La biodiversidad, el atractivo turístico local para competir

Los expertos coinciden en que es posible que esta actividad económica supere al petróleo como emisor de divisas, a corto plazo.

Biodiversidad

Con la firma de la paz, numerosas regiones emergen como destinos turísticos con potencial.

Carlos Capella.

POR:
Portafolio
septiembre 26 de 2018 - 11:42 p.m.
2018-09-26

Ahora más que nunca se ha hecho evidente el interés de las autoridades por promover el turismo como una actividad económica prioritaria en el país, a tal grado de que se convierta en ‘el nuevo petróleo’.

A esta iniciativa se suman los buenos resultados que ha mostrado dicha industria durante los últimos diez años, dado que, por ejemplo, del 2010 al 2017, el crecimiento en el número de visitantes extranjeros aumentó en 150%.

(Lea: Bogotá se sigue consolidando como destino turístico en la región

Así mismo, al cierre del año pasado, se registró que a razón del turismo el país tuvo ingresos por US$5.788 millones y este sector se posicionó como el segundo productor de divisas del país, de acuerdo con cifras del Banco de la República.

No obstante, las agremiaciones coinciden en que esta industria aún es muy pequeña a nivel mundial, pues el porcentaje del turismo extranjero que actualmente captura Colombia es menor al 1%, según dijo Juan Pablo Franky, viceministro de Comercio, Industria y Turismo, hace unas semanas.

(Lea: Más inversión en infraestructura, el foco de la estrategia turística

Frente a esta situación, la conclusión generalizada es que el turismo en Colombia tiene todo el potencial para ser explotado, pero se deben diseñar planes con miras a largo plazo, los cuales, además, deben tener la sostenibilidad como prioridad.

“En Colombia el turismo se ha dado de manera muy desorganizada, si bien tenemos unos recursos maravillosos, la falta de planificación les resta competitividad a los destinos frente a la oferta mundial. Lo que hay que hacer ahora es decidir cuáles son los nichos de mercado que queremos atraer y cuál es el producto que vamos a desarrollar para atenderlos”, señaló Gustavo Toro, presidente de Cotelco, en diálogo con Portafolio.

(Lea: ‘El panorama turístico es positivo, pero aún somos muy pequeños’

No obstante, también indicó que la etapa de posconflicto por la que atraviesa el país ha llegado como una oportunidad inigualable para remediar dicha desorganización y convertir a Colombia el destino turístico más atractivo de Suramérica.

“Muchos destinos se han ido integrando a la oferta, lo que significa que somos un país por descubrir. Esta es una oportunidad para hacer las cosas bien”, agregó el presidente del gremio hotelero.

Un primer paso para recorrer este camino, de acuerdo con él y con Paula Cortés Calle, presidenta de Anato, es el de integrar las actividades de los destinos dentro de productos específicos que se puedan ofrecer al público, para que la gente no deje de disfrutar los atractivos que tiene en un solo lugar, por falta de información.

“Los senderos y la señalización son parte fundamental de este crecimiento, así como la capacitación de más guías para que se certifiquen y que sean bilingües. Ellos deben desarrollar las habilidades para atender a un turismo de alto nivel que es el que estamos buscando. Por supuesto que este es un proceso largo pero somos optimistas, entre muchas cosas, porque los resultados se están viendo, y si continuamos por este camino, trabajando entre el sector público y el privado, seguro vamos a lograr que esta economía no extractivista sea la líder en la productividad del país”, indicó Cortés Calle.

Para la directiva gremial, la orientación que está teniendo el sector turístico en Colombia para ofrecer experiencias a los visitantes, más allá de solo mostrar los sitios de interés turístico, es un gran avance. Esto, dado a que las tendencias de consumo internacional están encaminadas cada vez más hacia la aventura y el contacto con las culturas locales.

De este modo, Cortés también considera que la biodiversidad que posee el territorio nacional es una ventaja a priori, que permite atraer a un diverso número de nichos de mercado, pues en Colombia se puede atender tanto a los avistadores de aves, como a quienes buscan destinos de sol y playa. “La riqueza de los destinos ya la tenemos y todos lo sabemos, ahora el reto es hacer más inversión en infraestructura para poder atraer a todos los turistas en los distintos destinos, independientemente de sus preferencias”, aseveró.

Por su parte, Felipe Jaramillo, expresidente de Procolombia, considera que el futuro del turismo está en la conectividad, por lo que tanto las aerolíneas como los hoteles y los destinos deben poner más atención en este sentido, “lo que las personas quieren ahora es compartir sus experiencias en tiempo real, y nosotros tenemos que permitirles eso”.

En cuanto a la hotelería, tanto el viceministro Franky como Toro coinciden en que el reto más significativo está en combatir la alta estacionalidad que existe en las regiones, dado que estas empresas, que en su mayoría son de tipo familiar, necesitan hacer innovaciones para volverse más competitivas, pero la mayoría de las veces no cuentan con el presupuesto para hacerlo porque durante gran parte del año su ocupación es mínima.

Sin embargo, al atraer nuevos nichos de mercado –cuyos itinerarios de viaje no dependen del calendario escolar y por tanto pueden movilizarse durante la temporada baja como es el caso del turismo de la tercera edad– se podría solucionar este fenómeno y fortalecer al sector.

Finalmente, Toro concluyó que se debe buscar alinear, de manera más efectiva, la comunicación entre las autoridades centrales y las territoriales, dado que “los planes sectoriales de turismo muchas veces no surten el efecto esperado porque cada organismo tiene un énfasis diferente, esto es algo que merece atención porque finalmente es en los municipios donde se desarrolla el turismo”.

Siga bajando para encontrar más contenido