió que con la llegada del coronavirus era indispensable mantener su operación, cómo atender la demanda y permanecer en el mercado bajo las condiciones de cuarentena de los consumidores”.

Aunque el futuro inmediato de la automatización parezca complejo por la crisis empresarial, las expectativas positivas de reactivación económica hacen pensar que la transformación digital será el epicentro de la esperada nueva normalidad industrial.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido