La inversión europea gira la mirada hacia América Latina

Con la apertura de su sede regional en Bogotá, el BEI elogia el atractivo de los negocios en países como Colombia.

Werner Hoyer, presidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI)

Para Werner Hoyer, presidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), Colombia es uno de los países más atractivos.

Archivo particular

POR:
Portafolio
julio 22 de 2019 - 10:35 p.m.
2019-07-22

El 2018 fue un año récord para el Banco Europeo de Inversiones (BEI) en Latinoamérica, al financiar 15 operaciones por 639 millones de euros y esa tendencia no va a frenarse.
Para Werner Hoyer, presidente de la institución, la región está en un gran momento para hacer negocios. Sin embargo afirma que, aunque las oportunidades existen, deben traducirse en proyectos concretos.

(Banco Europeo de Inversiones tendría sede en Bogotá). 

¿Por qué decidieron abrir la oficina en Colombia?

En mi reunión anterior con el presidente Iván Duque tratamos ese tema. Nosotros somos un banco muy centralizado, tenemos muy pocas oficinas fuera de Luxemburgo, pero por la importancia que tiene Latinoamérica, sabíamos que necesitábamos tener representación aquí. Elegimos Colombia por su desarrollo económico, así como por los vínculos tan cercanos que hemos creado, y lo vimos como la mejor opción.

¿Qué buscan con la apertura de la oficina?

La UE es muy activa en todo el mundo en cooperación y desarrollo, y Colombia es especialmente relevante en inversión. Pero a pesar de ser uno de los que más contribuye, no somos tan visibles como bloque, por lo que uno de los objetivos será incrementar esa visibilidad.

¿Vienen nuevos proyectos para Latinoamérica?

Somos una institución guiada por la demanda, no por cuotas de inversión. Tenemos que ver buenos proyectos, que sean viables y sostenibles, y que se ajusten a los objetivos de la UE, que en la actualidad tiene prioridades como innovación, cohesión, energías renovables, eficiencia y, en particular, el clima. De hecho, el 21% de nuestros préstamos van a la mitigación del cambio climático y la idea es aumentarlo al 50%. Hay gran potencial en proyectos relacionados.

¿Qué tan fácil es hacer negocios en la región?

Se ha avanzado mucho y ahora se escucha la música de los negocios en el aire de Latinoamérica, se tiene un gran ambiente, pero esto tiene que aterrizarse en propuestas que sean concretas, sanas, viables y en las que demos valor agregado. Tenemos muchas oportunidades de inversión, pero deben estar alineados con los requisitos de la UE.

¿Cómo puede lograrse un paso más en la relación de la UE y Latinoamérica?

Hacia delante va a ser mucho más importante no solo en temas bilaterales, sino por los cambios en la configuración global. Si no queremos quedarnos atrapados entre China, EE. UU. o Rusia, la UE tiene que unirse y completar su mercado, y por supuesto saber quienes son nuestros aliados. Y Latinoamérica es el principal aliado de Europa.

¿Cómo ve la integración de Latinoamérica?

La integración va a ser algo clave. Yo creo en la integración, en general, en crear bloques más grandes y en el multilateralismo, el cual está en riesgo. Tenemos una oferta muy interesante para hacer en la región en este sentido.

¿Cómo pueden ayudar a reducir las brechas?

Necesidades de inversión en infraestructura hay en todas partes, y hay que tener claro que nunca se van a poder atender todas con el dinero de los contribuyentes. Esto solo es posible si traemos al sector privado, y ahí nosotros cumplimos un papel muy importante: además de aportar financiación, damos un gran apoyo en términos de ingeniería, lo que genera credibilidad para vincular a las empresas e incentivarlas para que inviertan más.

¿Cree que el sector privado hace lo suficiente?

Más allá de eso, el sector privado también necesita los instrumentos necesarios, un marco en el que puedan invertir con transparencia, responsabilidad y trazabilidad, y es algo en lo que todavía se está trabajando en Latinoamérica.

¿Cómo van a competir con la Ruta de la Seda en Latinoamérica?

Hay áreas generales en las que podríamos ser complementarios, pero ellos, de forma intencionada o accidental están tratando de sacarnos, porque tienen objetivos estratégicos que van más allá de la dimensión económica. Por eso, creo que deberíamos incrementar la competencia y mostrar los beneficios de tener una inversión europea.

Además, tengo sentimientos encontrados sobre cómo China hace negocios; algunos están en estado de euforia porque se piensa que con este dinero todo es posible. Tenemos que tener cuidado, estar con los ojos abiertos y no podemos ser ilusos, aunque tampoco podemos estar con miedo.

¿Cómo va el proceso para ayudar con la migración desde Venezuela?

Tengo que decir que la UE y Colombia están fuertemente alienados en temas de inmigración y paz. Europa también fue afectada por las olas de inmigración, tuvimos que lidiar con ello y, por eso, desarrollamos mucha experiencia. En el 2015, la UE nos pidió que desarrolláramos ideas para fortalecer la resiliencia económica de los países que recibían migrantes, y establecimos un programa para solucionar esos retos.

Tengo un gran respeto por la generosidad de los colombianos, pero es un país muy grande, no solo por área sino por población, y tiene más de un millón de migrantes. Tenemos una reunión con Bancoldex y hay listos 150 millones de euros para ayudar en la forma en que se reciben los migrantes, dar ayuda para las zonas afectadas y apoyar a las pymes que se están creando, para que se mantengan. Estamos listos para contribuir y ya estamos trabajando en ello.

¿Cuáles son las prioridades para Colombia?

Tenemos que ser modestos y útiles, estamos para ayudar como podamos. Pero hay muchas oportunidades para los próximos años; como dije, estamos impulsados por la demanda, por lo que si hay buenos proyectos, estoy seguro que haremos muchas cosas a largo plazo.

La UE está disponible para hacer subvenciones para el desarrollo de medidas y políticas, y también se puede contar con nosotros para proyectos ambiciosos, en los que podemos combinar préstamos y servicios. Para nosotros el área de consultoría es fundamental, y creo que en Colombia este va a ser muy importante en el futuro.

¿Cómo va a sentir el BEI la salida de Reino Unido?

Va a ser un golpe, el Brexit es terrible y para nosotros también, pues Reino Unido tiene el 16% de las acciones del banco. Sin embargo, los 27 miembros restantes llegaron al acuerdo de compensar, por lo que los clientes pueden estar seguros que ese dinero no faltará.

Rubén López Pérez

Siga bajando para encontrar más contenido