La coyuntura, un terreno abonado para las droguerías

Un estudio de Nielsen muestra que este modelo es atractivo para el consumidor precavido y cuidadoso de su salud.

Droguerías

Los consumidores ya identifican las droguerías como un establecimiento en el que pueden encontrar más que medicinas.

Archivo

POR:
Portafolio
abril 23 de 2020 - 10:00 p. m.
2020-04-23

La pandemia y los días de prevención, cuidado personal y bajo contacto social que acompañarán a las personas en adelante, configuran una oportunidad para que las droguerías ganen mercado y se fortalezcan como canal. Así lo concluye un estudio de Nielsen que ha hecho seguimiento a este sector durante la cuarentena.

(Lea: Se disparó la demanda de tapabocas y empiezan a escasear en Bogotá)

Y, en la medida en que el aislamiento deje de ser la única opción contra el virus, puede ser más ganador. En China, la firma analizó la situación luego de que esa fase de prevención y quedó demostrado el interés de los consumidores por acceder a productos para su salud y su bienestar más allá de los medicamentos, por lo que las droguerías han sido un destino para cumplir ese objetivo.

(Lea: Falsificación de medicamentos, mal que azota a Colombia)

Las de autoservicio que ofrecen hasta alimentos pueden ser una solución para un consumidor precavido, que evita aglomeraciones y que quiere tener el menor contacto o interacción física con quienes atienden en el punto de venta.

El crecimiento de las droguerías como canal emergente ya había sido identificado por Nielsen como una tendencia.

El año pasado logró unos crecimientos del 6,4% en valor frente a una tienda tradicional que decreció y a un supermercado de cadena que logró mantenerse muy estable, explicó Paola López, industry expert de la firma especializada.

Este es un modelo de comercio con el 52% de penetración y allí los hogares gastan más o menos $7.500 por acto de compra (cada vez que van), aunque la frecuencia es muy espaciada y se estima en cada tres meses. Esto permite concluir que la visita para reposición de productos es baja y es uno de los retos.

Con la aparición de la covid-19 y la cuarentena, Nielsen encontró las oportunidades que han hallado las droguerías. Hizo encuestas a consumidores y establecimientos para identificar el desempeño de las ventas.

Del 24 de marzo al primero de abril, el 6% de los hogares consultados dijo que compró en estos lugares. Para Nielsen es un buen porcentaje, más cuando el foco de atención en ese momento era el abastecimiento urgente por la expectativa que generó el inicio del confinamiento.

Cuando preguntó cómo había sido la experiencia en el establecimiento, únicamente un 34% dijo que había sido buena, un 24% afirmó que había sido igual que siempre, pero sí llamó la atención que un 42% había señalado que la experiencia no fue favorable porque no había disponibilidad de productos o porque los precios habían aumentado.

Esto, como en los supermercados, por la alta demanda que empezó a notarse en algunas líneas.

Para la semana 12 que fue la semana entre el 16 y el 22 de marzo, que fue prácticamente la semana previa a entrar a cuarentena en Colombia, se notó que todas las canastas empezaron a tener crecimientos significativos. Hubo una droguería de autoservicio que creció a ritmos del 45% frente al año pasado porque sobresalió la demanda de diferentes canastas.

Por ejemplo, toda la parte de mantenerse limpios (stay clean) creció a ritmos de 120%. Aquí se destaca jabón de tocador y pañitos húmedos que son categorías muy afines a la limpieza y a la prevención del virus.

Igualmente, hubo más interés en medicamentos como antigripales y vitaminas, un consumidor que se estaba preparando por si le pasaba algo.

También empezó a notarse un buen crecimiento en lo que Nielsen llama las categorías del remplazo del hogar que se concentra en aseo (bolsas para la basura, y los detergentes para loza), a ritmos del 83%. Lo mismo se notó en el caso de los alimentos y los snacks.

Y en la semana 13, del 23 al 29 de marzo, cuando ya todos los hogares del país estaban prácticamente confinados, hubo muchas categorías que mostraron decrecimiento muy fuerte porque no había tantos viajes de compra.

Entonces se notaron menores compras, por ejemplo, de condones y bebidas no alcohólicas. En el caso de las droguerías tradicionales de barrio, Nielsen hizo otra consulta del 23 al 30 de marzo y también reportan altas ventas.

En las ventas de comercio electrónico también se notó un aumento. En marzo, las visitas crecieron frente a febrero a ritmos del 38,2%. Así, en el primer trimestre de este año alcanzó 5’544.000 visitas, en igual periodo del año pasado fueron 5’392.000 del año pasado.

Pasada esta fase en la prevención de la pandemia, el reto para las droguerías es capitalizar sus ventajas para responder a las expectativas de un consumidor precavido y cuidadoso de su salud.

OTRAS MEDICIONES SOBRE CONSUMO

Tanto Raddar como Fenalco presentaron ayer distintos análisis sobre el comportamiento del consumidor en estos días de aislamiento.

La firma especializada en medir el gasto de los hogares dijo que al final de la cuarentena el gasto por hogar se contraiga 5% frente al comienzo de este proceso. En la salida, luego de la cuarentena, pronosticó, la dinámica será moderada, por gastos limitados como los del cine y los viajes.

De otro lado, cumplido el mes de confinamiento, la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, hizo un estudio para identificar los productos más y menos demandados por los colombianos.

Los productos de aseo son los más vendidos, según el reporte. Encabezan los jabones de ropa y manos, el papel higiénico y los medicamentos OTC (sin fórmula médica).

Luego siguen la leche, las verduras, el hipoclorito de sodio, el café, los paños abrasivos y las esponjillas, el maíz pira y el gel antibacterial.

La siguiente es la lista de los productos de menor desempeño: cuchillas, chicles, tintes, rinses, lociones, bloqueadores y bebidas alcohólicas.

Fenalco también dijo a conocer una encuesta a hogares de la agencia internacional de medios digitales DDB para Colombia sobre lo que más les preocupa a las personas de la situación actual en medio del confinamiento obligatorio.

El primer lugar lo tiene es llegar a infectarse o que esto pase con alguno de sus familiares (71%). Por su parte, 53% piensa que el temor más grande es frente al futuro laboral. Además un 27% de los consultados está muy preocupado porque no ha podido hacer plenamente actividad física

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido