Economía

La ‘bola de cristal’ del FMI para el futuro económico del país

Un desempleo superior al 10% y el PIB per cápita en niveles inferiores a los US$7.000 son algunos de los factores que definen la ‘foto’ hasta el 2026.

Comercio coronavirus

Impulsar el consumo y mejorar el empleo, claves para los objetivos económicos.

César Melgarejo / CEET

POR:
Portafolio
abril 09 de 2021 - 07:00 p. m.
2021-04-09

La crisis desatada por la pandemia del coronavirus puso a la economía nacional en una posición muy comprometida en 2020 y, aunque se espera un repunte importante ya desde este año, falta por ver qué impacto tengan a futuro los fuertes golpes del ejercicio anterior y qué tan grande será el ‘peso’ que cargan las cuentas del país.

(Lea. Colombia, en el grupo ‘lento’ de la recuperación mundial)

Para ello, el Fondo Monetario Internacional (FMI) actualizó su ‘foto’ en el futuro cercano para la economía de Colombia, con sus perspectivas hasta el próximo 2026, y aunque de forma general se muestra la evolución positiva que tendrá el país en sus próximos años, también quedan patentes las dificultades que se verán en varios indicadores.

(Lea: Lluvia de impuestos globales, una oportunidad para Colombia)

Uno de los que se muestras un mejor dinamismo es precisamente uno de los que más se siguen, como es el crecimiento del PIB. En este rubro, al tiempo que se espera que Colombia crezca 5,1% este año, especialmente como rebote frente a la fuerte caída de 2020 de 6,8%, el país lograría mantener un dinamismo mayor al de antes de la pandemia, que en 2019 fue de 3,5%.

(Lea: FMI revisa al alza previsión de PIB del país hasta el 5,1%)

Así, el PIB de Colombia avanzaría entre 3,6% y 4% hasta el próximo 2026. Algo menos positivo es lo referente al tamaño de la economía, pues el país logrará volver a su nivel prepandemia en el 2023.

El PIB cerraría el año en US$295.610 millones, una cifra que exceptuando el dato de 2020, no se veía desde el 2016, cuando según las cifras del FMI el PIB era de US$282.720 millones.

Esta cifra crecerá desde este año para llegar a registrar casi US$400.000 millones en el 2026.

Relacionado con este indicador está otro incluso más preocupante, como es el PIB per cápita, el cual muestra de una forma más clara el fuerte impacto de la pandemia en el bolsillo de cada colombiano. Según el FMI, frente a los US$6.420 que se registraban antes de la pandemia, ese dato bajó hasta US$5.340 en 2020, y lograría superar el dato previo a la crisis al cierre del próximo 2024.

Dos años más tarde se ubicaría en US$7.440, que si bien es un repunte importante frente a 2020, sigue estando muy por debajo del de otros países del mundo, e incluso de la región, como es el caso de Chile o Argentina, que para dentro de cinco años lograrían sumar un PIB per cápita de US$19.290 y US$10.580 de manera respectiva. Por poner otro ejemplo, en ese entonces la cifra de Estados Unidos llegaría a US$80.960.

OTROS DATOS

El FMI también hace énfasis en otros datos de alta importancia para la población, y uno de ellos es el desempleo, el cual tampoco deja buenas noticias. Mientras que para el cierre de 2021 este dato estaría en torno al 12,8%, que se podría considerar un nivel positivo teniendo en cuenta que el año pasado terminó con una tasa del 15,9%.

No obstante, mirando hacia delante, la situación no mejorará tanto, pues se mantendría en 11,6% en el 2023, y en 10,5% en 2026, una cifra que sigue siendo muy elevada.

La deuda pública también es otra de las principales preocupaciones hoy en día de expertos y calificadoras de riesgo, y cabe decir que si bien seguirá bajando, se mantendrá por encima de los niveles prepandemia, que al cierre de 2019 eran de 52,3% del PIB.

De esta forma, este año bajaría hasta el 64,2% respecto a la economía, mientras que dentro de cinco estaría en 57,2%.

Frente a esto, José Ignacio López, director de investigaciones económicas de Corficolombiana, apunta que “lo que se espera para Colombia hacia delante es que crezca por encima del potencial, que estaría en 3,5%, al menos este y el próximo año, mientras que después deberíamos ir convergiendo a esa tasa”.

Y además apunta que “la pregunta es si la crisis afectará al crecimiento potencial, por lo que para lograr esas cifras será clave que se recuperen los trabajos perdidos por la pandemia y se hagan las reformas necesarias para poner las finanzas públicas en orden”.

Pero estas no son las únicas recetas pendientes del país para poder cumplir los objetivos de la economía a futuro. Como indica Carolina Monzón, Jefe de Análisis Económico de Banco Itaú Colombia, “Si bien en el corto plazo el país tiene como reto afrontar la recuperación en medio de la pandemia, en el mediano y largo plazo es relevante continuar trabajando para lograr mejores niveles de productividad, que podrían ser impulsados por el trabajo en casa, los avances en transaccionalidad y el comercio electrónico, entre otros”.

Asimismo, Monzón apunta que “la inflación podría retornar a niveles cercanos a la meta del 3%, establecida por el Banco de la República, y también esperamos que la tasa de intervención vuelva a niveles incluso por encima del 4%”.

Con esto, como señala la experta, el mercado laboral anotaría correcciones graduales en la tasa de desempleo y esta seguiría en los dos dígitos, mientras que “el escenario fiscal continuará siendo retador en la medida que el ajuste bajista en la deuda requerirá de grandes esfuerzos no solo en el ámbito tributario sino también de gasto, con la prioridad de mantener el grado de inversión”.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido