La crisis social le cambió la ‘cara’ a la reforma tributaria

En 8 de 26 artículos nuevos, el proyecto del Gobierno incluye medidas de corte popular y diseñadas para beneficiar a sectores que promueven el paro.

Reforma tributaria

El presidente Iván Duque junto con ponentes de la reforma tributaria y funcionarios, presentó las novedades incluidas en la reforma tributaria.

Presidencia

POR:
Portafolio
noviembre 26 de 2019 - 10:37 p.m.
2019-11-26

Los cambios con los que llega a primer debate la reforma tributaria fueron más grandes de lo que el mercado y los analistas proyectaban.

La ponencia, radicada este martes, trae 45 artículos ajustados y 26 nuevos, aun cuando apenas hace 10 días el presidente Iván Duque pedía que la iniciativa se aprobara tal y como se presentó.

(Siga EN VIVO los Premios Portafolio 25 años aquí)

No obstante, la coyuntura del paro nacional que se vive en el país habría cambiado la agenda del Gobierno y el Congreso. Así lo cree Luis Carlos Reyes, director del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana, que añadió que “la reforma es una parte del paquete criticado del Presidente y esto, sin dudas, es una reacción a la reivindicaciones del paro, a través de medidas que ofrece al estilo de premios de consolación y no de reconsideraciones serias de la reforma”.

Las principales novedades que trae el articulado son cuatro: devolverles el IVA a los hogares más vulnerables, no cobrar este impuesto durante tres días al año, generar más empleo juvenil y reducir gradualmente los aportes a salud de los pensionados.

Según Reyes, “estas son concesiones bien pequeñas para seguir justificando $9 billones en recortes tributarios a las empresas y personas de más altos recursos del país”, sumado a que, en su concepto, los días sin IVA generarían un ‘enredo’ tributario para el país.

(Comité Nacional de Paro convoca a nuevas protestas mañana). 


En parte coincidió Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, que añadió que “los estudios disponibles sobre el efecto de días sin IVA muestran un impacto más bien limitado y mucho de sustitución de compras hacia los días con exenciones”.

De acuerdo con la ponencia, esta medida aplicaría para vestuario y calzado, electrodomésticos, elementos deportivos, útiles escolares y juguetes. En cada grupo, no obstante, habría un techo de aplicabilidad por cada unidad comprada.

IVA Y PENSIONADOS 


En segundo lugar, la reforma tributaria incluiría un mecanismo para que a los hogares más vulnerables del país (unos 2 millones) les devuelvan el IVA pagado por los productos que compren.

La iniciativa es de la representante de la Alianza Verde, Catalina Ortiz, que explicó que “la idea es que se hagan a través de Sisbén, es decir, calculando lo que cada hogar se gasta en IVA. Aplicaría para los hogares que estén en el decil 1 y 2 (según ingresos) de la población, que al mes gasta entre $15.000 y $20.000, y eso sería lo que se le compensa. En este caso, el ingreso se mide a través de encuestas, que se están afinando con el Sisbén IV”.

De acuerdo con una persona que conoce del tema, la iniciativa arrancaría en el 2021 y los recursos se girarían a través de los programas sociales que ya existen, como Familias en Acción. Además, tendría un costo anual de $2,2 billones, “los cuales saldrían de un mayor recaudo por la factura electrónica y de un menor descuento de IVA a las personas jurídicas, aunque esto sigue en estudio”.

Las transferencias –de acuerdo con la ponencia– se haría bimestralmente y será tarea del Ministerio de Hacienda y Planeación Nacional fijar la metodología de focalización de los beneficiarios y la forma en que operaría el mecanismo. Según el presidente Duque, “este es un avance transformacional, porque nos permite darle ese apoyo económico a las familias más vulnerables y mejorar sus condiciones de vida”.

En este mismo estilo se encuentra otro artículo de la reforma tributaria, que, tras varios años de discutirse, le daría luz verde a que los pensionados de un salario mínimo paguen menos por su cotización de salud. Actualmente, se les retiene el 12% de sus mesadas, cifra que entre el 2020 y el 2021 bajaría al 8%, y a partir del 2022 llegaría hasta el 4%.

(Receso en diálogo entre líderes del paro y Gobierno). 

Las cuentas del Minhacienda señalan que el primer bajonazo le implicaría al Estado asumir un costo fiscal de unos $400.000 millones, en tanto que la rebaja hasta el 4% supondría que la Nación pague $900.000 millones cada año por asumir este porcentaje adicional.

Además, como cada año hay más pensionados y va aumentando el salario mínimo, el Gobierno calcula que anualmente esta renta le aumentaría aproximadamente en $100.000 millones. No es gratuito que el director de Fedesarrollo afirmara que esta medida “ha sido reclamada hace mucho tiempo”, pero “tiene un costo fiscal que puede ser importante”.

Y fue más allá al plantear que si el país tiene un espacio adicional para gastar en este frente, “el foco debería estar en el 75% de los adultos mayores que hoy no tienen acceso a una pensión contributiva, por ejemplo aumentando sustancialmente la cobertura de los más vulnerables a través del programa Colombia Mayor”.

Es importante señalar que estas novedades sociales están consignadas en 8 de los 136 artículos que trae la ponencia para primer debate de la tributaria, que hoy mismo comenzaría a debatirse en el Congreso.

En el texto también se incluye, entre otras, la creación de una comisión que estudie los beneficios tributarios que hay en el país y su pertinencia, el fortalecimiento de la Defensoría del Contribuyente, cambios en la distribución del recaudo del impuesto a los cigarrillos (una parte iría para el Distrito de Bogotá) y la ampliación por un año más de la amnistía tributaria.

A pesar de los cambios sociales que se incluyeron en el texto, este miércoles el país volverá a paro nacional. 

Siga bajando para encontrar más contenido